Buenos Aires, 17/01/2018, edición Nº 1890
Conecte con nosotros

Destacado 2

Guía para el mantenimiento de los alimentos

Para tener en cuenta.

Publicado

el

Consejos para conservar la calidad de tus compras desde el super hasta la mesa.

alimentos organizados

(CABA) A diario te preocupás por elegir alimentos saludables, pero ¿tenés en cuenta dónde y cómo guardarlos para mantenerlos en perfecto estado?

El correcto almacenamiento de los alimentos nos permite conservar la calidad de los mismos en sabor, aroma, textura y nutrientes, y nos ayuda a disminuir el riesgo de enfermarnos.
Por eso, te presentamos una guía práctica para que organices tus compras desde el súper hasta tu heladera, freezer y alacena.

LA COMPRA: Lo más importante es empezar por organizar la compra. Cuando vayas al supermercado empezá por elegir los alimentos no perecederos, después los alimentos frescos y por último, los que requieran refrigeración. De esta manera reducís el tiempo en que los productos de frío permanecen a temperatura ambiente. Ojo, no te olvides de controlar los envases y latas y que estén siempre en buenas condiciones.
Cuando termines la compra, tratá de no apoyar mucho las bolsas en el piso porque podés transportar gérmenes o bacterias a tu mesa.
Disminuí al máximo el tiempo de transporte del super a tu casa y comenzá por el almacenamiento de los alimentos que requieran frío.

CONSERVACIÓN EN FRÍO:

HELADERA
Por lo general, las heladeras familiares cuentan al menos con tres estantes y uno o dos cajones en el extremo inferior. El de más arriba es el más frío y debería mantener una temperatura entre 0 y 4 ºC. La cajonera y la puerta son sectores de mayor temperatura por encontrarse más alejados del motor y por su contacto con el exterior.
El orden dentro de la heladera
En la parte superior colocá las preparaciones listas para consumir, los alimentos cocidos y los embutidos. Así evitás que se alteren por contacto o por goteo con alimentos crudos (contaminación cruzada). Por esta misma razón, y porque necesitan temperaturas bajas, el sector medio usalo para los lácteos y productos envasados. El último estante es el destinado a los recipientes con carnes crudas. Los cajones son para las frutas y verduras, guardarlas limpias, sueltas o en bolsas perforadas. En la puerta podés conservar las bebidas, las salsas, mermeladas y conservas. Los huevos mantenelos en la puerta, aislados de otros alimentos, porque pueden tener bacterias en sus cáscaras, peligrosas para la salud.

Tips
– Usá recipientes, films o bolsas aptas para alimentos, con cierres herméticos para el almacenamiento en la heladera o el freezer, así evitás la contaminación por olores o por goteo y también conservás mejor sus propiedades.
– No sobrecargues el equipo, dejá espacio entre los recipientes para permitir la circulación de aire frío.
– Mantené tu heladera siempre limpia. No uses productos perfumados, y enjuagá bien las superficies después de cada limpieza.
– Colocá los alimentos con fechas de vencimiento próximos en el sector anterior de cada estante.
– Asegurate que las puertas de la heladera y del freezer cierran herméticamente.
– Cada vez que abras tu heladera, cerrarla rápidamente así no pierde frío.
– No mantengas preparaciones o productos perecederos por más de dos horas fuera de la heladera. A partir de los 5º C hasta los 60º C los microorganismos se desarrollan rápidamente y pueden generar toxinas responsables de intoxicaciones alimentarias.

FREEZER
Tips
– Mantenelo sin bloques de hielo en sus paredes así puede circular bien el aire frío.
– Conservá los alimentos con sus rótulos o colocá etiquetas que indiquen el nombre del producto y la fecha de elaboración y/o vencimiento.
– Nunca descongeles alimentos ni preparaciones a temperatura ambiente. Utilizá el microondas (en modo “descongelar”) o colocalos directamente en la heladera para lograr un descongelamiento progresivo.

ALACENA
Tips
– Mantené las alacenas siempre limpias. Las alacenas tienen que ser lugares secos, frescos y oscuros.
– No dejes envases abiertos porque pueden ingresar plagas o desarrollarse gorgojos. Podés usar bolsas de arranque o broches para mantenerlos bien cerrados.
– Chequeá las fechas de vencimiento de todos los productos que conservás en la alacena. Descartá siempre los que se hayan vencido y colocá en el frente de los estantes los que estén próximos a vencer, así recordarás utilizarlos.
– Mantené los alimentos lejos de los productos de limpieza.
Si querés saber cuánto tiempo podés conservar, en la heladera o el freezer, algunos alimentos te dejo este link dónde vas a encontrar una tablita muy práctica

 

Fuentes: revistaohlala

Comentarios

Ingresa tu comentario

Anuncio


Más leídas

Propietario y Editor Responsable:
Juan Braña
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis