Buenos Aires, 08/08/2020, edición Nº 2824
Conecte con nosotros

Información General

Licencia de conducir: el 37% de los motociclistas falla en situaciones básicas y no aprueba el examen

Así lo informó la Secretaría de Tránsito porteño. Con el cambio de modalidad implementado en julio, también subieron los “bochazos” en el teórico.

Publicado

el

(CABA) En los últimos 20 años, los conductores de motos ganaron un espacio inusitado en calles y avenidas de la Ciudad. A ellos se suman los que todos los días ingresan al territorio porteño desde provincia de Buenos Aires. Como los peatones, son además los actores más vulnerables dentro del tránsito y son mayoría entre las víctimas fatales: el año pasado murieron 56. Ocurre por cuestiones ajenas a ellos mismos, pero también por impericia propia.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Descubrirán una placa en el Aeroparque Jorge Newbery a 20 años de la tragedia de LAPA

Por eso, la educación vial y el entrenamiento son fundamentales. Y en la cantidad de rechazos que sufren los principiantes en las pruebas para obtener la licencia se justifica la necesidad de intensificarlos. Según la Secretaría de Tránsito porteño, el 37% de los conductores que asisten a la pista de Avenida Roca 5252, son «bochados». Fallan en situaciones básicas, como el frenado. Se estima que el 11% del universo de licencias totales emitidas son para motovehículos, en sus diferentes categorías.

Hay cuestiones económicas y logísticas que en estos años alentaron el crecimiento del parque automotor de motos. En relación a lo económico, las de menor cilindrada tienen precios accesibles, se venden en planes de hasta 12 y 18 cuotas y se las consigue hasta en casas de electrodomésticos e hipermercados. Por otra parte, el caos de tránsito también alentó al uso de las motos. Porque muchos las eligen para evitar los embotellamientos y, en parte, para no depender de un transporte público, que no siempre es eficiente.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Tras las críticas, Margarita Barrientos se reencontró con Macri: «Siempre va a tener mi apoyo»

El protagonismo que tienen en la calle, también los pone en el centro de la escena a nivel de la educación vial. «Conducen de manera temeraria»; «No respetan los semáforos»; «Ni siquiera el sentido de las calles»; «Zigzaguean en medio de los autos»: estas son solo alguna de las críticas que reciben por su desempeño. Algo de todo esto se ve reflejado en los exámenes prácticos a los que son sometidos los principiantes.

«La conducción de motovehículos requiere habilidades complejas. Considero que es más difícil que conducir un auto. Y un motoquero tiene que poder controlarla a muchos niveles, incluso cuando camina junto a la moto. Por otro lado, las motos poseen dos frenos, uno por cada rueda. Es muy común que los conductores usen un solo freno, el trasero, porque tienen miedo de caerse o patinar. Pero al utilizar solo una rueda, se necesita más tiempo y más trayectoria para frenar la moto», explica Pablo Martínez Carignano, especialista en seguridad vial.

«En motos de cilindradas chicas, la tecnología no alcanza para suplir lo que el conductor no sabe hacer. Las motos más grandes, más sofisticadas, pueden ayudar a un conductor. Por ejemplo, con el sistema de freno combinado, que corrige la pérdida de control en caso de que el motociclista utilice un solo freno. El sistema envía potencia de frenado a ambas ruedas para que la acción sea más efectiva», detalla el especialista. Pero hay que tener en cuenta que las motos más chicas son las más populares y las que están por todos lados.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Reconocimiento facial: Era buscado por homicidio, saludó a una cámara en el subte y quedó detenido

Desde el Gobierno porteño entienden que el porcentaje de desaprobados tiene que ver con la mayor exigencia del examen práctico que cambió en 2012. Entre otras cosas, la prueba va incrementando en dificultad y en velocidad, de manera paulatina. El examen está dividido en tres partes: en la primera tienen que maniobrar la moto con el motor detenido y realizar una prueba de luces y uso correcto del casco. En una segunda instancia deben que circular por una franja angosta a velocidad reducida, zig zag también a velocidad reducida, y aceleración y frenado. Finalmente: zig zag a mayor velocidad, esquivar un obstáculo y frenado de emergencia.

Por otra parte, como ocurre con los conductores de vehículos de 4 ruedas, cambiaron las condiciones del examen teórico. El 1 de julio arrancó una nueva versión. Ahora se debe responder 30 preguntas en 45 minutos sobre la base de más de 1.800 situaciones. Pueden ser relacionadas con símbolos, pero también situaciones de la realidad que se dan en las calles e incluso en las rutas y, obviamente, también en autopistas. Antes, la cantidad de preguntas estaba basada en 750 situaciones.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Un vecino de La Plata le ganó un juicio por ruidos molestos a un hotel alojamiento

En las primeras semanas de implementación del nuevo examen teórico ya se detectó un aumento en los desaprobados. «Los rechazados crecieron del 14 al 20% en promedio, teniendo en cuenta todas las categorías (incluyendo autos). Pero se determinó que el mayor porcentaje de los desaprobados estaban entre los aspirantes a conductores de motos. En motos, los desaprobados alcanzan hasta el 25%», explicaron desde la Secretaría de Tránsito.

Un tema que preocupa a los especialistas es lo que sucede en otras jurisdicciones, porque muchas de las motos que circulan por la Ciudad vienen de municipios bonaerenses. En algunos, los exámenes son laxos, las licencias se entregan casi sin requisitos y las pistas son muy precarias. Sin la suficiente capacitación, se terminan pagando las consecuencias de un Estado que aún no asume la seguridad vial como una política para proteger a los ciudadanos. NR

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis