Buenos Aires, 23/02/2018, edición Nº 1927
Conecte con nosotros

Destacado 2

Top 10: los mejores autos de James Bond

Publicado

el

A días del estreno de  la taquillerísima James Bond: Operación Skyfall, un repaso por los mejores vehículos que condució el espía internacional (de ficción) más famoso del mundo.

skyfall-daniel-craig-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) El súper agente secreto 007 se ha destacado, entre muchas otras cosas, en manejar increíbles autos que no sólo sorprenden por un diseño elegante y deportivo, sino por disponer por todos los “gadgets” especiales que pueda necesitar. Desde míticos exponentes de la industria británica, hasta improvisadas persecuciones en autos de calle que ningún conductor medio envidiaría, el agente 007 siempre le supo inyectar adrenalina al vehículo que maneje, haciendo valer rápida y elegantemente su licencia para matar.

Aprovechando el 50 aniversario de la saga y el estreno de la nueva película de James Bond, te presentamos los 10 mejores autos que ha manejado hasta ahora.

Aston Martin DB5

Éste es el auto más codiciado de toda la saga y el que James Bond conduce en las películas de Goldfinger y Thunderball, al ser interpretado por el escocés Sean Connery. El DB5 incorporaba gadgets como la cortina de humo, paragolpes expandibles, ametralladoras, patentes intercambiables, asiento eyector, lanzador de aceite por la parte trasera, púas en las llantas y una placa de acero para detener los disparos desde atrás. En el 2010, el modelo que utilizaron para ambas películas, con todo y gadgets, fue subastado en 2.6 millones de libras esterlinas. En la película animada Cars 2, el agente Fin McMissile es un Aston Martin DB5, en honor a este legendario auto.

Lotus Esprit S1

Probablemente uno de los más extravagantes autos que James Bond ha manejado en sus películas. El deportivo inglés, además de incorporar armamentos como un rociador de cemento en la parte trasera y lanza cohetes, se puede trasformar en un submarino para escapar de sus perseguidores. Después de una batalla submarina en la película, James Bond emerge del agua por una playa donde baja la ventanilla y saca un pez que se encontraba dentro. Esta escena es una de las más famosas de toda la saga. Hoy en día, lo más cercano que ha estado un auto de hacer lo mismo es el Concepto sQuba, fabricado por Rinspeed y que es completamente funcional. En lugar de tomar como base a un Esprit, ellos utilizaron otro Lotus, el Elise donde la cabina se inunda de agua totalmente por lo que los ocupantes tienen que utilizar tanques de aire comprimido.

Citroën 2CV

Después de ser perseguido en la película de For Your Eyes Only de 1981, James Bond trata de huir en su Lotus Esprit, pero este explota frente a sus ojos por lo que tiene que utilizar el Citroën 2CV de su atractiva acompañante. Con ella manejando, el vehículo vuelca en un pueblo, donde gracias a la ayuda de los locales lo regresan a su posición correcta y pueden huir. Lo memorable de este auto no fueron los aditamentos con los que gozaba el agente, sino por la divertida y carismática persecución que protagonizó con el actor Roger Moore perseguido por dos Peugeot 504, en una escena, hasta puede verse a un camión emblema de los argentinos, un Mercedes-Benz 1114.

BMW Z8

Este roadster diseñado por Henrik Fisker (quien nos ha entregado autos como el Aston Martin V8 Vantage moderno y el Kharma, un auto eléctrico con extensor de rango de su propia firma), fué el más votado entre los lectores que respondieron la encuesta de la fan page de Autocosmos. El mismo protagonizó junto al actor Pierce Brosnan (el agente 007), la película The World is not Enough. El Z8 de de James Bond contaba con un par de lanza cohetes (uno de cada lado) que salían de las ventilas laterales y armadura de titanio. Aunque su participación fue breve, la escena donde es cortado a la mitad por una sierra gigante montada en un helicóptero será recordada también por la frase con la que termina el agente: “¡A que no le va a gustar esto”.

Aston Martin DBS

El actual auto del agente 007 hizo su primera aparición en la película Casino Royale del 2006 (con el debut de Daniel Craig como James Bond) posteriormente en Quantum of Solace y en la última y recién estrenada Skyfall. En las dos primeras películas, el DBS fue la excepción a la regla, con sólo un desfibrilador en la guantera y ningún otro gadget impresionante. Al final de Casino Royale, Bond sale al rescate de su compañera –que después lo traicionaría- en este auto y sufre un accidente al tratar de esquivarla al verla tirada en la ruta.

BMW 750iL