Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Cuatro de cada diez adolescentes porteños están conectados a Internet las 24 horas

Por querer estar “siempre disponibles”, dejan encendida la PC o el celular hasta cuando se van a la cama.

Por Marcelo Bellucci

(CABA) Unos años atrás, estar todo el día conectado a Internet era una condición exclusiva de nerds u obsesivos. Con el auge de los teléfonos inteligentes, hoy en día es más habitual de lo que uno supone. Un estudio reciente indica que 4 de cada 10 adolescentes no apagan su computadora, el celular o la notebook ni cuando se van a dormir.

Los resultados son parte de la encuesta La Nube: Seguridad y Confianza en Internet, realizada por Microsoft. La misma fue coordinada por Roxana Morduchowicz, especialista en cultura juvenil. Se realizó sobre la base de 650 casos, que comprende a jóvenes de escuelas públicas y privadas de la Ciudad de Buenos Aires, de 15 a 17 años.

Como para estar atentos a cualquier sonido o luz que parpadea, 5 de cada 10 están conectados hasta que se van a dormir y apenas el 10% se conectan menos de 3 horas. “La idea es estar siempre disponible porque se relacionan de otra manera. Antes tenías el teléfono de línea, ahora, a través del celular tienen una gran cantidad de soportes de comunicación. El gran problema de los que están en línea las 24 horas es que se exponen más. Viven más situaciones de riesgo, guardan más información en la web y participan de acciones de burla o acoso” indica Morduchowicz.

En cuanto a las convicciones, 3 de cada 10 tienen total confianza en Internet, ya que no contrastan datos y realizan una búsqueda menos reflexiva, lo que implica que el primer enlace que encuentran lo toman por válido. “La alfabetización digital debe empezar por la casa y seguir en el colegio. Explicar que no todo lo que se publica es cierto” dice Morduchowicz.

Hubo un 50% de los adolescentes que se sintieron mal por alguna situación que vivieron en la red. Un 20% lo atribuye a fotos o videos violentos, 10% a páginas que los incomodaron, otro 10% por insultos, amenazas y burlas recibidas.

“Algo que deben considerar es que con sus comentarios, fotos y acciones que van acumulando, están construyendo su propia reputación en Internet. Cuando vayan a buscar trabajo o alguien los quiera encontrar, los resultados de Internet son los que van a hablar por ellos” advierte Jorge Cella, director de Tecnología y Ciudadanía Corporativa de Microsoft.

En cuanto al acoso y privacidad, 4 de cada 10 participó en una acción de bullying y el mismo porcentaje dice haber publicado fotos de otro sin pedirle permiso. “Es importante que las personas sepan que la privacidad no deber ser el precio a pagar por estar conectados a Internet, representa la capacidad que cada uno tiene de controlar el acceso a su propia información”, comentó Alejandro Anderlic, director de Legales y Asuntos Corporativos de la empresa de software.

adolescentes conectados

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario