Buenos Aires, 25/11/2020, edición Nº 2933
Conecte con nosotros

Sociedad

Más de 800 personas que vivían en la calle hacen la cuarentena en los ocho nuevos Centros de Inclusión de la Ciudad

Desde la Defensoría del Pueblo porteña advierten que todavía hay gente durmiendo a la intemperie.

Publicado

el

(CABA) El aislamiento social preventivo y obligatorio para evitar la propagación del coronavirus ya cumplió 40 días en la Argentina. Pero, para quienes viven en la calle, sigue resultando imposible de poner en práctica por sus propios medios. Es por eso que la Ciudad de Buenos Aires hace un mes sumó ocho nuevos Centros de Inclusión y amplió el horario de los que ya existían, que ahora funcionan durante todo el día. Así, más de 800 personas encontraron techo, comida y agua caliente.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Por el aumento de la violencia de género, lanzan líneas de emergencia en Whatsapp

Estos nuevos centros fueron habilitados en menos de diez días por el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad ante la pandemia de Covid-19. De esa manera se sumaron 960 plazas a las 2.099 existentes de los 32 centros que funcionan regularmente en territorio porteño. Además de cama, ducha caliente y las cuatro comidas, en estos espacios también se proveen servicios de contención emocional y se disfrutan actividades recreativas.

Los nuevos Centros de Aislamiento habilitados en este escenario son Parque Chacabuco I y II, Parque Avellaneda, Parque Sarmiento en el barrio de Saavedra, el Polideportivo Martín Fierro en San Cristóbal, el polideportivo Pereyra en Barracas, Parque Roca I y II en el Parque Olímpico de Villa Soldati, y dos centros exclusivos para personas mayores de 60 años en situación de calle: Uspallata I y II, en Barracas, y Venialvo, en Boedo. La ocupación actual de estos nuevos paradores es de 835 personas. El marco oficial es el programa Buenos Aires Presente (BAP).

“El objetivo principal es que no haya personas en situación de calle durante la cuarentena por el coronavirus y por eso decidimos incorporar estos centros en tiempo récord. Estamos redoblando nuestros esfuerzos para que todas las personas tengan un lugar donde quedarse, poder dormir, comer y estar más protegidas”, explica la ministra María Migliore.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Santilli: “En estos tiempos, el cuidado mutuo fortalece la estructura social”

Claudina es psicóloga y trabaja en el Centro de Inclusión Chacabuco II, ubicado en el corazón del Parque Chacabuco. Dice que la gente “de a poco se va abriendo y nos comparte su historia”. “Algunos de los chicos se acercan porque necesitan hablar. A otros los tenemos que ir a buscar nosotros, preguntarles cómo están e ir hablando”, cuenta.

Ese espacio recibe grupos familiares completos, por lo que hay mujeres, niñas, niños y hombres. En ese escenario, las actividades recreativas son clave: hay deportes, juegos de mesa, charlas en familia y talleres de técnicas de papel y de clown. En otros paradores, la oferta es más diversa: hay talleres artísticos como el de dibujo o el de escritura y lectura, pero también otro de prevención de adicciones, uno de percusión y otro de cumbia y rap, entre otras opciones.

Según Clarín, en la Defensoría del Pueblo porteña también trabajaron en esa dirección: sus miembros recorrieron paradores del sur para relevar los predios y establecer acuerdos con sus directivos a fin de adaptar polideportivos a su nueva misión de alojar a personas en situación de calle.

Voy seguido a los paradores y tengo que reconocer que al día de hoy están bien. De todas formas, hay que seguir trabajando porque sigue habiendo gente viviendo en la calle y ni siquiera tenemos la posibilidad de hacer un relevamiento ahora, en cuarentena”, remarca Alejandro Amor, defensor del Pueblo de la Ciudad. Y agrega: “De todas formas, hacemos recorridas seguido. Hace poco estuve en el Hospital Fernández porque había un número importante de personas en situación de calle y llamamos a la asistencia del BAP, que los llevó a uno de los polideportivos”.

El legislador porteño Juan Manuel Valdés (FdT) presentó un proyecto de ley en las últimas semanas en las que propone, entre otras cosas, un uso especial para los inmuebles de dominio privado del Estado porteño que estén desocupados y cuyo uso principal sea “habitacional” en los términos del Registro Único de Bienes Inmuebles: que sean utilizados para alojar a personas en situación de vulnerabilidad.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Los policías de la Ciudad podrán chequear con sus celulares en qué lugares fue controlado un automovilista

“Nos parece bien que se hayan abierto nuevos paradores, pero creemos que todavía no alcanza -señala Valdés-. Hacen falta más, para que la gente no esté tan aglomerada, y que se subsidie a los clubes de barrio para que sus instalaciones también puedan usarse como paradores”.

Según las últimas cifras de la Dirección General de Estadísticas del Gobierno porteño, hay 1.146 personas en situación de calle. Sin embargo, los resultados más recientes del Censo Popular de Personas en Situación de Calle arrojan 7.251. Ese relevamiento es elaborado por la Presidencia de la Auditoría General de la Ciudad, el Ministerio Público de la Defensa porteño y organizaciones sociales. NR

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: RE-2019-73344925-APN-DNDA#MJ


contador de visitas gratis