Buenos Aires, 15/07/2019, edición Nº 2434
Conecte con nosotros

Política

El Gobierno comprará pistolas Taser pero Larreta no está convencido de implementarlas

Bullrich consiguió el aval de Macri en el inicio del año electoral, pero la Ciudad quiere evitar polémicas.

Publicado

el

(CABA) En un año electoral, el Gobierno quiere poner sobre la mesa de discusión la lucha contra la inseguridad. Y en el arranque de 2019 decidió a avanzar en un tema que generó controversia en el pasado: el uso de las pistolas Taser.

Según confirmaron altas fuentes oficiales, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ya trabaja en la implementación de las Taser. “En una primera instancia, se utilizarán en aeropuertos y en los trenes. La idea es hacerlo en lugares de aglomeración donde sólo se puede recurrir al uso de las armas letales en última instancia”, explicaron a Clarín. Pero no descartan que en el futuro, si se obtienen buenos resultados, se utilicen en otros espacios públicos. «Paso a paso», deslizan.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
“Verano en la Ciudad” llega con propuestas gratuitas para todos los gustos

La decisión, luego de meses de estudio, cuenta con el aval de Macri, que ya había planteado como jefe de Gobierno porteño su intención de poner este tipo de armas para la Policía Metropolitana, lo que generó duros cuestionamientos del por entonces gobierno de Cristina Kirchner y de organismos de Derechos Humanos. Argumentaban que esa arma no letal podía utilizarse para torturar, por el efecto de las descargas eléctricas.

La disputa se judicializó durante varios años, hasta que en 2016 la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ya con Macri como Presidente, dejó firme un fallo que avalaba la implementación de las denominadas “Taser X 26”.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Mar del Plata: no hay controles de alcoholemia, de tránsito, ni cámaras

Envalentonada por los altos niveles de imagen positiva y de gestión que cosechó durante 2018, y tras superar las críticas por la implementación del protocolo de uso de armas de fuego que redactó para las fuerzas federales, Bullrich ahora se apresta a generar un «cambio de paradigma» respecto a este tipo de armas. Cree que puede demostrar, al igual que con otras iniciativas que propuso en su área, que es una herramienta válida para disuadir focos de violencia y conflicto en lugares de alta concurrencia.

Luego de la experiencia con el caso del policía Luis Chocobar, en el que inicialmente la Justicia lo procesó por haber matado a un delincuente que escapaba luego de asaltar y acuchillar a un turista; el Gobierno quiere evitarse cuestionamientos de los jueces hacia los efectivos que usen las Taser. Por eso ningún efectivo usará una Taser al mismo tiempo que un arma de fuego. “¿Qué pasa si un juez le dice a un efectivo ‘¿por qué utilizó el arma de fuego y no la Taser?’ Mientras los jueces no se adecuen y sigan responsabilizando de todo a los policías, preferimos que quienes usen las Taser no lleven armas de fuego«, fue el planteo que se hizo puertas adentro del Gobierno cuando se comenzó a estudiar la posibilidad.

Cuidadoso de no caldear el clima político en la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta por el momento no está convencido de avanzar con la implementación de las Taser.

No tenemos una decisión tomada aún. Estamos evaluando los diferentes escenarios”, respondieron cerca del jefe de Gobierno porteño, ante la consulta de Clarín. En la Ciudad de Buenos Aires, no es un debate nuevo y aunque ahora tiene luz verde del Alto Tribunal, el Ejecutivo porteño dilata una definición.

Al igual que Nación, se evalúa el uso en lugares de alta aglomeración. Los subtes serían una opción. “Todavía no hay ninguna definición”, insistió una alta fuente del Ministerio de Seguridad, que tras la salida de Martín Ocampo está a cargo del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Fuerte aumento de los peajes de los accesos Norte y Oeste

Es que, más allá de cuestiones técnicas, en la Ciudad se valora -acaso con más sensibilidad política que a nivel nacional- el sentido de la oportunidad: en un año electoral, y con buenos índices de aprobación de gestión, la premisa de Larreta parece ser no cometer errores no forzados.

En efecto, cuando en diciembre Santilli había asegurado que estaba “en análisis el uso de armas no letales, incluida las Taser”, cerca de Larreta no tardaron en advertir un foco de conflicto en esa polémica y rápidamente pusieron paños fríos. Y apenas unas horas después de las declaraciones de Santilli, aclararon que el tema “no” era una “prioridad” del Gobierno porteño y advirtieron que analizaban el uso de otras armas no letales, como las pistolas de pintura, que permiten identificar personajes violentos en grandes manifestaciones para luego proceder a detenerlos.

En el pasado, ese cuidado especial le valió al jefe de Gobierno un fuerte enojo de Macri por no implementar el protocolo antipiquetes que propuso la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. No obstante, según Clarín, a manos de Larreta llegó una encuesta que sorprendió: marca que el 72 por ciento de los porteños estaban de acuerdo con la implementación de las Taser. Por lo que en la Ciudad no descartan que se reflote el tema. Aunque distintas voces consultadas, de extrema confianza de Larreta, coinciden en afirmar que no se daría este año. NR

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X