Buenos Aires, 20/10/2018, edición Nº 2166
Conecte con nosotros

Información General

El INTI desarrolló un pavimento en base a neumáticos reciclados

Tecnología ecológica

Publicado

el

El INTI logró desarrollar un pavimento con mezcla de hormigón y neumáticos triturados que favorecerían al rápido escurrimiento de las aguas luego de las lluvias y al medio ambiente al reciclar los desperdicios automotrices.

Inti-isologo-2

(CABA) El centro INTI-Construcciones desarrolló mezclas de hormigón con la adición de neumáticos triturados que podrían ser empleadas en la pavimentación de rutas y caminos. El adelanto favorece el escurrimiento rápido de las aguas y podría sumar la ventaja ecológica de eliminar el reservorio donde el mosquito del dengue coloca los huevos para reproducción.

Alejandra Benítez, del Centro INTI–Construcciones, contó a Tiempo Argentino que “hace dos o tres años empezamos a trabajar con el Centro INTI-caucho a ver si podíamos encontrar alguna aplicación en la cual se pudiera disponer del residuo de la trituración de neumáticos.” En la Argentina existe por lo menos una empresa que se dedica a esa tarea. Los neumáticos tradicionales están compuestos de fibra textil, fibra de acero y caucho. Este último componente se reutiliza para suplemento en canchas de tenis o césped sintético; las fibras de acero se venden como chatarra para volver a obtener acero y con la fibra textil no se hace nada, aunque tiene alto poder calórico. Por ese motivo, se quema en muchas chacras y en Europa y Estados Unidos lo utiliza la industria del cemento, ahorrando petróleo, de forma controlada y manteniendo la contaminación en valores menores al 1 por ciento. Además, con las cenizas se fabrica el portland.

“En principio surgió para hacer bloques para construcción con la idea de alivianar el peso, ver si se podía mejorar la conductividad térmica o, simplemente, para tratar de cuidar el residuo, o sea, buscar la sustentabilidad”, explicó Benítez.

En la Argentina se desechan entre cinco y siete millones de neumáticos de camiones y autos por año, lo que equivale a entre 100 mil y 120 mil toneladas. Se convierten en una amenaza ambiental. La acumulación indiscriminada en basurales y depósitos los convierte en refugio de roedores y favorece, 4000 veces más que en la naturaleza, la reproducción de mosquitos y el consiguiente peligro de transmisión de enfermedades infecciosas.

Por eso en Misiones ya mostraron interés por el desarrollo del INTI. La dirección provincial de vialidad quiere el producto para sus caminos, pero también evaluaron la iniciativa como una acción directa contra el mosquito del dengue, uno de los principales riesgos sanitarios de la región. El Instituto ya firmó un convenio con ese departamento y en diciembre próximo tendrán la primera reunión para materializar el acuerdo.

“Vamos a tratar de recoger de la zona fronteriza –manifestó Benítez–, pero un gran problema son las grandes distancias hasta los centros de recolección y, por consiguiente, el transporte, que también encarece los costos. La idea es tratar de colocar plantas de trituración en distintos puntos del país para que las distancias se acorten.”
Para la mujer, el proyecto puede atraer al sector privado porque “triturar sin separar es mucho más barato que separándolo porque el proceso se complica, incluso, ese proceso se cuenta en millones de pesos”.

El hormigón tradicional se fabrica con arena, piedra, cemento y agua. También puede contar con algunos aditivos que mejoran las condiciones en su estado fresco, es decir, al momento de colocarlo. “A la arena y piedra se las reemplaza, como parte de los agregados, por estos chips de neumáticos”, explicó Benítez y exclamó: “son recursos no renovables que proteges al usar un residuo que de otra manera hay que enterrarlo y ocupa mucho volumen”.

“Además, mejoras el escurrimiento porque cortas la acumulación de agua debido a lluvias fuertes aunque tenes que pensar en lo que va a ir debajo del pavimento porque se necesita un sistema que recoja el escurrimiento mediante pendientes o mini canales. En INTI no inventamos la solución sino que este desarrollo tiene que formar parte de un sistema constructivo”, finalizó.

Fuente consultada: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario

Anuncio




Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X