Buenos Aires, 25/11/2020, edición Nº 2933
Conecte con nosotros

Salud

Nueve consejos para cuidar tu salud mental en situaciones de estrés

El Coronavirus (COVID-19) ha cambiado el mundo. Es normal que te preocupes o estreses por todo esto, pero es importante que cuides de ti y prestes atención a tu salud mental.

Publicado

el

El Coronavirus (COVID-19) ha cambiado el mundo. Es normal que te preocupes o estreses por todo esto, pero es importante que cuides de ti y prestes atención a tu salud mental.

Aquí tienes algunos consejos para cuidarte, aprender a navegar estos tiempos inciertos en casa, y conocer cómo poder resolver problemas y desafíos -grandes o pequeños- ahora que estás pasando más tiempo en casa y con tu familia.

CONSEJO 1: HAZ COSAS QUE SON BUENAS PARA TU CUERPO Y MENTE
Tu cuerpo y tu mente están conectados: Aquí van algunas cosas que puedes hacer para mantenerlos saludables:

¡Mantente en actividad! La actividad física es buena para tu cuerpo y puede ayudarte a sentirte mentalmente mejor. Si puedes salir, trata de caminar, correr, andar en bicicleta, o hacer otro deporte. Si debes quedarte en tu casa, puedes bailar, hacer estiramientos, o cualquier otro movimiento que puedas hacer. Encuentra lo que funcione para ti.
¡Come bien! Si puedes, trata de elegir alimentos saludables.
¡Duerme! Trata de dormir lo suficiente cada noche. Esto te ayudara a crecer, estar sano y mantener claridad en tus pensamientos.
¡Haz cosas que te hacen feliz y hazlas seguido! Canta, escucha música, lee, juega, conversa con amigos, haz crecer plantas, cocina, haz deportes, dibuja… ¡las posibilidades son infinitas! Incluso puedes probar algo nuevo.

 

La cervecería Quilmes prepara una Feria de Empleo para cubrir 200 puestos

CONSEJO 2: Mantén el contacto con tus seres queridos
Siempre que puedas, busca la manera de mantener el contacto con amigos y familia. Usa las redes sociales, el correo electrónico, las llamadas, ¡o escribe cartas! Sé creativa/o. Si no puedes conectarte con ellos, recuerda momentos que pasaron juntos.

CONSEJO 3: RECONOCE TUS EMOCIONES
Entender cómo te sientes es importante. No ignores tus sentimientos. A veces, escribir sobre tus sentimientos puede ayudarte a describirlos. Puede sonar fácil o simple, pero intenta esto “En estos momentos, me siento …”

CONSEJO 4: SÉ AMABLE CONTIGO MISMO
Está bien sentir lo que sientes. Presionarte para estar siempre “feliz”, “ser positiva/o” o “ser productiva/o” puede hacerte sentir peor. Si sientes emociones difíciles, trata de decirte lo siguiente:

“Me siento con preocupación o temor, pero eso no significa que estoy manejando las cosas mal”.

“Son tiempos difíciles y es normal sentirse molesto”.

“Me siento (agrega cómo te sientes) y está bien”.

“Estos son tiempos difíciles, y es normal sentirse molesta/o”.

Puedes pensar en algo que te digas a ti mismo y que funcione para ti.

Alerta por el gran aumento de casos de grooming en pandemia

CONSEJO 5: ESCUCHA A TU CUERPO
Nuestro cuerpo experimenta y reacciona a cómo nos sentimos. ¿Tienes dolores de cabeza? ¿Sientes tensión en los hombros, el pecho o el estómago? Trata de cerrar los ojos y escuchar tu respiración. Pon atención a las sensaciones en cada parte de tu cuerpo, comenzando por la cabeza y hasta los dedos de los pies. Nota si sientes cualquier tipo de tensión, dolor o presión en tu cuerpo. Reconocer dónde sientes tensión puede ayudarte a liberarla.

CONSEJO 6: TRATA DE RESPIRAR PARA CALMARTE
Respirar lentamente es una de las formas más fáciles de calmar tu cuerpo cuando nos sentimos asustados, preocupados o molestos. Cierra los ojos y piensa en un lugar que te traiga paz. Imagínate a ti mismo en ese lugar, y relájate.

Respira lentamente y concéntrate en eso
Inhala mientras cuentas lentamente hasta tres, y exhala mientras cuentas lentamente hasta tres
Practica esto por algunos minutos
¿Te sientes mejor?

Más de 800 marcas participarán del CyberMonday 2020

CONSEJO 7: EVITA FORMAS POCO SALUDABLES DE SOBRELLEVAR EL ESTRÉS
Es importante encontrar formas saludables de autocuidado al enfrentarse con emociones difíciles.

Quizás no sea fácil, pero se trata de encontrar un balance.

Busca realizar actividades saludables y evita enojarte fácilmente, comer menos o más de lo habitual, o comidas poco saludables, no dormir suficiente o dormir demasiado, cortar contacto con tu familia y amigos, y/o usar sustancias nocivas como drogas, alcohol y tabaco.

CONSEJO 8: HABLA CON ALGUIEN EN QUIEN CONFÍES
Manejar el estrés, la preocupación o la tristeza uno mismo, no siempre es fácil.

Ponte en contacto con una amiga, tus padres, un profesor/a, o algún adulto de tu confianza para hablar sobre cómo te sientes, ellos podrían ayudarte. El simple hecho de entrar en contacto con alguien puede ayudarte a sentirte mejor.

Si las cosas son tan abrumadoras que piensas en hacerte daño, busca ayuda de una persona profesional.

A veces nos sentimos muy molestas/os o sin esperanzas y tenemos ideas sobre hacernos daños a nosotros mismos, o pensamos en no vale la pena seguir viviendo, o deseamos irnos a dormir y no despertar jamás.

Estos pensamientos no son raros y no deberías sentirte avergonzado si los estas sintiendo. Recuerda: si te sientes así, es muy importante que hables con alguien de confianza o con un profesional que pueda ayudarte a mantenerte a salvo. Esto puede incluir pedirle a esta persona que te ayude a recibir apoyo de algún servicio cercano (salud, social, comunitario).

CONSEJO 9: FÍJATE EN LAS COSAS BUENAS
Aunque no todos los días son buenos, se puede encontrar algo bueno en cada día. Cada noche, antes de dormirte, piensa en algo por lo que estés agradecida/o, aunque sea algo pequeño.

Fuente: https://www.voicesofyouth.org/es/guia-salud-mental-adolescentes

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: RE-2019-73344925-APN-DNDA#MJ


contador de visitas gratis