Buenos Aires, 24/05/2024, edición Nº 4209
Connect with us

Información General

Cierran comedores por falta de alimentos

En algunos casos abren con menos frecuencia y dependen de donaciones. Los responsables aseguran que desde noviembre no reciben asistencia del Estado. A partir de este mes el Ministerio de Capital Humano brindará ayuda directa solo a los lugares inscriptos

Published

on

Los movimientos sociales comenzaron a cerrar comedores y merenderos comunitarios que dependen de sus organizaciones por falta de asistencia por parte del Ministerio de Capital Humano. Aseguran que la última vez que recibieron alimentos secos fue en noviembre de 2023.

En febrero pasado la Comisión Episcopal de Cáritas Argentina le había pedido al Gobierno de Javier Milei, a través de un comunicado que se les proporcione “la ayuda necesaria” en materia de alimentos a los comedores populares para que puedan seguir funcionando.

En paralelo, la semana pasada la ministra Sandra Pettovello anunció que comenzaron a asistir “de manera directa” a través del programa “Alimentar Comunidad” a unos cinco mil comedores inscriptos y que aspira a ampliar ese número a doce mil. Se trata de dinero que se carga en las tarjetas de los responsables de esos espacios para comprar no solo alimentos secos sino frutas, verduras y otro tipo de alimentos proteicos.

“Atendemos menos días”

Dirigentes del Movimiento Evita, Somos/Barrios de Pie, del Movimiento Trabajadores Excluidos (MTE), y del Frente Popular Darío Santillán le confirmaron a Infobae que desde fines de marzo las organizaciones sociales y piqueteras de izquierda han cerrado comedores y merenderos y abren sus puertas a las familias más vulnerables dos o tres veces por semana ante la falta de insumos para preparar las viandas de comida.

Advertisement

El Movimiento Evita, cuyo principal referente es el ex funcionario Emilio Pérsico, fue la primera organización social en alertar sobre esta situación.

Desde la Casa Rosada lo interpretaron como “una extorsión”. “Siguen intentando utilizar a los más necesitados para conseguir los privilegios que les fuimos sacando, como los convenios a sus cooperativas, la administración del Potenciar Trabajo o la tercerización de los alimentos secos que iban de manera directa a esas organizaciones piqueteras y que solo rendían el ocho por ciento de la distribución” y agregaron: “El 55% de los comedores que auditamos no existen”.

Daniel Menéndez, coordinador nacional de Somos/Barrios de Pie y también ex funcionario del ministerio de Desarrollo Social durante la gestión de Alberto Fernández, explicó que la falta de asistencia por parte de Capital Humano, a través de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia -ex Desarrollo Social- obligó al cierre de comedores de ese espacio.

“No tenemos el dato preciso de los comedores que cerraron, pero si hay una merma en la asistencia porque no tenemos alimentos desde noviembre”, sostuvo Menéndez y agregó: ” Los comedores están cerrando y una buena cantidad abren menos días o encontrándole la forma de subsistir. Esa es la realidad que se vive hoy en los barrios más carenciados”.

Advertisement

Según este y otros relatos, las familias migran a otros comedores y merenderos que sí están asistiendo, como los de las iglesias u otros espacios comunitarios.

Desde el Movimiento Socialista de los Trabajadores, el Polo Obrero y el MST-Teresa Vive también dijeron que “hay comedores que cerraron y otros que redujeron los días de asistencia”.

Una realidad parecida sufren en el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) espacio referenciado en Juan Grabois. “Los municipios colaboran muy poco ante esta crisis. Te diría que casi ningún intendente lo hace. Alimentos no llegan ni de Nación ni de los municipios. Algunas provincias, no todas, reciben asistencia de las gobernaciones”, detalló Nicolás Caropresi, uno de los lideres del MTE y apuntó: “Los compañeros están intentando establecer diálogos con los municipios, pero hasta ahora no llega nada. Nosotros estamos administrando lo que nos queda o las compras que realizamos hace dos semanas con lo que nos quedaba de los convenios que firmamos antes del cambio de Gobierno. Ahora dependemos de las donaciones. Para regular eso, cortamos la cantidad de días de asistencia a los comedores. La situación esta complicada”, opinó el dirigente del MTE al ser consultado por este medio.

Desde Libres del Sur, la organización liderada por Silvia Saravia expresaron: “nosotros tuvimos que bajar la frecuencia de entrega en los comedores y se cocina cuando se puede y cuando se reciben donaciones”.

Advertisement

Aumento de la VTV en Amba

“Alimentar Comunidad”

Los funcionarios de Capital Humana se desentienden de esta crítica. Señalan que las transferencias directas que envían a los comedores registrados brinda “una mayor transparencia”. También que “nos da la seguridad que la asistencia llega a los que les tiene que llegar ya que hay controles y se verifica cada peso que se gasta”. Para los colaboradores de Pettovello esto brinda la certeza que “la comida llega efectivamente a los sectores vulnerables”.

También adelantaron que se iniciaron compras de alimentos por licitaciones “para atender situaciones de emergencia”. Y que “Continuamos fortaleciendo las transferencias monetarias a comedores, con el objetivo de expandir nuestra red a 12.000 comedores registrados, asegurando una cobertura amplia y efectiva en la lucha contra la vulnerabilidad alimentaria”.

Un estrecho colaborador de Pettovello adelantó que desde Capital Humano se están realizando relevamientos para “precisar la cantidad de personas que asisten a los comedores” y que para eso se “implementó un mapeo”, además de “controlar los precios y la calidad de los alimentos que brindan y asistirlos para mejorar la calidad nutricional.

Advertisement

Saravia, dirigente nacional de Libres del Sur afirma que desde el Gobierno de La Libertad Avanza “se implementó una campaña de desprestigio a las organizaciones sociales, que hace más de 20 años hacemos magia cotidiana para asistir a cientos de miles de personas. Esa campaña verbal no encuentra asidero en la realidad”, afirmó la ex candidata a la gobernación por la provincia de Buenos Aires. Y recordó que “muchos comedores dejaron de funcionar por la falta de asistencia por parte de Capital Humano o redujeron sus jornadas, y eso es algo que venimos planteando públicamente. Si encuentran una persiana cerrada es porque el comedor se vio obligado a dejar de asistir a niñas, niños, jóvenes y adultos que resolvían muchas veces su única comida diaria en ese lugar”.

Para Saravia: “El gobierno miente porque no hay ayuda a los comedores ni asistencia social. Hay una realidad que es que ellos han tomado una decisión inicial de suspender absolutamente todo y después tibiamente empezaron a hacer convenios con algunos sectores”.

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: RE-2020-52309475-APN-DNDA#MJ


contador de visitas gratis