Buenos Aires, 22/09/2017, edición Nº 1773

Dos mujeres rusas eligieron Buenos Aires para casarse

Mientras en Rusia la persecución a las minorías sexuales crece, Marina Mironova y Oxana Tomofeeva decidieron viajar hasta Buenos Aires para poder formalizar su amor y unirse en matrimonio. (CABA) Dos mujeres rusas se casaron ayer en Buenos Aires, en el marco de la ley de matrimonio igualitario que se aprobó en Argentina hace cuatro años, ya que en Rusia rigen leyes discriminatorias contra la homosexualidad, por lo que la...

Mientras en Rusia la persecución a las minorías sexuales crece, Marina Mironova y Oxana Tomofeeva decidieron viajar hasta Buenos Aires para poder formalizar su amor y unirse en matrimonio.

image53c576647e1e90.98042480

(CABA) Dos mujeres rusas se casaron ayer en Buenos Aires, en el marco de la ley de matrimonio igualitario que se aprobó en Argentina hace cuatro años, ya que en Rusia rigen leyes discriminatorias contra la homosexualidad, por lo que la pareja busca radicarse en el país.

Marina Mironova y Oxana Tomofeeva se casaron en el Registro Civil de Uruguay 753, en el centro porteño, y fueron acompañadas por integrantes de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT).

Una de las testigos de las jóvenes fue la vicepresidenta de la FALGBT, Claudia Castrosín, quien expresó la alegría de “celebrar la igualdad en Argentina con la realización de otro matrimonio, y en este caso de lesbianas rusas que vienen acá y buscan radicarse, porque en su país la diversidad sexual está penalizada“.

Las mujeres, de 38 y 36 años, llegaron a la Argentina hace un mes y Mironova vino con su hijo adolescente porque, según explicó a través de una traductora, “se rumorea que está por salir una ley por la que le van a sacar los chicos a las mamás lesbianas“. La joven dijo a que es maestra y que la echaron del trabajo “porque se pasó la voz de que vivía con otra mujer“.

La joven, mamá de un adolescente de 16 años, Nikolai, que estaba junto a ella, vestía de blanco con vivos negros, igual que su pareja, y los tres llevaban en el pecho un moño celeste y blanco. Tras un “” dicho en castellano y apresuradamente mientras el juez preguntaba si aceptaban a su pareja en matrimonio, las dos expresaron su agradecimiento “a la Argentina” y felices se besaron al recibir la libreta roja de casamiento. “Queremos vivir en familia, no tener miedo y caminar libres por la calle“, dijeron las mujeres respecto de sus expectativas de vivir en Argentina.

Con el acompañamiento a las jóvenes rusas, la FALGBT recordó cuatro años de matrimonio igualitario en el país, cuando el 15 de julio de 2010 el Senado de la Nación aprobó la ley que transformó a Argentina en el primer país de Latinoamérica y décimo en el mundo en garantizar que las parejas del mismo sexo contraigan matrimonio en las mismas condiciones que las heterosexuales.

En tanto, en Rusia el Parlamento federal, Duma, aprobó en junio de 2013 la “ley contra la propaganda de las relaciones no tradicionales” y en la práctica se ilegalizó al movimiento ruso de lesbianas, gays, bisexuales y trans en ese país y en otros de la región, aseguraron las organizaciones de defensa de los derechos de la diversidad sexual.” No es sólo el problema del gobierno sino que la sociedad rusa nos discrimina“, dijo Mironova en ruso a través de un intérprete. “Tengo conocidos que se suicidaron por la discriminación. Queremos quedarnos acá. Hay libertad, la gente es linda y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner es tolerante.

Fuente: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario