Buenos Aires, 19/01/2018, edición Nº 1892
Conecte con nosotros

Política

Ibarra, más provocador que nunca, se lanza como candidato por la ciudad

Publicado

el

Anibal Ibarra será candidato a Jefe de Gobierno por el Frente para la Victoria, para suceder a Mauricio Macri.

Anibal-Ibarra

(CABA) El legislador Aníbal Ibarra anunció que participará de las primarias del kirchnerismo para suceder a Mauricio Macri. Criticó al gobernador Daniel Scioli, habló de su relación con La Cámpora y sobre las consecuencias de la tragedia de Cromañón.

-¿Cómo fue la decisión de participar dentro de las primarias del kirchnerismo?
Nosotros tenemos un interbloque en la Legislatura con Nuevo Encuentro, Seamos Libres y el Frente para la Victoria. Son necesarias unas PASO con muchos candidatos para interpelar a sectores que no han apoyado al FpV a nivel nacional, de otra visión política.

-¿Hubo resistencias a su figura dentro del kirchnerismo?
No y no tendría por qué haberlas. Cada uno tiene su propio perfil. El otro criterio es tratar de convocar a los propios, eso es un voto muy homogéneo pero con un techo muy bajo; ahí se consiguen aplausos más fáciles, pero hay que mirar a todos los sectores. Yo no quiero estar en política sólo para dar testimonio, quiero ganar y estamos en condiciones de hacerlo.

-El kirchnerismo perdió las últimas elecciones en la Ciudad y tiene una dificultad para llegar a los porteños, ¿cómo debería interpelar a esos sectores?
Yo nunca tuve una mirada hacia adentro, todas mis experiencias políticas fueron frentistas. Buenos aires es plural, es mucha gente que está por fuera de los espacios políticos. Podemos mirar lo nacional pero cuando discutamos la ciudad quiero hablar de políticas específicas, ahí uno puede llegar a más sectores. Quiero romper los techos que se han tenido en las últimas elecciones, hay que terminar en la Ciudad con la antinomia k o anti k.

-¿Cómo es su relación con las agrupaciones juveniles kirchneristas, como La Cámpora?
Tengo buena relación pero yo no me encasillo. No tengo una relación exclusiva con La Cámpora. En política no hay que ser cerrado.

-¿Cuáles considera que son las áreas más urgentes para realizar cambios en la Ciudad?
Hay que dejar de endeudarse, si uno deja hipotecada a la Ciudad no hay sistema que aguante. Un Estado que se involucre con la vivienda, la construcción en los barrios que sea necesario; créditos en los que intervenga el Estado. Que la gestión pública en educación sea un orgullo. El metrobus me parece bárbaro, pero no que se abandone el subte, se necesita inversión para extender las redes subterráneas. Una ciudad que sea segura, tiene que haber programas de los jóvenes vulnerables en los barrios y villas. En lugar de atender el tránsito, ponen parquímetros en toda la ciudad; hay que olvidarse un poco de los negocios.

-¿Qué política del macrismo debería ser continuada?
Los viaductos, aunque se pueden hacer más barato y que puedan pasar las ambulancias, porque algunos los hicieron bajitos. El metrobus, por ser transporte público. Las bicisendas. Hubo alguna continuación que está bien, nosotros compramos la Usina del arte, hicimos el proyecto y ahora se terminó.

-¿Qué postura tomó ante el debate interno en el kirchnerismo por la presencia de Scioli en el stand de Clarín?
Clarín perdió, si es que alguna vez la tuvo, algún resto mínimo de objetividad en la pelea con el Gobierno. Incluso cuando dice la verdad es poco creíble. Yo no hubiera ido, pero no me preocupa que vaya Scioli. Hay que desdramatizar.

-¿Considera que Scioli puede ser un continuador de las políticas del Gobierno nacional?
Yo prefiero a otros. Pero si se presenta y tiene el aval del FpV habrá que respetar al que gane. No es el que a mí me gusta. Acompañaría a los otros precandidatos pero si participa y gana pasa como en la Ciudad, si yo gano me van a apoyar

-La presencia en el gabinete de la Provincia de Jorge Telerman, a quien usted acusa de haber pactado con el PRO para su destitución, ¿es lo que lo aleja de Scioli?
Que Scioli sepa que por una cuestión de conveniencia personal, (Telerman) puede hacer las cosas que hizo. Es válido que uno desee gobernar la Ciudad pero no coordinando con la oposición para que echen al jefe de Gobierno y tratar de entrar. Poco le sirvió, después no llegó ni al balotaje. Me preocupa poco Telerman.

-Al cumplirse diez años de la tragedia, usted decidió romper el silencio sobre el incendio. ¿Tiene que ver con la necesidad de dar respuestas a la sociedad en medio de la campaña?
En su momento no polemicé sabiendo que se decían muchas mentiras porque tenía la sensación de que estaba politizando una tragedia y había tanto dolor que pensaba que no tenía que hacerlo. Se manipuló políticamente y se utilizó una tragedia para quedarse con un Gobierno. Me pareció bueno exponer mi punto de vista a diez años porque tenemos más capacidad de reflexión, no tiene que ver con la perspectiva de las elecciones. Decir que asociar la corrupción de Cromañón con el Gobierno de la Ciudad ameritaba salir a decir algo. Los funcionarios de la ciudad eran los únicos que no estaban condenados por corrupción.

-Sin embargo, hubo tres funcionarios de la Ciudad condenados por incumplir sus funciones: la ex subsecretaria de Control Comunal, Fabiana Gabriela Fiszbin, el ex director general de Fiscalización y Control, Gustavo Juan Torres, y la ex directora general adjunta de Fiscalización y Control, Ana María Fernández.
Eso forma parte del debate sobre si se pudieron haber hecho mejor algunas cosas. Cromañón pasó a pesar de las cosas que nosotros hicimos: de haber echado a los que coimeaban y haber intervenido el área. Eran funcionarios honestos y ninguno fue acusado de corrupción. Hay un subcomisario de Federal que tiene la segunda condena más alta después de Chaban y nadie le dijo nada al jefe de Policía o al subsecretario del Interior. Donde hubo corrupción nos quedamos ahí y donde no la hubo, saltamos a Ibarra directamente; eso fue la maniobra política para quedarse con el gobierno.

-Pero igualmente es grave que un funcionario no haya cumplido con sus responsabilidades.
Buscaron ir contra el gobierno de la Ciudad. Si no, hubieran arrancado por el funcionario que coimeó (el efectivo de la Policía). Ahora mismo Macri tiene tres procesados por recibir coimas para una habilitación donde hubo muertos (el boliche Beara). ¿Alguien lo mencionó a Macri? Hay una distinta vara. Ahora se cobraron coimas y no se dice nada. No se puede manejar las tragedias por conveniencia política.

anibal_ibarra_2015.jpg_1328648940-620x330

Fuente: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable:
Juan Braña
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis