Buenos Aires, 11/08/2020, edición Nº 2827
Conecte con nosotros

Información General

Ya suman 146 los casos positivos de coronavirus en instituciones de menores de la Ciudad

La cifra abarca los casos confirmados en institutos, hogares y neuropsiquiátricos. Son 93 chicos y 53 miembros del personal.

Publicado

el

(CABA) Desde el comienzo de la pandemia, suman 146 los casos positivos de coronavirus en instituciones cerradas de menores la Ciudad de Buenos Aires, son 93 chicos y 53 miembros del personal, según datos del relevamiento de la Comisión de Seguimiento del Tratamiento Institucional de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría General de la Nación.

Desde el comienzo de junio, el pico de contagios que manifestó el territorio porteño se reflejó en espacios que albergan jóvenes con problemas judiciales, hogares de niños, y hospitales públicos con chicos con problemas de salud mental o discapacidades. Al punto que, entre el 12 y el 19 de junio, se confirmaron 50 nuevos infectados en estos lugares, entre internos y trabajadores.

El informe revela también que del total de contagios registrados entre el 11 de abril y el 4 de julio, 49 chicos fueron derivados a hospitales, de los cuales 31 continúan internados. Además, hay dos alojados en hoteles.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
El Museo Barrio de Flores lanza un programa de talleres online para chicos durante las Vacaciones

La coordinadora de esta Comisión de la Defensoría General de la Nación María Morabito habló con TN y resaltó que la mayoría de los menores son asintomáticos y que «se los traslada por no tener un lugar dentro de la institución en el que puedan quedarse».

En relación a este pico de contagios, la coordinadora explicó que «se viene dando por trabajadores», ya que son ellos los únicos que tienen contacto con el exterior.

Los casos en hogares de niños
El martes 23 de junio, hubo una explosión de casos en el hogar Apapachar, de Mataderos. De los 29 niños, de entre uno y 10 años, que alberga, 26 dieron positivo por COVID-19, al igual que 11 empleados del lugar.

Debido a la magnitud de los contagios, se decidió trasladar a los chicos que no tenían el virus. Fueron llevados a la casa de la directora de la institución, que también arrojó resultado negativo. Los chicos que dieron positivo se quedaron en el hogar, acompañados por cuidadores y con el seguimiento diario del área de epidemiología del Ministerio de Salud porteño y de personal de salud del Cesac N° 13.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
La Universidad de La Plata produjo 2.500 litros de alcohol para organizaciones sociales y sindicales

Fuentes oficiales le contaron que todos los pacientes todavía siguen cursando la enfermedad, pero que se encuentran en buen estado de salud, algunos asintomáticos y otros con síntomas leves.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, a cargo de María Migliore, le confirmaron a TN que, hasta el 4 de julio, solo en los hogares de niños de la Ciudad, había 56 casos confirmados, de los cuales 42 están activos y 14 fueron dados de alta. Los contagios se dieron en cinco instituciones: Vallecito, Apapachar, Curapaligüe, Nuestra Señora del Valle y PRONAT’S Adolescentes Mujeres.

En los otros cuatro hogares en los que se activó el protocolo, los niños infectados fueron llevados a distintos hospitales porteños. Y en las cinco instituciones, tras detectar el primer contagio, se hisopó a todos los internos y personal, informaron fuentes oficiales. Si esto no se hubiera hecho, hubiera sido casi imposible identificar algunos de los casos porque la mayoría eran asintomáticos.

Un informe del Ministerio de Desarrollo Humano detalla que en el hogar Curapaligüe, de un total de 33 chicos, dieron positivo por COVID-19 siete y 26 fueron negativos. Al momento, todos menos uno fueron dados de alta.

En relación a Nuestra Señora del Valle, de 35 niños se infectaron 15, 12 de los cuales siguen activos; en Vallecito, donde también residen 35 chicos, fueron siete los casos positivos y hay dos que todavía tienen el virus. Respecto a Pronats Mujeres, de un total de 21 adolescentes, solo una dio positivo.

Además de Apapachar, de Mataderos, Nuestra Señora del Valle, ubicado en Flores, es otro de los hogares en los que el virus golpeó más fuerte. Y no es un dato menor, ya que este último barrio figura entre los más afectados por la pandemia.

En marzo, cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) las autoridades responsables elaboraron un protocolo sanitario de actuación ante casos sospechosos de COVID-19 para las instituciones de menores. Se estableció que haya un espacio destinado para aislamiento, se reforzó el presupuesto y la entrega de elementos de limpieza.

«Los hogares cuentan con un protocolo aprobado conjuntamente con el Ministerio de Salud, y uno específico para la prevención de la circulación del virus. Asimismo, a todos se les entregan elementos de protección personal: barbijo, máscaras, alcohol etílico, alcohol en gel, jabones, y camisolines», detallaron desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat en diálogo con TN.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
El diputado Pablo Torello dio una entrevista en calzoncillos y no lo perdonaron

También contaron que, en casos particulares, también se hicieron reformas edilicias para que las instituciones pudieran adaptarse a los requerimientos. Además, con el avance de la pandemia, en los hogares de niños la definición de caso sospechoso se volvió más sensible, ya que el contacto estrecho entre los internos y el personal es inevitable. Por eso, ante un positivo, se testea a todos.

Desde la cartera de Migliore, detallaron que, hasta el momento, fueron descartados 97 casos. Lo que, con los 56 positivos, suma un total de 153 pruebas diagnósticas que se realizaron desde el comienzo de la pandemia en hogares de menores.

Todos los chicos que se encuentran internados o aislados, están acompañados por adultos a cargo. Además, Morabito le explicó a TN que cada menor institucionalizado, al estar judicializado, además del seguimiento establecido por protocolo, tiene un Defensor Nacional que se encarga del control de su caso.

Las necesidades de los hogares en pandemia
Además del relevamiento de casos positivos, la Comisión de Seguimiento del Tratamiento Institucional de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría General de la Nación también lleva un registro de los requerimientos que tienen las instituciones de su competencia, tanto directas como las que tienen convenio con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Entre los datos obtenidos, informaron que las dos necesidades más urgentes están relacionadas con «asegurar insumos de higiene y limpieza» y «reforzar el personal», ya que en el caso de detectar contagios se produce el aislamiento de los contactos estrechos, que son los cuidadores.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Video: “Mi papá es comisario» y otras insólitas excusas de quienes no tienen permiso para circular

En relación a este último punto, Morabito contó que hay «falta de operadores». Y remarcó: «Tenemos un hogar que hasta la directora tomó licencia y quedó casi toda gente nueva, con niños de primera infancia».

Respecto a este tipo de escenario, la coordinadora hizo hincapié en que «los chicos sufren cuando esto ocurre» porque no conocen a las personas que vienen a cuidarlos, y que esto se agrava porque «ya están pasando por la situación de haber sido institucionalizados».

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat explicaron que frente a la emergencia sanitaria, se reforzó el presupuesto de los hogares, con dos subsidios extra que se fueron otorgados a los hogares en abril y junio, y con la entrega de los elementos de higiene y limpieza mencionados, que ahora se realiza cada 15 días.

«El reclamo de los hogares es que no alcanza, están pagando el transporte al personal para resguardar a los chicos. Además, al estar todo el día en el lugar, se consumen más alimentos», remarcó Morabito, quien contó que a trabajadores les pagan un auto para evitar que viajen en transporte público.

Finalmente, el relevamiento de esta comisión de la Defensoría General de la Nación, destaca que otro de los desafíos de los hogares durante la pandemia es que los chicos deben tomar sus clases en la institución y, según explicó Morabito, hay lugares en los que «falta la conectividad o computadoras» para poder cumplir con la escolarización a distancia. NR

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: RE-2019-73344925-APN-DNDA#MJ


contador de visitas gratis