Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

Cocina de elite: el restaurante Tegui, entre los 10 mejores de Latinoamérica

El chef Germán Martitegui obtuvo el puesto número 7 del ranking de los 50 Best Latam. Además, otros diez porteños lograron una posición.

(CABA) Más que una sorpresa, fue una confirmación. Otra vez Tegui, el restaurante comandado por el chef Germán Martitegui, es el mejor argentino de América latina. Trepó dos posiciones y se quedó con el puesto 7 del ranking de los 50 Best Latam, dado a conocer anteanoche, en México DF. Además, la lista incluyó otros nueve porteños y hubo una mención especial para iLatina, lo mejor de lo nuestro entre los emergentes.

“En Tegui no paramos nunca de hacer cosas nuevas. Este de hoy no es el mismo restaurante que el del premio de 2013 ni que el de 2014. Estamos convencidos de que nunca hay que dejar de hacer. Y lo hacemos para nosotros, no para los premios”, advierte Martitegui, que celebró la presencia de la otra decena de representantes locales: “Cuantos más somos y más arriba estamos, más nos ven en el mundo. Es una plataforma única para dar a conocer lo nuestro”.

La tercera edición de los 50 Best Latam reunió a un jurado de 252 miembros en el Antiguo Colegio San Ildefonso, del centro histórico, escenario de la revelación de la lista. El público, ávido de ratificar sus hipótesis, se sorprendió con los flamantes premiados y aplaudió a sus favoritos.

Hay un boom innegable de la cocina de América latina. En gran medida, por la diversidad de paisajes culturales y de productos que conforman su despensa gigante. Y por la inquietud de cocineros jóvenes que se animan a investigar materias primas, incorporar técnicas e innovar en sus platos. Razones de más para ubicar a la gastronomía de la región en un camino ascendente que provoca la atención de los ojos del mundo.

tegui 5

El salto más alto en términos cualitativos lo dio Tegui, que escaló del puesto 9 al 7, y se posicionó nuevamente como Mejor Restaurante Argentino. A pesar de mostrarse contento con el reconocimiento, Martitegui confesó: “Igual los premios representan una etapa de aprendizaje y también una exigencia”. Y bromeó: “Ya estoy llamando a mi analista”. Pero lejos de una atmósfera competitiva, entre los argentinos se palpitaba un espíritu solidario: “Nos gusta compartir los logros entre colegas y amigos, y conocer juntos otras culturas culinarias. Que hoy estén presentes referentes tan diversos habla del potencial de la gastronomía argentina, en la que la carne sigue siendo nuestro emblema indiscutido”, dijo Emilio Garip, referente gastronómico al frente de Oviedo. Pablo Rivero, de Don Julio, asintió con complicidad.

Durante la ceremonia, una sonriente Soledad Nardelli festejaba que Chila había mantenido su puesto (21). Gastón Riveira, de La Cabrera, no ocultaba su sorpresa cuando confirmó que ganaba tres lugares, alcanzando el escalón 19, igual que Fernando Rivarola, de El Baqueano, que pasó del 18 al 15. Elena, del chef Juan Gaffuri, avanzó del 48 al 37. Y entraron en escena: Restó, del talentoso Guido Tassi; Don Julio, de Rivero, e I latina, de Santiago Macías.

Antes del anuncio se habían divulgado los galardones entregados al cocinero mexicano Enrique Olvera (Diners Club Lifetime Achievement Award 2015) y a la inquieta brasileña Roberta Sudbrack (Premio Veuve Cliquot a la Mejor chef mujer 2015). También eran vox pópuli algunos de los reclamos que este evento suscita desde sus comienzos: se sabe que los primeros lugares de la lista garantizan visibilidad a los chefs propietarios de los restaurantes rankeados, que capitalizan el éxito y festejan la multiplicación de las reservas en sus respectivos locales. Dato no menor si se tiene en cuenta la complejidad del negocio gastronómico en América latina y el resto del mundo. Pero lo cierto es que es la propia industria la que define los resultados. Y más allá de cualquier suspicacia, esta iniciativa pone en la mira las cocinas que humean de este lado del mapa.

Por segundo año consecutivo, la gastronomía peruana estuvo de parabienes. Central se quedó con el primer puesto; Astrid y Gastón, con el tercero, y Maido, con el quinto. México, país anfitrión, logró el número más alto de restaurantes en la lista junto a la Argentina, con diez cada uno. Le siguen Perú con nueve y Brasil con ocho. La elección de convertir en sede a la Ciudad de México también está vinculada a la riqueza, diversidad y el carácter vibrante de la cocina de este país.

Aquí o allá, los 50Best Latam ponen en evidencia el crecimiento superlativo de nuestra cultura gastronómica, convertida en bandera del desarrollo y el orgullo nacional.

Los diez porteños del ranking

7 Tegui / 15 El Baqueano
19 La Cabrera / 21 Chila
28 Aramburu / 37 Elena
39 Oviedo / 43 Restó
45 Don Julio / 48 Tarquino
I Latina (mención al Restaurante Emergente)

El Baqueano

Comentarios

Ingresa tu comentario