Buenos Aires, 15/07/2020, edición Nº 2800
Conecte con nosotros

Información General

Una buena noticia en cuarentena: diez pingüinos rescatados pudieron regresar al mar en San Clemente

Presentaban cuadros de desnutrición, anemia y alto grado de parasitosis. Fueron rehabilitados en la Fundación Mundo Marino.

Publicado

el

(PBA) En medio de la crisis a raíz de la pandemia de coronavirus, San Clemente fue escenario de una buena noticia: diez pingüinos magallánicos (Spheniscus magellanicus) regresaron al mar el pasado domingo en sus playas, luego de haber sido rehabilitados en la Fundación Mundo Marino. Al momento de su ingreso a la institución, todos presentaron cuadros de desnutrición, deshidratación, anemia, hipotermia y alto grado de parasitosis.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Confirmaron casos positivos de coronavirus en dos buques de pesca en Mar del Plata

Las aves marinas de las localidades de Pinamar y Villa Gesell fueron rescatadas, en primera instancia, por la Fundación Ecológica Pinamar y la Fundación Verdemar que trabajan de manera cooperativa con la Fundación Mundo Marino en el rescate de fauna silvestre.

Esta especie, que según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se encuentra “casi amenazada”, migra entre fines de marzo y principios de abril desde nuestra fría Patagonia hasta latitudes más cálidas pudiendo llegar hasta Río de Janeiro, en Brasil. Previamente, su ciclo de reproducción se lleva a cabo entre septiembre y marzo. Luego, mudan completamente su plumaje antes de iniciar el viaje migratorio: “Estos animales poseen comportamiento gregario, por eso debemos esperar a que haya un número mínimo de recuperados para poder reinsertarlos en grupo. Pasan gran parte del tiempo en el agua, por lo que si aparecen solos en la playa es un mal síntoma. Lamentablemente, en su periplo migratorio al no encontrar el alimento suficiente, salen famélicos a nuestras costas con cuadros de hipotermia y desnutrición”, explica Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y jefe del Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino.

Es importante tener en cuenta que estos animales absorben el agua a través del alimento que ingieren, por lo que frente a la escasez del mismo, sobreviene un cuadro de deshidratación y de debilitamiento de su sistema inmunológico. Esto los vuelve más vulnerables a cualquier tipo de patología y los hace salir famélicos a las costas con cuadros de hipotermia o hipertermia, dado que no pueden regular correctamente su temperatura.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
La Juventud Sindical donó 10 toneladas de comida a los comedores de las villas porteñas

Al ingresar al centro de rescate, la primera medida para asistir a estos animales debe ser la hidratación: “Les suministramos agua con vitaminas, proteínas y azúcares. Una vez que recuperan el nivel adecuado de hidratación, se les da una fórmula con agua y pescado licuado. El siguiente paso, si lo toleran, es ofrecerles pescado en trozos y, finalmente, pescado entero”, explica Ignacio Peña, médico veterinario de la Fundación Mundo Marino.

Nosotros consideramos a todos los animales que registramos como centinelas del estado de la naturaleza. Ellos nos indican qué es lo que ocurre mar adentro y no estamos viendo”, sostiene Peña. NR

 

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis