Buenos Aires, 21/09/2019, edición Nº 2502
Conecte con nosotros

Tecnología

Cada vez es más fácil para los padres controlar a distancia el celular de sus hijos

Hay numerosas aplicaciones que permiten chequear el móvil de los chicos. Google presentó la herramienta digital más avanzada hasta ahora.

Publicado

el

(CABA) Los hijos tienden a imitar el comportamiento de sus padres, por lo que no resulta algo excepcional que el celular, a edad temprana, constituya uno de sus principales objetos de deseo. Y si bien los expertos establecen los 11 años como la edad indicada para usar este dispositivo, en Argentina, de acuerdo a un estudio reciente, la mayoría ya toma contacto a los 5. El problema no es tanto el aparato en cuestión como los contenidos a los que les abre la puerta. Por eso Google presentó una herramienta que ayuda a regular la información que se refleja en pantalla en tiempo real.

Este software gratuito se llama Family Link y su función consiste en establecer determinadas pautas digitales para acompañar a los pequeños (recomendado hasta 13 años) en sus primeras incursiones en el mundo cibernético.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Alerta en la Ciudad por la aparición de alacranes

El problema de estos software que aplican una capa de control es que suponen una restricción a la libertad individual. Si uno mira hacia atrás, la situación, en retrospectiva, es similar a la del hijo hablando por teléfono con su primera novia y el padre que se mete en la línea desde otro interno para indicarle que debe cortar, ya que está esperando un llamado importante.

Ninguna herramienta, por más efectiva que sea, va a reemplazar el diálogo de los padres. Lo que hay que entender es que el software de control parental puede funcionar como un apoyo pero no tiene que ser la opción definitiva. Tampoco hay que imponérselo al chico porque va a buscar la forma de saltear la protección. Hay que explicarle que esta aplicación lo va a ayudar a cuidarse a él y también al teléfono. Y a medida que se vaya familiarizando con la tecnología y sea cada vez más consciente de los peligros que lo acechan, se le puede comenzar a bajar las restricciones”, opina Cecilia Pastorino, vocera del sitio Argentina Cibersegura.

La mejor analogía con la vida real -dicen- es que cuando el niño es chico el padre lo acompaña de la mano hasta la puerta del colegio y a medida que va creciendo, se amplía el cupo de autonomía, hasta que finalmente, le entrega las llaves de la casa para que vuelva solo. “El día que finalmente tenga su propio smartphone, el niño va a estar empoderado para saber decir que no ante una situación incómoda, cerrar la ventana del chat que lo molesta y tener la suficiente confianza del mayor para charlar cualquier inconveniente que surja”, remarca Pastorino.

Lo cierto es que el software de Google no es el único en su especie. Hay muchos otros similares, un poco más esquemáticos y rígidos, que edifican un muro de control para supervisar lo que ocurre en el entorno del teléfono. Ofrecen informe de las actividades online, bloquean determinados contenidos, limitan el número de contactos, fijan un tiempo de uso y establecen un perímetro de seguridad bajo el cual estar protegido.

Uno de los mejor conceptuados es Qustodio que también permite supervisar (aunque espiar sería la palabra adecuada) las actividades del chico a través de una página web en la que informa con quien se conectó y las ventanas que abre. Dispone algunas funciones pagas que habilitan un filtro para rechazar pornografía o realizar un seguimiento a través del sistema de geolocalización.

La reglamentación en estos casos la asigna la mano del padre, quien termina decidiendo el nivel de protección que desea. Puede habilitar todas las prohibiciones o elegir las más importantes. En este sentido, Kids Zone monitorea el dispositivo 8 veces por segundo bloqueando la carga de cualquier aplicación que no esté incluida. También se puede establecer un límite de tiempo de la pantalla e indicar a qué hora se apaga el celular.

Con un alto nivel de restricción, Kids Place es prácticamente una máquina de impedir. Entre otras funciones, compone un inicio personalizado en donde sólo se muestran las aplicaciones autorizadas, bloquea las llamadas entrantes, impide realizar compras y apaga señales Wi-Fi no consentidas.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
El Banco Ciudad anunció un remate con productos electrónicos confiscados por la Aduana

Orientado a la prevención de actividades de sexting, grooming, ciberbullying, SecureKids, incluye en su panel principal un botón de emergencia para alertar a los mayores en caso de emergencia. Permite también conocer la ubicación del chico en todo momento y rechazar en forma remota los llamados que no figuran en su lista de contactos.

También hay otros dispositivos que se pueden utilizar como los reloj inteligentes, que permiten conocer, a través de una app, la posición del chico en tiempo real. En este sentido Bipy Niños, que en rigor es un celular de muñeca, está concebido para menores de 10 años, tiene conexión 3G y GPS propio, permite hablar por teléfono sólo a los contactos aprobados y funciona con un abono de datos. También aparecen Instto y Weki, otros dos relojes orientados al mismo público infantil. NR

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X