Buenos Aires, 24/04/2018, edición Nº 1987
Conecte con nosotros

Información General

Multan combis que no usan la nueva terminal en 9 d eJulio

Publicado

el

Las nuevas estaciones subterraneas de combis se construyeron con el fin de eliminar la carga de automóviles que provocaban el colapso de la avenida 9 de Julio y sus alrededores, Cerrito, Sarmiento y Carlos Pellegrini, sin embargo aun hay transportes que aun paran sobre las calles y obstruyen el tránsito de los autos.

Viaje-terminal-jueves-empresasDIEGO-WALDMANN_CLAIMA20130728_0088_17

(CABA) A tres días de la inauguración de la terminal de combis subterránea, las calles Cerrito, Sarmiento y Carlos Pellegrini se ven mucho más aliviadas. Es que con la nueva terminal funcionando también empezaron a rodar las multas para las empresas que sigan cargando pasajeros en la calle.

Ubicada bajo la 9 de Julio, a la altura de Sarmiento, la terminal comenzó a operar el jueves a las 16 con el objetivo de descomprimir la zona del Obelisco y evitar que se interrumpa la circulación del Metrobus. En una recorrida, Clarín comprobó el viernes que cerca de las cinco de la tarde las calles Cerrito, Sarmiento y Pellegrini quedaron mucho más liberadas de camionetas. Sin embargo, algunas siguen estacionando allí pese a la advertencia del Gobierno porteño.

“Ya estamos controlando, en conjunto con agentes de tránsito, tanto a las combis de la calle como a las que ingresan a la terminal. Tenemos una base de datos para saber si están autorizadas o no. Sólo van entrando aquellas empresas que hayan presentado toda la documentación necesaria en donde conste que están en condiciones para trabajar, por ejemplo, con la habilitación de la CNRT. Ninguna camioneta puede seguir levantando pasajeros en la calle. Hoy pasó que algunas llegaban antes y no tenían espacio, pero nuestro objetivo es que no haya camionetas esperando en Cerrito o Pellegrini, por ejemplo”, sostuvo Juan José Méndez, uno de los coordinadores de la terminal.

En tanto, un grupo de choferes que estacionaron sus combis sobre Sarmiento coincidieron: “Con la terminal cambia todo: horarios y frecuencias. Hay que aceitar eso para no quedar dando vueltas y que te multen. Ahora estamos esperando que nos llamen para bajar porque no hay espacio. Vamos entrando por tandas, por eso estamos en la calle”. Y respecto al orden en el ingreso de los vehículos, Martín Pérez, coordinador del acceso principal al playón, contó: “Algunas de las que se ven en la calle es porque están haciendo una espera corta para poder bajar. Si empiezan a dar vueltas se les hace una multa. Una vez que se acercan a la rampa de acceso controlamos que esté todo en regla para que puedan pasar”.

Según el Gobierno de la Ciudad, la terminal podrá ser utilizada por unos 50.000 pasajeros cada día, ya que allí operan 19 empresas. La playa tiene lugar para 550 vehículos, una base operativa del SAME, con espacio para seis ambulancias y planean construir una conexión con el futuro Nodo Obelisco del subte, que permitirá combinar con las líneas B, C y D.

 

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario

Anuncio


Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
X