Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Exclusivo Creamfields: “la seguridad me metió la mano entre las tetas”

Pocos días después del megaevento de música electrónica Creamfields que se realizó en la ex Ciudad Deportiva de Boca, se multiplican los casos de denuncias de gente, que asistió a la fiesta y dice haber sido llevados por la fuerza o visto malos tratos por parte gente de seguridad sin ningún tipo de identificación. Muchos narran la experiencia de haber sido llevados a una carpa separada de los demás donde...

Pocos días después del megaevento de música electrónica Creamfields que se realizó en la ex Ciudad Deportiva de Boca, se multiplican los casos de denuncias de gente, que asistió a la fiesta y dice haber sido llevados por la fuerza o visto malos tratos por parte gente de seguridad sin ningún tipo de identificación. Muchos narran la experiencia de haber sido llevados a una carpa separada de los demás donde se realizaba un “cacheo” muy invasivo y sin ningún tipo de autorización.

Creamfields-BA

(CABA) “Al pasar el último control de los magnéticos los de seguridad hacían una linea donde seleccionaban gente al azar y los metían en dos carpas ubicadas a la izquierda y la derecha. Totalmente cerradas, de afuera no se veía nada lo que pasaba adentro. Ni a mi ni a mi grupo de amigos nos seleccionaron, pero escuché de gente que sí y el abuso que sufrieron adentro fue espantoso. Gente manoseada totalmente, los hacían desnudarse y los intimidaban a más no poder diciéndoles que los iban a meter presos si les encontraban drogas. Sin presencia de la policía federal ni prefectura ni autoridad competente alguna, una violación total de la privacidad sin aval ni permiso alguno.”, dice Vallo haciendo su descargo en el foro especializado de música electrónica NightClubber. Así comienza una larga serie de quejas de gente que asistió a la Creamfields y se llevó la sorpresa de verse maltratado. Entre los testigos y denunciantes se encuentra la conocida humorista de stand uo y televisión Malena Pichot, que desde su Fan Page de facebook Malena Pichot Stand Up, se dedicó a difundir y contestar uno a uno las consultas sobre la denuncia de abusos de autoridad en el evento.

 

Maximiliano Florit comparte en su Facebook una foto del mapa del predio de Costanera, con a particularidad de señalar con dos carteles de peligro una esquina particular donde habrían estado las carpas de “cacheo”, e invita a todo aquel que haya sido testigo o victima de los abusos de autoridad vayan con su entrada y DNI a Viamonte 1153, entre Libertad y Cerrito – Cámara Criminal. “Los iconos remarcados en la imagen, no eran puestos de hidratación, tampoco fueron escenarios, ni mucho menos merchandising. Lo que realmente estaba ubicado en ese espacio de Creamfields Buenos Aires 2013, eran dos carpas totalmente cerradas, en donde se llevo adelante un hecho aberrante en contra de los derechos humanos. Quienes lo pudieron presenciar, habrán visto una fila de personal de “seguridad” privada ubicados en ese sector, que seleccionabn personas al azar y amablemente las invitaban a pasar a las carpas, y si se negaban, los llevaban por la fuerza. Una vez adentro te hacían sacar la ropa, y te requisaban literalmente como un delincuente. Abusaron tanto de mujeres como de hombres, y hostigaban con amenazas verbales como ‘Decime que tenes porque si te encuentro algo te vas preso.’ Estas personas no tenían identificación, ni tampoco había personal policial con sus respectivos chalecos.”, aclara como epígrafe de la foto.
1468661_10202561212017388_1215556859_n (1)

Es de público conocimiento que en estos eventos masivos el consumo y tráfico de drogas es muy grande, y que ha llevado tanto a la policía como a la seguridad privada a aumentar sus precauciones, pero aquellos que pagaron entre 480 y 600 pesos por las entradas creen que esta no es la forma de prevenir nada, y aun menos de tratar a los concurrentes.

Andrea Santo tiene 30 años, trabaja en un banco y estudia artes en el IUNA. Suele ir a los distintos eventos de música electrónica de boliches como Cocoliche, Crobar y Pacha, y también a los masivos como UMF, Moonpark y Creamfields. Hace años que concurre a las fiestas y es la primera vez que le pasa esto. “Después de pasar el puente de entrada, último molinete, me encuentro con mis amigos. Cuando estoy terminando de saludarlos aparece una mina con el chaleco amarillo fluo que dice ‘Seguridad’. Me pide si puedo acompañarla a la carpa para revisarme, y yo voy. Pense que era un control más… Cuando entre a la carpa había como dos o tres telas en el piso, no había mucha iluminación. Todas las chicas tenían cara de ‘¿qué carajo pasa acá?. Me pide que muestre mi mochila, abro hasta el ultimo recoveco, abro el paquete de cigarrillos, los chicles, separo los billetes. La seguridad se fija en bolsillos del pantalón y la camperita, yo actuó proactivamente y los muestro. Después me dice que me suelte el pelo (tenia un rodete ). Cuando me pasó los dedos entre el pelo me di cuenta que no era joda. Después me hace el cacheo de rutina, pero me toca las gomas y me mete la mano por abajo de la remera, me levanta el corpiño de los breteles y me pasa la mano entre las tetas y el corpiño. Ahí me hace otro cacheo y me pasa la mano por el pubis.”

Al mostrarle la foto que señala las carpas de “Cacheo”, Andrea Santo identifica que la de la izquierda era la de las mujeres y la de la derecha la de hombres, como se podrá observar en la siguiente imagen.

1463675_555098844584643_1770847649_n

Juan Pablo Miranda, moderador de la página Info Electrónica admite, en el mismo post que compartió Maximiliano Florit, que hubo malos tratos, pero espera que la productora de Creamfields responda a las consultas que le mandó por mail. “El operativo del sábado estuvo a cargo de la Policía Federal División Drogas Peligrosas – Gobierno de la Ciudad – Sedronar. Mucha gente de producción, y yo mismo con varios precintos, vi el trato feo que tuvieron. Por eso les pido paciencia para ver que nos brindan y info necesaria.”, aclara en el post para despejar dudas y avisar a los usuarios de facebook que se está esperando una respuesta oficial.

Otra concurrente al evento realizó su descargo en los comentarios realizados sobre la crónica que publicada en la página de crónicas narrativas Anfibia que tuvo como tema principal al conocido evento masivo. Camila Zuleta se queja sobre la falta de información dura en el texto publicado: “Acá no cuentan la manera en que te manosea la gente que se encargaba de la “prevención”. Pasé una situación horrible. Me llamaron y me dijeron: ¡Anda a esa carpa!, solo porque llevaba una mochila (donde tenia una toalla y ropa seca por si llovía) Me revisaron todo, hasta las tetas, literalmente. No conforme me hicieron sacar las zapatillas, ademas de vaciarme todo el bolso. Y antes me habían quitado todos los caramelos, por si en una de esas me bajaba la presión por el amontonamiento de gente.

La productora encargada de la organización 2NET Producciones parece haber hecho caso omiso a las quejas, mails y denuncias, por el momento. Mientras tanto se viralizan los casos, que han llegado hasta CORREPI, la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional. Laura, alias mosuquera en NightClubber recibió esta respuesta: “Laura. Claro que podés denunciar penalmente ese atropello, directamente en tribunales, no aconsejamos hacerlo en comisarías. Tenés que ir con tu DNI a Viamonte 1153, entre Libertad y Cerrito, es la Cámara Criminal. Allí está la oficina para hacer denuncias. Sería importante que otras personas que estuvieran en el festival te dieran sus datos para testificar sobre lo ocurrido, ¿estabas sola? Ese tipo de requisa se ha hecho habitual con la excusa de Cromagnon, generalmente es personal de seguridad privada contratado por los organizadores. Llevá la entrada, para acreditar que estuviste. Suerte, CORREPI”

 

Fue primicia de Parabuenosaires.

Comentarios

Ingresa tu comentario