Flores: avanza la causa por el incendio de un taller clandestino

Se realizará una audiencia oral y pública en la causa impulsada contra el dueño del taller en el que murieron dos chicos por un incendio, en abril de 2015

(CABA) Ante los jueces de la Sala II de la Cámara Criminal Federal se realizará hoy una audiencia oral y pública en la causa impulsada contra el dueño del taller textil clandestino del barrio de Flores en el que murieron dos chicos por un incendio, a fines de abril de 2015.

El imputado apeló el procesamiento por el delito de trata de personas con fines de explotación laboral agravada, que había resuelto el mes pasado el Juzgado en lo Criminal y Correccional N° 6, tras investigar los hechos.

La decisión del juez de primera instancia Rodolfo Canicoba Corral recayó sobre el empresario Lee Sup Yong, de origen coreano, quien regenteaba el taller textil de la calle Páez 2796, donde hace casi un año fallecieron Rodrigo y Rolando Mur Menchaca, de 10 y 5 años.

“Mañana [por hoy] el imputado apelará. Pero si la cámara confirma el procesamiento, la resolución quedará firme y estaremos más cerca del juicio oral”, indicó Gabriela Carpineti, abogada de los padres de las víctimas.

En la mañana del 27 de abril de 2015, Rodrigo y Rolando no lograron sobrevivir al fuego que se propagó por la vivienda de la calle Páez. Pese a que el mayor de los niños pidió ayuda a sus familiares y vecinos, que desesperados buscaban socorrerlos, el humo tóxico los mató en el subsuelo de la propiedad. Excepto la escalera interna para descender hasta allí, el resto de los accesos estaba tapiado.

El fallo de Canicoba Corral determinó que las personas que trabajaban en ese inmueble lo hacían durante más de 12 horas diarias sin gozar del apropiado descanso, en condiciones precarias de higiene, ventilación e iluminación y sin medidas de seguridad. También, que la vivienda tenía las ventanas tapiadas y en los ambientes se percibían olores fétidos provenientes del domicilio contiguo.

La familia Mur Menchaca no sólo trabajaba en esas condiciones, sino que vivía en el oscuro sótano. NT