Buenos Aires, 23/01/2018, edición Nº 1896
Conecte con nosotros

Destacado 2

El Chino Darín se confiesa ante las mujeres

¿New Sex symbol?

Publicado

el

chino darin
(CABA) Nos encontramos con el Chino Darín un sábado a la tarde, en el barrio de Palermo. Aunque tiene pautada una producción de fotos para una campaña, se hace un rato antes del shooting para charlar con la revista Cosmo. Si hay algo que lo caracteriza, además de sus ojazos verdes y de su tono de voz super sexy, es su sentido del humor. A eso, claro, hay que sumarle el detalle de que es hijo de Ricardo Darín, con quien, además del humor, comparte el oficio de actor. “No sé si es bueno o malo ser ‘el hijo de’: es así, no tengo escapatoria. Tampoco pretendo que la gente deje de asociarme con mi papá. Sí creo que en la medida en que empiece a hacer mi propia carrera y me vean laburando en distintos proyectos, van a comenzar a valorarme –o a detestarme– por quien soy, y no por mi apellido”, explica con una seriedad que lo hace parecer mucho más adulto. No hay dudas de que 2013 fue un año intenso para el Chino: se lució en la tira Farsantes (Canal 13) y también vivió un apasionado romance con Calu Rivero, aunque la relación llegó a su fin. “Estoy bien, pero no quiero hablar de ese tema”, dice. A pesar de su reserva sobre la separación de Calu, en esta entrevista, cuenta cómo está su corazón y da detalles de su exitoso presente profesional.

P ¿Cómo te llevás con la soltería?
Muy bien. Estoy aprovechando para verme más seguido con mis amigos. Además, tengo planes de irme a vivir solo. Si no lo hice hasta ahora fue porque estoy muy cómodo en lo de mis padres. Tengo un espacio alejado en el fondo de la casa, donde nadie me molesta.

P No querés hablar de tu intimidad, pero en su momento abriste una puerta, sobre todo a través de las redes sociales…
Es cierto, pero no es lo que más me gusta. No tengo problema en responder un tuit romántico, pero naturalmente no me surge hablar de mi vida privada. Ya tengo suficiente con mi profesión, por ella hay un montón de intimidades que se hacen públicas.

P Hablando de la actuación, ¿cómo vivís el éxito?
Está buenísimo. El año pasado, me encantó ser parte de Farsantes. Fue la primera vez que trabajé en una tira popular y con tanta aceptación. Gracias al programa, hoy siento el cariño de la gente en la calle. Es cierto que me resulta difícil verme en pantalla sin que eso me genere algo: a veces, me pongo contento, y otras, me quiero matar (risas).

P Sos la imagen de varias marcas. ¿Cómo te llevás con el modelaje?
Es raro. El otro día fui a un local de ropa para el que hice una campaña y me causó un poco de gracia verme en la gráfica. Al principio, tuve que esforzarme para vencer la inhibición, porque me costaba relajarme y eso se notaba en las imágenes. Por eso, me propuse tomármelo como un juego: cuanto más tranquilo me siento, mejor salen las fotos.

P ¿Te preocupa tu imagen?
No. Si bien siempre fui muy deportista, mi problema es que no tengo constancia para ejercitar. Igual, hace poco comencé a moverme más para evitar que me duela todo el cuerpo cada vez que me junto a jugar al fútbol con mis amigos. Entonces, salgo a correr por algún parque y hago flexiones de brazos. Por otro lado, algo que siempre hago es ir a esquiar en invierno. Como mi mamá es fanática, desde chico me inculcó la práctica y es una de las cosas que más me gusta hacer en la vida.

P En el amor, ¿hacés alarde de tu fama para seducir o tenés alguna otra estrategia?
Para lograr la conquista, hay que ser auténtico. Cuando uno es natural y lo más fiel a sí mismo, en ese juego logra conocer a la otra persona tal cual es. La clave para encarar a una chica sin ligarme un rebote es ser auténtico. Si me paralizo por su belleza, es más difícil conquistarla. Yo soy muy observador. Si una mujer me llama la atención, es porque además de ser atractiva tiene sentido del humor. Eso me parece fundamental.

P Si tuvieras que definirte cuando estás en pareja, ¿cuáles dirías que son tus cualidades?
Me parece que ninguna. Si no, no estaría soltero… (risas). A ver, trato de ser generoso y de compartir. Me gusta hacer partícipe a mi chica de lo que me pasa y de los proyectos que tengo. El resto depende de las circunstancias, pero siempre intento dejar lugar para el romanticismo y para el compañerismo.
(fuente: Cosmo.com.ar)

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable:
Juan Braña
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis