Buenos Aires, 19/12/2018, edición Nº 2226
Conecte con nosotros

Sin categoría

Un preso jugaba a la Play Station y salía todo el tiempo a la calle

Ocurrió en la cárcel de Balcarce. Un adolescente detenido le pagaba al comisario para jugar a los videojuegos y salir de paseo. Siete policías fueron desafectados.

Publicado

el

(PBA) Es un caso insólito. Federico Sasso (19), preso en Balcarse, mataba el tiempo jugando a la Play Station en el departamento del primer piso que le prestaba el comisario, y cuando quería, salía a dar una vuelta.

Cuando esta situación fue descubierta y alertada, el Ministerio de Seguridad desafectó a 7 policías, incluidos dos comisarios, quienes, entre otras irregularidades que les atribuyen, “dejaban salir a los presos por unas horas a cambio de dinero”.

Sasso está detenido en Balcarce desde junio pasado, luego de protagonizar un episodio que conmocionó a toda la Ciudad de Mar del Plata: despistó cuando alcoholizado iba a gran velocidad al volante de su Renault Clio y embistió a un grupo de jóvenes que caminaba por la costanera, en Playa Chica.

Lucía Bernaola, de 14 años, murió aplastada contra el murallón y otros chicos resultaron con heridas.

La mamá de la chica, Verónica Borelli, en noviembre denunció y declaró en Asuntos Internos que al muchacho lo dejaban salir. “Se fue a comprar zapatillas y una cocina eléctrica. Sale cinco horas y lo devuelven”, y puso en marcha una investigación.

Al parecer, Sasso no era el único detenido que podía salir de su celda en Balcarce.

Luego de la investigación la Auditoria General de Asuntos Internos se determinó que los agentes les cobraban a los presos a cambio de unas horas de libertad.

Además, tras un allanamiento, encontraron en las celdas “cuchillos y otros elementos de corte”, y precisaron fuentes de la cartera se seguridad bonaerense que “había dos presos que no estaban anotados en los libros de guardia”.

Borelli, en su denuncia, confió otros detalles a los investigadores, datos que le había aportado la esposa de un detenido en Balcarce indignado por los beneficios que gozaba el muchacho.

Uno indicaba que Sasso se pasaba las horas en el departamento de la planta alta de la comisaría de avenida Favaloro entre calles 18 y 20, donde vivía el comisario Juan Matías Ortelli, jefe que había sido designado por el intendente Esteban Reino.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE
Ritondo: “Para enfrentar a las mafias fue fundamental contar con la honestidad de los policías”

“Cobraba el comisario, pero otros policías de calle estaban implicados”, contó  el abogado Maximiliano Orzini, que patrocina a la familia Bernaola, que llevó a la Justicia una denuncia penal.

Además de Ortelli, el Ministerio de Seguridad desafectó al comisario Carlos Alberto Córdoba, al Subcomisario Jorge Daniel Coronel, a los Oficiales Inspectores Guillermo Adrián Manuel y Cristian Omar Lalli, a la Oficial Subayudante María Laura Coronel y a la Oficial Giannina Daiana Maresca.

Fuente consultada: Clarín

SN

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X