Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Qué chequeos médicos son primordiales para la mujer y por qué

La visita periódica al médico permite conocer si existen factores de riesgo de diversas enfermedades con anticipación. El porqué de cada estudio.

(CABA) Los chequeos son un sistema de control de carácter preventivo, mediante los que no se busca llegar a un diagnóstico, sino detectar lesiones que pueden derivar en patologías que afecten a la salud.

El doctor Ernesto Crescenti, director del Instituto de Inmunooncología Dr. Ernesto J.V. Crescenti, explica: “La medicina preventiva es fundamental, dado que un gran porcentaje de las enfermedades se han encontrado y prevenido mediante la realización de estos estudios. Es muy importante que toda mujer se realice al menos un chequeo médico general al año para detectar potenciales inconvenientes que, en un futuro, pueden acarrear problemas más serios”.

El especialista recomienda que siempre el primer paso se lo dé junto al médico de cabecera, ya que los considera “el primer eslabón de una cadena de especialistas que revisarán a fondo nuestros hábitos de vida y nuestras constantes metabólicas para asegurarse de que todo funciona correctamente”.

Luego, es el turno de visitar a un especialista, quien va decidir qué pruebas deben realizarse. “Cuando decidimos evaluar nuestra salud, muchas veces nos encontramos con la duda de qué pruebas debemos solicitar”, agrega Crescenti.

El chequeo general deben realizarlo anualmente tanto hombres como mujeres y suele incluir estudios como: hemograma completo, análisis de orina, control de peso y tensión, electrocardiograma, ecografía abdominal, radiografía de tórax, marcadores tumorales, entre otros.

Solo para mujeres

Vacunación: La vacuna contra el VPH fue incorporada al calendario nacional de vacunación en mayo de 2011 y debe aplicarse en forma gratuita y obligatoria a las niñas entre 11 y 16 años que no hayan estado expuestas al virus VPH.

Las mujeres que hayan comenzado su vida sexual deben visitar periódicamente al ginecólogo y efectuarse los siguientes estudios:

Papanicolaou: permite detectar alteraciones incipientes del cuello uterino. Durante la prueba se toma una pequeña muestra de células obtenidas del cuello de útero para examinarlas bajo un microscopio.

Colposcopia: permite visualizar el cuello del útero para localizar posibles lesiones premalignas. También permite tomar biopsias de las zonas sospechosas para estudiarlas posteriormente en el laboratorio, o extirpar estas lesiones solucionando así el problema.

Test de Captura Híbrida 2: prueba sencilla e indolora que permite detectar, con una certeza superior al 98,5%, la presencia de lesiones premalignas. Garantiza una identificación más temprana de las mujeres con riesgo de padecer cáncer de cuello uterino.

Examen mamario: el especialista palpa las mamas para detectar la posible presencia de bultos u otras alteraciones. También se recomienda realizarse autoexámenes mamarios periódicamente.

Mamografía: Son las mejores pruebas con que cuentan los médicos para detectar el cáncer de mama en sus etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que se pueda sentir con la palpación. Muchas mujeres a las que se les detecta el cáncer de mama en forma temprana pueden vivir más tiempo y llevar una vida saludable. A partir de los 40 años deben realizarse anualmente.

“Es muy importante conocer los antecedentes familiares. Estos juegan un rol de suma importancia a la hora de realizar estudios, a los que podrían sumarse estudios hormonales, examen de tiroides, colonoscopía, entre otros“, agrega Crescenti.

Seguir estas recomendaciones puede ser clave a la hora de la detección precoz de enfermedades, que puede también mejorar la calidad de vida. La visita periódica al médico y la realización de los chequeos, no solo permite conocer si existen factores de riesgo de diversas enfermedades con anticipación, sino que ayudarán a tomar conciencia sobre el propio cuidado.

chequeo3

Fuente: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario