Buenos Aires, 18/09/2018, edición Nº 2134
Conecte con nosotros

Destacada

Verdulerías “al paso”: crece el negocio y la cantidad de puestos en la Ciudad

Publicado

el

Venden sin habilitación pocos productos a bajo precio. En la Ciudad dicen que decomisan la mercadería pero que los puesteros vuelven a los mismos lugares.

2009_11_28_05251

(CABA) Ofrecen manzanas, bananas, naranjas y mandarinas a un precio inferior al que se puede conseguir en los supermercados y verdulerías, pero en la vía pública y sin ningún tipo de habilitación. Se ven cada vez más en las esquinas y el fenómeno se da especialmente en barrios del norte de la Ciudad, como Recoleta, Palermo y Belgrano.

Los puestos son todos iguales: dos caballetes, una madera como apoyo, una balanza digital y solo tres o cuatro tipo de verduras a la venta. Los precios son iguales en cualquiera de las esquinas y como tienen a la venta muy poca mercadería, siempre es de excelente calidad. Se trata de una modalidad de venta de verduras y frutas que, como todo el comercio que se realiza en las calles, termina afectando al espacio público y a quienes pagan impuestos y alquileres.

El fenómeno no es nuevo, se suma a la increible cantidad de puestos callejeros de otros rubros que pueblan las zonas más transitadas de la ciudad.

En la zona de calle Arenales –en donde se concentra una gran cantidad de locales de diseño y mobiliario– el hombre colgó sendos carteles: manzanas y bananas a $ 10 el kilo, naranjas a $ 7 y mandarinas a $ 6 el kilo. “Las que son de estación, siempre están más baratas, como sucede en cualquier verdulería. Yo elegí esta esquina porque acá no tengo competencia y creo que no perjudico a ningún otro comerciante. Estoy rodeado por locales de muebles y el súper más cercano está del otro lado de Avenida Santa Fe”, contó Aldo, vecino de la Villa 31 de Retiro, en donde vive desde hace 15 años. Aldo hace referencia al Disco que está en Talcahuano 1055. Allí las frutas que se consiguen en la calle se pagan entre $ 3 y $ 6 más caras. “Esta es una zona de muchas familias y gente mayor. Muchos me conocen y me compran todas las semanas”, cuenta. Según explicó, su proveedor es un mayorista de verduras que compra en el Mercado Central. “Es verdad que no soy el único pero no se trata de una mafia. A mí me corren la Policía y el Gobierno porteño. Pero cuando se van, vuelvo, porque tengo que trabajar para darle de comer a mi familia”, contó el hombre.

En la Ciudad, la Dirección de Higiene y Seguridad Alimentaria de la Agencia Gubernamental de Control está a cargo de realizar el decomiso de este tipo de mercancía que los funcionarios reconocen como “peligrosa para el consumo humano”, porque en su manipulación no se respetan premisas básicas de higiene. En lo que va del año se decomisaron 9.680 kilos de alimentos. Se realizan alrededor de 35 inspecciones por mes. De todos modos, los puesteros son recurrentes y a pesar de las multas y decomisos al día siguiente vuelven al lugar”, explicaron funcionarios del área.

También se los encuentra en esquinas más “visibles” como Dorrego y Cabildo, Figueroa Alcorta y Salguero, Lacroze y Cabildo, Santa Fe y Godoy Cruz, Cabildo y Gorostiaga y en las inmediaciones del shopping Alto Palermo, entre muchos otros sitios.

“Alrededor de las 10 llega una camioneta blanca cargada de cajas y puestos. El chico que vende acá siempre llega más temprano, no viene en la camioneta. Y se va a las siete de la tarde. La mayoría de los días vende todo, la gente hace cola para comprar porque tiene frutas de buena calidad ” contó Esther, encargada en un local de muebles de diseño de Arenales al 1300. En estos días Aldo vende arándanos envasados en cajas plásticas a $ 13 cada una, o dos por $ 25.

En Dorrego y Cabildo, separados por menos de diez metros, conviven un puesto ilegal con un local: “No hay competencia, porque la diferencia de precios no es tan importante, y porque es muy raro que los clientes cambien el local por el puesto. Excepto cuando tienen algo que nosotros no, nos pasa con los arándanos que nosotros jamas vendemos y los puesteros sí”, detalló la encargada del negocio.

Si bien en los relevamientos de la Cámara Argentina de Comercio no incluyen específicamente a este tipo de puestos, el rubro alimentos y bebidas agrupa el 12,4% de la venta ilegal que en mayo registró un alza del 25,52% con respecto a abril.

Comentarios

Ingresa tu comentario

Anuncio




Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X