Buenos Aires, 21/01/2018, edición Nº 1894
Conecte con nosotros

Motores

El impuestazo paralizó la venta de autos importados

Publicado

el

El impuesto de entre 30% y 50% a los autos de lujo paralizó casi totalmente su venta en las concesionarias.

audi-tt-rs

(CABA) “Sucedió lo que suponíamos, no vendimos nada, ni un auto ni una moto“, explicó Arturo Scalise, concesionario y presidente de la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (Cidoa), la situación que están viviendo los importadores de autos y motos 0 km.

Todo está en cero, no se vende ni a los precios de diciembre“, explicó, enojado. “No importa si los tenemos para entrega inmediata, nadie entra ni se vende nada”, agregó .

El año pasado, sin embargo, el mercado de autos de alta gama vendió 100.000 unidades, por los que se pagaron entre $ 320.000 y $ 1,8 millón.

Pero desde que se aprobó la suba de 30% y 50% en el impuesto interno que incrementó el precio de los autos de más de $ 170.000, los salones de ventas quedaron vacíos. Así se cumplieron las premoniciones de los empresarios del sector de que por los precios iban a quedar afuera del mercado. “La gente está espantada y, aunque se agrande la brecha entre el dólar oficial y el blue, que en un momento fue incentivo para comprar importados la diferencia es de 70% nadie quiere entrar ni siquiera a preguntar“, reconoció otro importador. “Si la idea era recaudar no sé que estarán pensando porque deben estar recaudando teniendo en cuenta que no vendemos nada“, agregó otro importador quien recordó que esto también pasó “en el mercado inmobiliario, que destrozaron“. Este empresario se preguntó además “qué vamos a hacer con los autos que ya teníamos pedidos“.

A la hora de analizar los precios se observa un fuerte crecimiento, con unidades que superan ampliamente el millón de pesos, según la lista que publica la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara). Tal es el caso de la SUV Porsche Cayenne Turbo S (550 cv) que cuesta $ 3.490.000.

El tema de los pedidos tiene que ver con que, según explicaron desde Cidoa, entre pedido y entregas de modelos hay un lapso de cuatro meses, y la decisión de modificar el impuesto agarró a muchos concesionarios con unidades navegando que fueron imposibles de cancelar.

El problema que se presenta es que no se están autorizando las importaciones y la terminal de Zárate explota de unidades. Sin embargo, el mercado está tan paralizado que eso no preocupa en Cidoa. “Ahora es lo mismo si liberan o no las unidades, si están en Zárate o en el salón es igual porque no se vende nada“, dijo resignado Scalise.

Quienes no están muy contentos con lo que sucede en Zárate son los concesionarios de las marcas generalistas que quemaron sus stocks en diciembre y hoy sienten la falta de unidades para entregar.

Muchos, nos quedamos sin stock y enero está teniendo un buen ritmo de ventas, lo que genera problemas de entrega en algunos modelos que, o están todos vendidos, o están en Zárate y no los liberan“, afirmaron en una concesionaria generalista.

Enero es un mes complejo para analizar el mercado de 0 km porque se acumulan patentamientos de operaciones de diciembre. Sin embargo, y a pesar de que faltan autos, algunos concesionarios pronostican una plaza de 115.000 unidades, superando a enero de 2013.

Fuente consultada: El Cronista

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable:
Juan Braña
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis