Buenos Aires, 19/01/2018, edición Nº 1892
Conecte con nosotros

Sociedad

El síndrome de “cabeza quemada”, cada vez más frecuente entre los ejecutivos

Publicado

el

El cuerpo y la mente, sometidos a sesiones continuadas de estrés profesional, provoca el llamado síndrome de burnout o cabeza quemada, que cada vez afecta a más ejecutivos por la volatilidad del clima de negocios local. Los expertos dan consejos para superarlos; en especial, tener disciplina y control. El engagement, la otra cara del fenómeno.

síndrome-bornout-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Los ejecutivos locales suelen ser considerados los más versátiles entre sus pares del mundo. Es que 12 meses, en la Argentina, alcanzan para que cambie en 180 grados no sólo la coyuntura macro, sino también, las reglas de juego y, a veces, la definición de qué es negocio y que no en el país. Entre verano y verano, este año se incrementó el cepo cambiario, se restringieron más las importaciones, se nacionalizó la principal empresa del país, volvieron los cacerolazos y los paros, se restringió la demanda y la inflación sumó un par de puntos adicionales.

Los CEOs con más reflejos lograron mantener a flote sus empresas, aunque no pocos con una consecuencia en su organismo: el burnout.

Según la psiquiatría, se trata de un síndrome que aparece cuando una persona se expone un tiempo prolongado de estrés, en particular por factores emocionales o interpersonales en su trabajo. La fatiga crónica, la ineficacia y hasta la negación de lo ocurrido aparecen entre los síntomas de este problema de la modernidad, que lleva, según los autores, varios nombres, entre ellos los síndromes de desgaste ocupacional (SDO), del trabajador desgastado, del empleado consumido, de quemarse por el trabajo y hasta de la cabeza quemada.

¿Pero, cómo escapar del burnout? Fernando Moyano, gerente de Consultoría en Management y Capital Humano de la consultora Auren explica que “estar quemado es el resultado de una serie de variables que la persona no logra manejar de la manera apropiada, involucrando sus dimensiones físicas y emocionales en el juego”. Por eso, dice, “cualquier persona que, frente a las miles de demandas diarias de todos los universos en los que participa, logra determinar las prioridades y acomodar las urgencias en los espacios libres entre esas prioridades, aceptando sus limitaciones y buscando la victoria en lugar de aspirar a realizar la jugada de Maradona en el 86 contra los ingleses, no debería ser víctima de esta sintomatología”.

En este sentido, asegura que ?no hay que temer a hacer muchas cosas al mismo tiempo, sino a no ser ordenado y priorizar esas cosas antes de actuar, porque el secreto es organizarse mejor y aprender a delegar y a compartir?. En este ?orden?, destaca que hay que incluir los aspectos laborales, pero también los personales, culturales y sociales.

Moyano destaca que más allá de cómo salir del burnout, la clave es cómo no entrar en él, y menciona entonces la perspectiva de Stephen Covey, autor de Los siete hábitos de la gente altamente efectiva, de 1989, según el cual el orden, sumado a la fortaleza de la vocación y las convicciones, incrementan la eficiencia profesional sin dejar nada en el camino, ni siquiera la salud mental.

“Todos necesitamos períodos de descanso frente a la tensión, es la ley de la vida. Pero la persona que necesita desenchufarse, está administrando mal su tiempo y vocación. Es cierto que aceptarlo lleva mucho coraje, pero el premio es una calidad de vida plena y llena de satisfacciones”, añade el gerente de Auren, y se atreve a citar a William Shakespeare, cuando hace a sus personajes decir que “un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto”, y “el burnout es la señal de ello”.

Tips para los atrapados

Ordenarse, agendarse, priorizar, humanizar los tiempos y acciones, planificarse, dedicar tiempo para ayudar a otro y, por último, tener sueños.

Fuente: El Cronista

Comentarios

Ingresa tu comentario

Anuncio


Más leídas

Propietario y Editor Responsable:
Juan Braña
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis