Buenos Aires, 13/06/2021, edición Nº 3133
Conecte con nosotros

Destacado 2

El aumento del subte llegará con obras y cámaras de seguridad

Publicado

el

Mientras se multiplican las quejas sobre la falta de inversión en el subte, pese a los aumentos de los últimos meses, el Gobierno de la Ciudad promete mil cámaras de seguridad y nuevas obras.

subte_h1

(CABA) Mientras que desde marzo se prevé que la tarifa del subte suba a $ 4,50 con las tarjetas SUBE o Monedero, y $ 5 en las ventanillas, los usuarios se preguntan cuándo se advertirán mejoras significativas en el servicio. En las previsiones oficiales, 2014 será un año en el que el subte sumará nuevas formaciones en las líneas A y B; recambiarán 10 kilómetros de vías en la línea E, colocarán mil cámaras de seguridad e incorporarán nuevas señales en las líneas C, entre otras obras como reparación de grietas y de escaleras mecánicas.

Por lo pronto, hoy los aumentos en las tarifas no tuvieron un correlato en un mejor servicio. Los ingresos del subte, indicaron en la Ciudad, fueron destinados a cubrir gastos operativos, salariales y, claro está, a las ganancias de la concesionaria.

En 2014, el subte le costará al gobierno porteño unos 10 millones de pesos por día. Y Macri prevé destinar 3600 millones de pesos para gastos e inversiones (el 32 por ciento se obtendría por la venta de pasajes).

Precisamente, la oposición porteña cuestionó el nuevo aumento tarifario al considerar que las obras «nunca aparecen», y que los usuarios acumulan años de promesas incumplidas. De hecho, sólo la línea A hoy tiene aire acondicionado en sus formaciones, y a la hora de enumerar más falencias en la infraestructura, las frecuencias del subte en las horas pico están lejos de ser las ideales. Además, no funcionan muchas de las escaleras mecánicas; los baños de las estaciones -si tienen- suelen estar sucios, y los policías ya no patrullan en los andenes.

Subterráneos Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase) aseguró que durante este año incorporará dos trenes CAF para la línea B y seis trenes Siemens Schukert para la línea A. «Reforzaremos la frecuencia incorporando más formaciones que reducen el tiempo de espera y aumentan el flujo de pasajeros. Este será un paso importante para que los usuarios puedan advertir mejoras a la hora de viajar», dijo Juan Pablo Piccardo, presidente de Sbase.

Además, este año la Ciudad realizará la reparación general de 100 de los 300 coches que necesitan una revisión general -los desarman por completo- para garantizar su buen funcionamiento y evitar demoras producto de averías.

Además, se incorporará el aviso de «sistema sonoro» en coches de las líneas A, B, C y D. «Esto contribuirá a proveer información sobre estaciones y beneficiará sobre todo a personas no videntes. En las líneas A y B estará terminado en agosto próximo, y en la C y en la D, en los próximos meses», afirmó el presidente de Sbase.

Para la línea C se prevé, además, el recambio de señales y aparatos de vías. Esta acción permite reducir el intervalo de espera y refuerza la seguridad de circulación. En tanto en la línea E, se hará una renovación total de los 10 kilómetros de vías. Esta obra permitirá aumentar la velocidad de circulación y reducir los ruidos, uno de los reclamos más frecuentes entre los usuarios de esta línea.

La obra total tardará unos 29 meses. Por otra parte, sigue demorada la extensión de la E, que iba a estrenarse en 2012: todavía no hubo acuerdo entre la Nación y la Ciudad para licitar la compra de vías para la extensión del tramo que va desde Plaza de Mayo hasta Retiro. Las tres estaciones (Correo Central, Catalinas y Retiro) están prácticamente terminadas.

La seguridad en los subtes sigue siendo cada vez más crítica. Con la Policía Federal en retirada, la Ciudad negocia con la Nación custodiar los andenes con policías de la Metropolitana. Pero todavía no hay una definición sobre este tema.

Por lo pronto, pondrán en marcha un medida paliativa: incorporarán mil cámaras de seguridad (200 en los talleres y 800 en los andenes) para monitoreo y seguimiento desde la sede central de la fuerza porteña. «Reforzaremos los sistemas de seguridad de la red a través de la instalación de cámaras y fibra óptica, así como también capacitaremos en el uso de nuevas tecnologías para la prevención de accidentes. Se hará en 11 meses en la mayoría de las estaciones», comentó Piccardo.

La Ciudad también informó que continuarán con los trabajos de reparación de escaleras mecánicas y ascensores. Hoy, muchos están fuera de servicio, principalmente en la línea D.

Otra de las obras importantes que harán será la continuación de la extensión de la línea H, que sumará seis estaciones a la red. Este año realizarán la conexión de los túneles de las líneas H y D, lo que beneficiará a más de 200.000 usuarios. «Esta obra representa uno de los hitos más grandes de la gestión porque permitirá conectar Pompeya con Recoleta», dijo Piccardo. Claro que este «hito» se concretaría recién en 2015, un año electoral.

Alejandro Bodart, legislador porteño por MST, dijo que el aumento tarifaria previsto para marzo es innecesario. «Este gobierno hace un mal manejo del subte. Le permite a Metrovías aumentar las ganancias con un aumento que no hace falta, cuando, en realidad, la mayoría del dinero para las obras sale del presupuesto. Y los que sufren son los usuarios», dijo Bodart, quien el año pasado había frenado por seis meses la suba de $ 2,50 a 3,50 tras presentar un amparo.

La nuevas tarifas del subte que aplicará el gobierno porteño prevén un aumento de casi el 30% y un sistema de descuentos escalonados para los usuarios frecuentes. El costo del boleto por cada viaje que regirá desde marzo próximo pasará de $ 3,50 a $ 4,50 con las tarjetas SUBE y Monedero. Y en efectivo, por ventanillas, el valor será de $ 5.

Para los usuarios frecuentes, los descuentos oscilarán entre el 20% y el 40% según la cantidad de viajes que realicen durante el mes, a mayor cantidad, más descuento. Aquellos que hagan 44 viajes por mes, se les descontará de la SUBE o Monedero $ 4,50 por los primeros 20 viajes; $ 3,60 para los diez siguientes; $ 3,15 para los otros diez, y $ 2,70 para los cuatro restantes. De esta manera, a lo largo del mes pagarán una tarifa promedio de $ 3,83 por viaje, un 9,29% de suba con respecto a los $ 3,50 de la actualidad.

Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: RE-2019-73344925-APN-DNDA#MJ


contador de visitas gratis