Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Randazzo se hará cargo de los contratos comerciales en todas las estaciones de tren

Fue anunciado en el marco del plan de ordenamiento ferroviario, el ministerio de Randazzo se hará cargo del manejo de contratos de locales comerciales y publicidad en las estaciones de las líneas Mitre, Sarmiento, Roca, San Martín y Belgrano Sur. (CABA) Como parte del proceso de ordenamiento del sistema ferroviario, la Sociedad Operadora Ferroviaria del Estado (Sofse) quedó a cargo de la explotación de la publicidad y alquileres de locales...

Fue anunciado en el marco del plan de ordenamiento ferroviario, el ministerio de Randazzo se hará cargo del manejo de contratos de locales comerciales y publicidad en las estaciones de las líneas Mitre, Sarmiento, Roca, San Martín y Belgrano Sur.

LARGAS-ADQUIRIR-TARJETA-ESTACION-CONSTITUCION_IECIMA20120124_0059_14

(CABA) Como parte del proceso de ordenamiento del sistema ferroviario, la Sociedad Operadora Ferroviaria del Estado (Sofse) quedó a cargo de la explotación de la publicidad y alquileres de locales en las estaciones de las líneas Mitre, Sarmiento, Roca, San Martín y Belgrano Sur. La medida representa la terminación del proceso que se había iniciado con la transferencia de la administración de los contratos de operación de esos tres ramales a la Sofse a mediados de agosto. En cambio, el Ministerio del Interior y Transporte no planifica realizar cambios en relación con esos activos complementarios al servicio ferroviario en los ramales operados por la Ugofe y Ugoms, las empresas donde conviven los grupos Roggio-Metrovías y Emepa-Ferrovías. El Gobierno está avanzando en la definición de un nuevo esquema de distribución de las líneas entre esos operadores privados.

La Ley de Reordenamiento Ferroviario se sancionó en 2008 con el objetivo de salir de la situación de emergencia en la que se encontraba el sistema de trenes suburbanos. La legislación creó dos empresas públicas: la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), para encargarse de las inversiones, los planes de obra y los correspondientes presupuestos, quitándoles esa responsabilidad a los concesionarios, en muchos casos sospechados de sobrefacturar sus trabajos. La segunda fue Sofse, que habilitó al Estado a volver a operar los servicios, aunque también le permitía generar empresas mixtas, firmar contratos de operación y hasta volver a concesionar ramales. Los cambios de la ley que apuntaban a recuperar un rol central para el Estado no lograron avanzar y la política ferroviaria continuó relegada. Recién después de la tragedia de Once, en febrero del año pasado, comenzó a implementarse.

Hasta entonces la Sofse estaba encargada de trayectos menores en el interior del país. Desde agosto, administra y controla todos los contratos con los privados para la operación del sistema metropolitano, mientras que ADIF pasó a ocuparse de las obras en ejecución y futuras inversiones en esos recorridos. La medida representó una decisión política para avanzar sobre la administración de aspectos vinculados al día a día de la operatoria ferroviaria así como para subsanar zonas grises en materia de responsabilidades legales. Desde un primer momento, Interior y Transporte anunció que mantendría el esquema vigente de operadores privados a cargo de los grupos encabezados por Gabriel Romero y Aldo Roggio. El mes pasado, después de un nuevo accidente en la estación de Once, el ministro Florencio Randazzo decidió que la Sofse operara el ramal Sarmiento.

En el marco de ese proceso de reordenamiento ferroviario, Interior y Transporte decidió asignar a la Sofse “la explotación por sí, por intermedio de terceros o asociada a terceros, de los servicios colaterales y complementarios de los servicios de transporte ferroviarios de la totalidad del área operativa de las líneas Mitre, Sarmiento, San Martín, Roca y Belgrano Sur”. La medida implementada a través de una resolución publicada ayer en el Boletín Oficial alcanza fundamentalmente a la administración de las publicidades estáticas y el alquiler de locales en las estaciones de esos ramales que, por ahora, no experimentarán cambios. Desde el equipo de Randazzo sostienen que, por ejemplo, los locales, son “un espacio muy difícil de ordenar” y reconocen que no se trata de una prioridad de los cambios en la política ferroviaria. La administración estaba en manos de la Ugofe y Ugoms y ahora será administrada por la Sofse.

Fuente consultada: Página 12

Comentarios

Ingresa tu comentario