Buenos Aires, 25/10/2020, edición Nº 2902
Conecte con nosotros

Información General

La Justicia porteña habilitó el uso del Taser

La policía Metropolitana aún no habría concretado la compra.

Publicado

el

(CABA) Un fallo del Tribunal Su­perior de Justicia auto­rizó al gobierno porte­ño a comprar pistolas paralizantes Taser para la Policía Metropolitana. Tras un proceso judicial que comenzó a fines de 2009, la máxima autoridad judicial porteña habilitó al gobierno para equipar a la policía local con estas armas. Las Taser son una suerte de picana eléctrica e infligen una descarga de 50 mil voltios durante cinco segundos a través del dispa­ro de arpones unidos al arma con filamentos electroconductores. Un comité especializado de Nacio­nes Unidas las considera “un ins­trumento de tortura” porque cau­sa un intenso dolor pero no deja huellas. Por esto mismo es muy efi­ciente para disimular abusos poli­ciales en los que la persona ha sido víctima de apremios.

Dos fallos judiciales, de prime­ra y segunda instancia, habían fre­nado la compra de las Taser. Am­bos se fundaban en que el uso de esas pistolas viola tratados inter­nacionales: tanto la Convención Contrala Tortura de Naciones Unidas –uno de los más impor­tantes tratados internacionales de derechos humanos– como la Con­vención Interamericana para Pre­venir y Sancionar la Tortura, de la OEA, desaconsejan el uso de las Taser y las califican como elemen­tos de tortura que además podrían provocar la muerte. El amparo ha­bía sido presentado por el enton­ces dirigente de H.I.J.O.S. y actual subsecretario de Promoción de los Derechos Humanos de la Nación, Carlos Pisoni. El fallo del Tribunal Superior de Justicia afirma que Pisonicarece de derecho para cuestionar la licitación destinada a la compra de las mencionadas armas” y señala que sus planteos “resultaban conjeturales e hipoté­ticos”, ya que la compra aún no se había materializado.

Unas 40 policías usan las Ta­ser en países como Estados Uni­dos, Gran Bretaña, Australia, Bra­sil y Suiza. El representante en la Argentina de la empresa, Maxi­miliano Bucello, explicó que se re­comienda su uso para evitar suici­dios, en tomas de rehenes o casos de violencia de género. Según Bu­cello, existen medidas de preven­ción para evitar abusos y muertes. Las pistolas tienen un sistema que memoriza el número de disparos y el tiempo de la descarga eléctri­ca. Cada disparo implica cinco se­gundos de electroshock. Las Taser X26 compradas por el gobierno porteño poseen una cámara que se activa cada vez que la pistola es disparada.

En Gran Bretaña, organizacio­nes de derechos humanos afir­man que la policía utiliza la pisto­la eléctrica especialmente contra las minorías y los pobres, y el Mi­nisterio del Interior tiene una in­vestigación en curso. En su infor­me anual, Amnistía Internacional concluyó que, entre 2001 y 2013, hubo 540 muertes por la poli­cía de Estados Unidos con pisto­las paralizantes. En tanto, en 2012 la American Heart Association de Estados Unidos proporcionó la primera evidencia científica de que las pistolas Taser pueden cau­sar paro cardíaco y muerte.

El 16 de marzo pasado, en Connecticut, Estados Unidos, un hombre de 41 años desarmado murió tras recibir una descarga de Taser. Según informó el periódi­co local Hartford Courant, 15 de las últimas 18 muertes en manos de la policía estuvieron relaciona­das con el uso de las pistolas de electroshock. Además, el 77 por ciento de los muertos son latinos y negros. Después ese crimen, la Asamblea General de Connecti­cut estableció un protocolo que limita el uso de las Taser. Hasta entonces, no había ninguno. El periódico cuenta que algunos po­licías dispararon hasta 35 descar­gas sobre un solo individuo.

En Connecticut, sin embargo, ningún policía pudo ser imputa­do por las muertes que provoca­ron las Taser, a pesar de que estas pistolas cuentan con una cámara. ¿Cómo es posible? La memoria de la cámara graba durante 90 minu­tos. Cuando se cumple el tiempo el sistema borra los últimos 30 mi­nutos para volver a grabar. Y así sucesivamente.

Un video en la página oficial de la empresa Taser Internacional ex­plica cómo funcionan estas pisto­las. Muestra a un fornido hombre blanco armado con una Taser que se enfrentaría a un fornido hom­bre negro armado de un cuchillo. Cuando el negro da un paso hacia el blanco, el otro le dispara la Ta­ser al pecho y se produce el efecto deseado: el atacante se retuerce y cae al piso paralizado. El fabrican­te de la pistola Taser X26 asegu­ra que, correctamente utilizada, el arma no es letal.

Sin embargo, en el Manual de Usuario de la web oficial de Taser se reconoce que las armas pueden provocar daño grave e incluso la muerte. El capítulo 2 menciona posibles “lesiones se­cundarias” producidas por la caí­da tras el disparo. “Cortes, gol­pes, desgarros de músculos o tendones, fracturas, entre otras”. Y en el capítulo 4 se advierte al usuario que evite “disparar de­liberadamente” a “áreas sensi­bles del cuerpo, como cabeza, garganta, área del pecho/cora­zón o áreas con lesiones preexis­tentes conocidas sin justificación legal”. Más allá de la adverten­cia, el propio manual, dos pági­nas más adelante, recomienda distintas “áreas de descarga con­tinua para lograr máximo efec­to”. ¿Cuáles son? La carótida y el triángulo pélvico, aunque tam­bién advierte que “estas áreas son sensibles a lesiones mecáni­cas, como el aplastamiento de la tráquea o los testículos”.

Bucello dijo a que la Metropolitana aún no se ha con­tactado para completar la compra de las Taser. Cuando se le insistió sobre los casos de muerte denun­ciados en otros países, el espe­cialista cortó la comunicación. En tanto, voceros de la Metropolita­na no respondieron si incorpora­rán o no las pistolas eléctricas a su armamento.

Taser-x26

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: RE-2019-73344925-APN-DNDA#MJ


contador de visitas gratis