Buenos Aires, 27/09/2020, edición Nº 2874
Conecte con nosotros

Destacado 2

Garajes en el microcentro: algunos pierden plata, otros suben los precios

Publicado

el

Dos caras de un mismo negocio. La prohibición de ingresar con vehículos particulares al microcentro lleva a la quiebra a los estacionamientos privados, mientras que las playas ubicadas fuera del área restringida celebran el efecto rebote con nuevas tarifas más caras.

20120304-123914.jpg

Vallas y controles en el perímetro del área restringida al tránsito particular marcan una línea divisoria entre la caída y el ascenso de un mismo negocio.

La disposición del gobierno de la ciudad entró en vigor hace casi un mes y limitó el acceso a un espacio del microcentro a colectivos, taxis, coches de emergencia, auxilios y servicios, y a propietarios o locatarios de cocheras mensuales que hayan tramitado la autorización (de $ 127 al año). La aplicación de la norma, que rige de 11 a 16, los días hábiles, tuvo consecuencias inmediatas.

En una recorrida de LA NACION por las calles pintadas de salmón en el mapa oficial (las vedadas a los autos particulares) fueron comunes los lamentos y la estimación de lo perdido: «En el horario de mayor actividad ya no entran autos; sólo hay un tercio de lo que había», contó Marcelo Azatti, encargado de un playón sobre Tucumán al 300. El último febrero, mes en el que solía reactivarse el movimiento después de las vacaciones, fue el peor febrero en mucho tiempo. «Fuimos a pérdida; no se llegaron a cubrir los costos que, además de empleados, incluyen el alquiler del lugar», precisó Azatti, preocupado por su continuidad y la de otros empleados.

A metros de allí, en otra cochera de la misma cuadra, casi ni percibieron el cambio. «Trabajamos con cocheras fijas, a $ 950 por mes. Puede ser que haya bajado el ticket diario, pero eso no nos mueve la aguja», dijo un hombre vestido de azul a cargo del estacionamiento, que no quiso dar su nombre. Distinta fue la reacción de Ricardo, a quien LA NACION encontró sentado en el interior de la casilla desde donde administra la playa de Maipú al 240. «El dueño ya había anticipado una reducción de personal y lo hizo. Ayer echaron a dos empleados de los cuatro que trabajábamos acá», dijo. «¿No ves? El estacionamiento está así todo el día. Los que quedaron son los que viene temprano y se van tarde», agregó, señalando en dirección a los vehículos desperdigados en el terreno alargado. Aún no eran las cuatro.

Tampoco circulaban particulares sobre la calle Sarmiento al 700. Osvaldo Ibarra, encargado de una cochera subterránea donde trabaja desde hace décadas, no recuerda un movimiento tan bajo como el actual. El alquiler mensual mantiene los ingresos a flote, aunque a diferencia de otros casos, aquí son una minoría los que deciden desembolsar más de $ 1000 al mes para disfrutar de ese privilegio.

Por más que haya desaparecido la rotación de coches que brinda el estacionamiento por horas, no hubo quien hablara de bajar precios, ni de una estrategia para seguir explotando el negocio con cocheras fijas a un precio más accesible.

Por ahora, los garajistas apelan a la revisión de la medida, al menos, en forma temporal. Los reclamos fueron canalizados a través de la Cámara de Garajes y Estacionamientos de la República Argentina (AGES), cuyo titular, Eduardo Sánchez, se reunió el martes último con Guillermo Dietrich, subsecretario de Transporte de la ciudad. «Planteamos que una medida de este tipo tiene que planearse con un año como mínimo, para que exista un margen de tiempo en el que se pueda repensar o convertir el negocio», dijo Sánchez, quien volverá a reunirse con Dietrich en menos de diez días para presentarle «soluciones alternativas». «Pedimos una postergación de la medida que nos den tiempo para pensar otras soluciones para el tránsito», amplió el dirigente de AGES, dispuesto a dialogar en una primera instancia, y si fuera necesario, interponer una acción judicial. Voceros de Dietrich informaron que la medida disminuyó de 15.000 a 8400 los vehículos circulantes en las zonas delimitadas, mientras que los permisos entregados suman 5000, y otros 3000 están en proceso.

Las quejas no hicieron eco más allá de las calles cerradas en una parte del día. El estacionamiento ubicado entre Córdoba y Viamonte es uno de los favorecidos. «Acá se ve lo contrario; hay más autos», afirmó Ezequiel, un joven que acomoda autos en el lugar. El mes pasado, contó, retocaron $ 2 al alza el precio de la hora, que ya cuesta 18 pesos.

En el estacionamiento de avenida Madero y Viamonte cruzan más seguido la cadena con el letrero que reza «playa completa». La hora sigue costando $ 12, esto es $ 4,50 menos que en otros de Corrientes, a pocas cuadras del Obelisco. Pero la estadía, que costaba $ 50, trepó a $ 60. «Es la ley de oferta y demanda», resumió Sánchez.

Comentarios

Ingresa tu comentario

Anuncio

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: RE-2019-73344925-APN-DNDA#MJ


contador de visitas gratis