Buenos Aires, 20/02/2020, edición Nº 2654
Conecte con nosotros

Tecnología

Sácale máximo provecho al desperdicio con estas tres aplicaciones ecológicas

La tendencia en la que se enrumba el nuevo decenio conduce al cese de la pérdida de material, el mal uso de los recursos y el desperdicio innecesario de alimentos.

Publicado

el

La tendencia en la que se enrumba el nuevo decenio conduce al cese de la pérdida de material, el mal uso de los recursos y el desperdicio innecesario de alimentos. Es por esto que el curso de las empresas de tecnologías y desarrollares de aplicaciones se destina a buscar la forma de contribuir con el planeta y reducir al mínimo el despilfarro de recursos o provisiones para subyugar la emisiones de CO2 a la atmósfera terrestre.

Hay apps muy populares que siempre te acompañan, pero otras se encargan de comercializar restos de comida de establecimientos ¡así como lo lees! Una forma de promover el consumo sostenible aprovechando con ello todos los platos comestibles que se pierden de los establecimientos de comida rápida y restaurantes.

1. Karma

Karma es una app muy útil que progresivamente ha ido ganando muchos seguidores desde su lanzamiento en 2016, hasta ahora tiene 1.000.000 de usuarios. Está habilitada para comprar comida a la que le falta poco tiempo para vencerse, los precios de estos alimentos son económicos.
A esta aplicación se han unido numerosos comercios que van desde restaurantes hasta bares y cafés. Por lo general, estos tipos de establecimientos desperdician mucha comida que la gente no compra, y se pierde.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
La avenida Corrientes se paralizó por un hombre armado a la salida de los teatros

La aplicación fue creada por un grupo de emprendedores suecos para terminar de una vez con el problema de los restos de comida. Su idea se basa en el aprovechamiento de los excedentes vendiendo a los consumidores la comida remanente a precios módicos.
En la negociación ganan ambas partes, uno se beneficia vendiendo algo que desechará en el futuro y el otro adquirirá un producto a un precio accesible, bien se trate de un desayuno, almuerzo o cena. Para comprar la comida utilizas las opciones en el menú de la aplicación, pero para retirar el pedido debes hacerlo directamente en el establecimiento.

2. Olio

Un grano de arena es poco ¡pero somos muchos! Y entre todos podemos hacer la diferencia. La compañía británica Olio te brinda la oportunidad de ayudar a la causa planetaria, mientras ahorras dinero. No se trata de regalar comida, porque esto a la larga se limita solo a una obra de caridad. El fin va más allá, puedes ahorrar dinero con conciencia ecológica ante una realidad latente: la urgencia climática y el desequilibrio ambiental.
Hoy día Olio tiene 1,7 millones de usuarios en varios países de Europa, la app puede conectar a comunidades entre sí y establecimientos locales para compartir los suministros sobrantes, y otros productos evitando convertirlos en basura. Es una aplicación ideal para los amantes del cuidado ambiental, la protección del entorno y para aquellos que detestan desechar alimentos innecesariamente.

3. Food Cowboy

El sistema nos ha impulsado desmesuradamente al derroche, conducta que podemos transformar para ayudar un poco al planeta. Juega un papel importante la economía, si no es rentable el desperdicio ¿Para qué conservarlo o distribuirlo? Esta lógica la aplican los comerciantes y año tras año se desechan toneladas de alimentos.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
ASICS Golden Run 2020: faltan 100 días para la media maratón más importante de latinoamérica

La app Food Cowboy se encarga de organizar a tiempo las donaciones a personas o instituciones benéficas utilizando la tecnología con el objetivo de aprovechar los alimentos sobrantes, dentro de una red de distribución emprendida.
Sirve como enlace y medio de comunicación entre los participantes de la cadena productiva y de comercialización, además facilita toda la información relacionada con: localización, disponibilidad de horario, capacidad y muelle de carga de los distribuidores.
La aplicación es eficaz para entes de caridad, abrevia el proceso de transferencia y la documentación pertinente para los donativos ¡Ya no hay excusas para botar la comida!

Quizás de la noche a la mañana no nos podamos deslastrar de nuestro instinto “malgastador o derrochador”, pero debemos comenzar a dar los primeros pasos, especialmente cuando contamos con herramientas tecnológicas que facilitan todos los procesos.

Hace unas décadas atrás no disponíamos de aplicaciones, tampoco del nivel de conciencia que tenemos ahora. Antes solo charlábamos acerca de los males del mundo, hambre, basura pero ahora podemos ejercer acciones reales, entre todos tenemos que juntarnos para alimentar a aquellos que lo necesitan y en ese mismo camino asomamos un gesto de nobleza con la madre naturaleza.

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X