Buenos Aires, 18/08/2017, edición Nº 2077

Vecinos denuncian al gobierno por levantar adoquines en Belgrano

Advierten por pérdida de patrimonio cultural. (CABA) Vecinos del barrio de Belgrano junto a la ONG Basta de Demoler y el consejo consultivo de la comuna 13, presentaron una denuncia contra el gobierno de la Ciudad por el levantamiento del adoquinado sobre la calle juramento, protegido por un amparo judicial que le asignó valor de “patrimonio cultural”. María José Lubertino se hizo presente en la calle Juramento, entre 3 de...

Advierten por pérdida de patrimonio cultural.

adoquin 3

(CABA) Vecinos del barrio de Belgrano junto a la ONG Basta de Demoler y el consejo consultivo de la comuna 13, presentaron una denuncia contra el gobierno de la Ciudad por el levantamiento del adoquinado sobre la calle juramento, protegido por un amparo judicial que le asignó valor de “patrimonio cultural”.

María José Lubertino se hizo presente en la calle Juramento, entre 3 de febrero y O´Hoggins, donde se llevaba adelante el levantamiento de los adoquines y su reemplazo por cemento, y acompañó a los vecinos que intentaron obstruir el avance de la maquina cimentadora y radicaron posteriormente la denuncia en la comisaría 33.

Lubertino relató que ante el reclamo por la ilegalidad del hecho, personal de la empresa constructora que realizaba la obra “mostraron una fotocopia sin firma original de la supuesta autorización para estar allí”, y agregó que “tampoco había en el lugar el cartel amarillo habitual de obra del gobierno, lo que demuestran que sabían que lo que estaban haciendo era ilegal y debían esconderlo”.

El adoquín está protegido desde que el Juez Pablo Mántaras le ordenó al ejecutivo porteño que se abstenga de avanzar el levantamiento del adoquinado sobre el perímetro de la calle Juramento desde Cabildo hasta el bajo, dado su “valor cultural”.

Sancionada en 2013, la Ley 4806 declara a los adoquines parte del patrimonio cultural de Buenos Aires y establece que el adoquinado no debe levantarse a efectos de “mantener la continuidad en el paisaje urbano”.

Lubertino afirmó que “hay barrios donde las calles deben mantener la estética del adoquín porque hace al paisaje urbano y la identidad del barrio”. Y agregó que “si bien su mantención es cara, perdura más que el asfalto y son mucho más útiles por su sistema de pearmeabilidad y evita las inundaciones en la Ciudad”.

Comentarios

Ingresa tu comentario