Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

La nueva edición el TC 2000 en Buenos Aires tendrá lugar en Recoleta

A diferencia del año pasado , cuando la competencia se desarrolló en el entorno del Obelisco, el segundo circuito callejero porteño se utilizará el sábado y el domingo de Semana Santa por las avenidas Del Libertador y Figueroa Alcorta, en pleno barrio porteño de Recoleta (Comuna 2) (Ciudad de Buenos Aires)  Ambas arterias, entre Tagle y Ayacucho, servirán como pista a 28 corredores de turismo competición que circularán a velocidades...

A diferencia del año pasado , cuando la competencia se desarrolló en el entorno del Obelisco, el segundo circuito callejero porteño se utilizará el sábado y el domingo de Semana Santa por las avenidas Del Libertador y Figueroa Alcorta, en pleno barrio porteño de Recoleta (Comuna 2)

figueroa-alcorta-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires)  Ambas arterias, entre Tagle y Ayacucho, servirán como pista a 28 corredores de turismo competición que circularán a velocidades de hasta 230 kilómetros por hora en las rectas.

Los organizadores del espectáculo -que en su edición de 2012 convocó un millón de espectadores, entre ellos, 120.000 turistas-  informaron que el montaje de la infraestructura que delineará y contendrá el circuito comenzará a principios de marzo y se extenderá por 28 noches. La traza, de 3,2 km,  quedará cerrada al tránsito en la noche del viernes 29.

“Como los días previos son Jueves y Viernes Santo, eso ayudará a disminuir la afluencia de autos en la zona y el momento crítico del armado no generará tantos trastornos. Lo mismo ocurrirá con el desarme, porque el lunes 1° y el martes 2 de abril son feriados”, explicó Rodrigo Figueroa Reyes, CEO de Fire Advertainment.

El empresario admitió que el cambio de emplazamiento geográfico del circuito obedeció a los conflictos que generó el primer circuito, que se trazó por la 9 de Julio, Diagonal Norte y Avenida de Mayo.

En aquel momento hubo críticas por el impacto de las vibraciones y los gases de los autos sobre el casco histórico; además, la colocación de los muretes obstruyó durante los días previos 42 paradas de colectivos, 31 salidas del subte, 8 playas de estacionamiento y 39 bocas de tormenta. Paralelamente, complicó el acceso a 24 cabinas telefónicas y a 61 quioscos de diarios y flores.

“El circuito por Libertador y Figueroa Alcorta abarca un 50% menos de bocas de tormenta, un 90% menos de paradas de colectivos, ninguna salida de subtes ni puestos de diarios ni flores. Por otro lado, pasamos de tener 1500 metros de frentistas a sólo 200 metros, así disminuimos ocho veces el problema de los ingresos en hogares, oficinas y servicios”, sostuvo Figueroa Reyes en declaraciones al diario La Nación, en un informe publicado por la periodista Ángeles Castro.

Si bien en un principio se pensó en un recorrido exclusivo por la 9 de Julio, las polémicas obras del Metrobus en esa arteria impidieron concretar la idea.

Finalmente, la competencia partirá desde la sede central del ACA, en Libertador y Tagle; tomará Tagle hasta Figueroa Alcorta y por allí irá hacia el Sur hasta Ayacucho, por donde enlazará con Libertador hacia el Norte hasta el punto de partida-llegada.

La elección del ACA se debió a que se trata de un lugar emblemático para el automovilismo porque en ese sitio largaban los Grandes Premios en los años ?50, con la participación de Juan Manuel Fangio, Oscar Gálvez y José Froilán González.

Como la traza recorre atractivos turísticos y culturales muy importantes de la ciudad, como el Museo Nacional de Arte Decorativo, la floralis generica de la plaza Naciones Unidas, el Museo de Bellas Artes, el parque Thays, el Palais de Glace y el Buenos Aires Design, se prevé que la modificación del recorrido no influirá negativamente en la captación de público.

Respecto del impacto ambiental de la carrera, los organizadores aseguraron que la Agencia de Protección Ambiental de la ciudad aprobó el correspondiente cálculo, sobre la base de las mediciones realizadas durante 2012. En principio, por tratarse de una traza en una zona abierta sin edificios, los valores de impacto ambiental y acústico serán mucho más bajos, ya que las avenidas 9 de Julio, Diagonal Norte y De Mayo actuaban como “cajas de resonancia”.

El año pasado, el impacto ambiental de la carrera fue evaluado en un expediente judicial que inició la legisladora filokirchnerista Delia Bisutti. Los organizadores fueron obligados a agregar pantallas acústicas al circuito.

Por todas las ventajas del emplazamiento en Recoleta, la intención de Fire Advertainment es mantener la prueba automovilística en este escenario los próximos años.

Por lo pronto, el sábado 30 de marzo, entre las 10 y las 18, se realizarán las clasificaciones; el domingo 31, de 10 a 13 correrán las categorías soporte. La carrera principal, o sea el Súper TC2000, se desarrollará de 13 a 14.

El recorrido estará separado del público por estructuras de cemento de 1,10 metros y, sobre ellas, una malla metálica de 1,90 m, lo que asegura una contención de tres metros de altura.

El operativo preventivo de seguridad y emergencia dentro del circuito se completa con 12 ambulancias de alta complejidad, 14 vehículos de rescate, 30 hombres con matafuegos y tres autobombas. En tanto, por fuera el SAME desplegará también sus equipos.

Mediante este espectáculo, las autoridades esperan que ingrese en hotelería, gastronomía, venta de ropa y libros y otros servicios una cifra similar a los US$ 28 millones que invirtieron los asistentes a la carrera en 2012.

Comentarios

Ingresa tu comentario