Buenos Aires, 23/09/2018, edición Nº 2139
Conecte con nosotros

Destacado 2

Temporada de guisos: los mejores vinos para entibiar el invierno

Publicado

el

Arranca la temporada de platos de cuchara ¿Qué vinos comprar para atravesar el invierno?

Vino guiso parabuenosaires

(CABA) A las puertas del invierno, la gastronomía gana calorías y los guisos se imponen en la mesa cotidiana. 10 vinos para tener en casa cuando aprieta el frío, elegidos por la revista especializada, Planeta Joy.

A esta altura del año es seguro ya pasaron uno o dos guisos de lentejas bajo nuestras narices. Sino, tampoco tardarán en llegar. Es la ley a contar del mes de junio: ollas y platos hondos ganan la mesa, las cucharas recuperan su estatus de cubierto imprescindible y los tintos empiezan su reinado induscutido.

Es así: cuando la térmica baja los vinos tintos se vuelven más disfrutables. Basta pensar en su textura aterciopelada o en el calor de un alcohol moderado en la boca, para sentir que el cuerpo se acomoda bien al frío y a las comidas calóricas.

Claro que esas comidas tienen sus requisitos. El asunto con los platos de cuchara es que, al comerse calientes y con abundantes sabores –pensemos en un puchero que va del caracú al choclo; o bien en unas lentejas con chorizo colorado y panceta- elegir un vino que realce el sabor encierra ciertos misterios y algunas complicaciones. Entre los misterios, el principal es cómo balancear con un solo vino tantos sabores. Entre las complicaciones, en cambio, destaca especialmente el uso de los picantes y los trazos sulfurosos de cebollas cocidas en combinación con texturas grasosas, porque mientras que los picantes y las cebollas requieren blancos, las grasas piden a gritos vinos tintos.

Hay una clave, sin embargo, que no falla. Y es la de buscar tintos ligeros y frutados, de rica frescura, que logran una suerte de punto medio. A continuación te recomiendo diez vinos que cumplirán holgadamente su cometido. No son los únicos, claro. Sí los imprescindibles.

Michel Torino Colección Tannat 2011 ($20). El mejor de su línea, este Tannat ofrece buen cuerpo y paso envolvente en una gama de precios accesible. Amable, es el compañero ideal para un guiso de osobuco y papas, al que se le adicionó una copa de vino en la cocción. Un buen tip para el osobuco es dejarlo reposar unas horas antes de servirlo.

Tracia Cabernet Sauvignon 2012 ($25). El conejo es una carne magra y poco usada en nuestro país. El truco es saberla cocinar. A la cazadora y llevado con tiempo, da un guiso muy sabroso que reclama un tinto de cuerpo medio y sabor frutal, exactamente como es Tracia Cabernet Sauvignon.

Los Árboles Malbec 2012 ($24). Con nueva etiqueta este tinto de Navarro Correas tiene el ABC de un vino guisero: el paso ligero, la intensidad moderada y el final frutado. Todas claves para saborear un buen plato de lentejas con panceta y chorizo colorado, apenas picante y rendidor. Consejo no olvidar el pan fresco y de costra crocante para repasar el plato.

Bianchi DOC Merlot 2011 ($30). El secreto está en el tacto terso y en la frescura marcada de este Merlot de San Rafael. Así consigue ser un ejemplar de ley para saborear un guiso de mondongo con papas de pulpa firme y textura harinosa, morrón en tiras y un hilo de oliva en el plato. Mucho mejor si se lo rocía con perejil recién picado una vez en servido el plato.

Finca La Escondida Roble Malbec 2011 ($36). Por su textura suave y carnosa, su sabor frutado y frescura moderada, este tinto es la mejor opción a la hora de comer una polenta cremosa, cocida con un chorro de leche durante la preparación y buena salsa fileto, rematada con queso fundente apenas gratinado en el grill del horno.

Saurus Malbec 2012 ($53). Conseguir que un risotto de hongos tenga un buen contrapeso en sabor y frescura no es fácil. Para eso siempre está el vino, que debe compensar y dar brillo. Conviene probar con este Malbec patagónico, cuya nueva cosecha conjuga el tranco amable y jugoso con un rico sabor frutal.

Alta Vista Classic Malbec 2011 ($58). De aroma frutal, textura fina y acidez jugosa, este tinto es perfecto para acompañar un risotto de osobuco, en el que la larga cocción de la carne hace que se deshilache y entrevere con los granos de arroz. Servirlo al dente es la mejor opción.

Infinitus Cabernet-Merlot 2011 ($58). La Patagonia destaca por sus buenos Merlot y sus excelentes Cabernet (cuando maduran bien). Este vino los combina, con el plus de una rica frescura perfecta para enjugar la boca cuando se come un Goulash hecho y derecho, cuánto mejor con spaetzle y manteca fundida.

La Poderosa Cabernet Franc-Merlot 2011 ($64). Recién lanzado al mercado, este tinto combina la excentricidad del Franc con la amabilidad y carácter del Merlot, por lo que resulta un vino de expresión y paso jugoso, ideal para beber con un guiso de cordero, tomates y hierbas.

Domaine Bousquet Reserva Cabernet Sauvignon 2011 ($95). Conviene olvidarse del precio y dejarse llevar por este Cabernet fragante, de tacto suave y rica acidez vibrante, el combo ideal para comer un guiso de lengüitas de cordero, salteadas en manteca y luego cocidas lentamente en un caldo de verduras.

Comentarios

Ingresa tu comentario

Anuncio




Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X