Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

La paradójica historia de la estación Carranza de la linea D

La estación, lejos de hacer homenaje a un prócer, recuerda el nombre de un terrorista de los años 50. (CABA) La estación Ministro Carranza del subte D, a pocos metros de la calle Ángel J. Carranza, no se llama así por la arteria cercana, como tantas otras estaciones, sino por Roque Carranza, ministro de Obras y Servicios Públicos durante la presidencia de Raúl Alfonsín. Paradójicamente, Carranza fue uno de los...

La estación, lejos de hacer homenaje a un prócer, recuerda el nombre de un terrorista de los años 50.

584x270_dsc00833

(CABA) La estación Ministro Carranza del subte D, a pocos metros de la calle Ángel J. Carranza, no se llama así por la arteria cercana, como tantas otras estaciones, sino por Roque Carranza, ministro de Obras y Servicios Públicos durante la presidencia de Raúl Alfonsín. Paradójicamente, Carranza fue uno de los autores de un atentado con explosivos durante un acto del peronismo en la estación Plaza de Mayo del subte A, en un contexto de grave inestabilidad política, el 15 de abril de 1953. Como resultado de la explosión fallecieron seis personas y otras noventa y tres resultaron heridas. Carranza fue encarcelado, pero en 1955 lo amnistió la Revolución Libertadora. A partir de entonces se volcó a la política.

Fuente consultada: Diego M. Zigiotto

Comentarios

Ingresa tu comentario