Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

La fiestita de Boudou y Zaffaroni en el barrio porteño de Flores

El vicepresidente de la Nación, investigado ante la Justicia por el caso de la compra de la Ex Ciccone, y el ministro de la Corte Suprema de Justicia, soplaron las velitas en el cumple número 72 del prestigioso magistrado, en su casa del barrio porteño de Flores. (Ciudad de Buenos Aires)  El juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni festejó su cumpleaños rodeado de amigos, pero esta vez, un invitado atrajo todas...

El vicepresidente de la Nación, investigado ante la Justicia por el caso de la compra de la Ex Ciccone, y el ministro de la Corte Suprema de Justicia, soplaron las velitas en el cumple número 72 del prestigioso magistrado, en su casa del barrio porteño de Flores.

Cumpleanos-Zaffaroni_parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires)  El juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni festejó su cumpleaños rodeado de amigos, pero esta vez, un invitado atrajo todas las miradas: el vicepresidente Amado Boudou.

Así fue consgnido por el diario La Nación, que apeló como fuente a “amigos del juez”.

Pero, además, ayer circuló en la Web una imagen donde se los ve juntos, divertidos y en pleno festejo. En la foto, que subió a la red social Facebook otra de las invitadas -la productora del periodista Víctor Hugo Morales, Fabiana Segovia-, están los tres, muy sonrientes, en la casa del juez en la calle Boyacá.

La fiesta fue en el jardín, decorado con lucecitas blancas, el fin de semana pasado. Boudou y Zaffaroni, que cumplió 73 años, lucen sus atuendos clásicos de tiempo libre: el vicepresidente, campera de cuero negra; el juez, guayabera blanca.

No es la primera vez que Boudou visita el caserón de Flores. Son amigos desde hace años y Zaffaroni reivindicó públicamente esa amistad.

Este juez es el ministro de la Corte que mejor relación tiene con la Casa Rosada y el único que votó a favor del Gobierno en el caso Clarín , donde pidió revocar la medida cautelar que le impide al Poder Ejecutivo obligar a Clarín a desinvertir. Es, además, el único del máximo tribunal al que el kirchnerismo no criticó.

“Yo soy amigo de Boudou y listo, ¿qué problema hay?”, dijo Zaffaroni hace un año y medio, después de que trascendió que el vicepresidente había estado en su casa. “A mi casa viene todo el mundo. Yo hablo con todo el mundo y, bueno, me gusta hablar con el ministro de Economía. También hablo con gente de la oposición, hablo con todos”, explicó entonces Zaffaroni.

Además, contó que le gustaba enterarse de lo que pasaba en materia política. “Me gustan los chismes de la política, las internas de los partidos. Les pregunto a los socialistas, les pregunto a los radicales, y me gusta hablar con el ministro de Economía. Le pregunto qué pasa con la economía, con la inflación, qué va a hacer, etcétera. Creo que cualquier ciudadano que tuviera la posibilidad de hablar con su ministro de Economía, lo haría”, dijo Zaffaroni.

Después estalló el caso Ciccone y comenzó la investigación contra Boudou por presunto enriquecimiento ilícito. “Me limito a recomendarle té de tilo y flores de Bach hasta que todo baje”, relató sobre el asunto Zaffaroni. El juez comparó entonces las denuncias contra el vicepresidente con otra en su contra, la que reveló que en varios departamentos de su propiedad se ejercía la prostitución.

Entonces, fue Boudou el que defendió a Zaffaroni. “Lo conozco personalmente. Tiene la simpleza de los genios”, dijo. El vicepresidente sostuvo además que las acusaciones contra Zaffaroni sólo buscaban desacreditarlo por ser “el símbolo de la renovación de la Corte que llevó adelante Néstor Kirchner”..

Comentarios

Ingresa tu comentario