Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Sorpresivo cierre en el jardín de infantes del Garrahan

Después de 27 años de funcionamiento, la sala de tres años de “Quiero mimos” cierra sus puertas por problemas presupuestarios, lo que provocó la angustia de muchas madres. El lugar era la solución de muchos trabajadores del centro de salud que dejaban a sus hijos ahí durante toda la jornada. (CABA) El cierre de la sala de tres años del jardín maternal “Quiero mimos” del Hospital Garrahan despertó por un lado polémica y por otro cierta...

Después de 27 años de funcionamiento, la sala de tres años de “Quiero mimos” cierra sus puertas por problemas presupuestarios, lo que provocó la angustia de muchas madres. El lugar era la solución de muchos trabajadores del centro de salud que dejaban a sus hijos ahí durante toda la jornada.

jardín de infantes del Garrahan

(CABA) El cierre de la sala de tres años del jardín maternal “Quiero mimos” del Hospital Garrahan despertó por un lado polémica y por otro cierta angustia de las madres, que tratan por todos los medios de que el lugar vuelva a habilitarse. Hubo un abrazo simbólico, que seguramente se reiterará en los próximos días, tratando de que las autoridades revean la situación.

El jardín en cuestión lleva 27 años funcionando y a lo largo de todo este tiempo fue la solución de muchas trabajadores del centro asistencial, que dejan a sus hijos en buenas manos, informó Crónica.

Precisamente en una carta que hicieron pública las mamás aseguran que “de este espacio nos beneficiamos tanto los padres, que dejamos a nuestros hijos la jornada laboral completa con absoluta tranquilidad sabiendo que están junto excelentes maestras, nuestros hijos, que están contenidos, aprenden, juegan, se divierten y son queridos y vuelven felices a casa, así como el mismo hospital porque al dejar nuestros chicos ahí disminuye notablemente el ausentismo laboral”.

En tanto, la Asociación de Profesionales del hospital y la de técnicos se hicieron eco del pedido y tratan de buscarle una solución al espinoso tema. Ambas asociaciones se quejaron del “clima laboral que ha provocado la decisión de cerrar la sala, no consensuada con los padres, parte importante en el funcionamiento de la Institución. Esto, sin duda, deteriora el vínculo con la institución de quienes se sienten afectados. Reflexionamos que decisiones como la presente, debieran tener en cuenta que aquéllos a quienes involucra merecen, por su condición de personas y miembros activos del quehacer institucional, el mayor de los respetos. Esta aseveración se basa en lo referido por las madres que han solicitado nuestra intervención en la búsqueda de alguna solución al conflicto”.

Según las madres, las razones esgrimidas para el cierre son presupuestarias, asegurando que dado el aumento de concurrentes no hay lugar físico para los niños de tres años.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario