Buenos Aires, 23/10/2018, edición Nº 2169
Conecte con nosotros

Información General

Un grupo de jóvenes porteños busca cuidar y preservar los buzones de correo de CABA

Rondan los 35 años pero armaron una organización que cuida y pide que se mantengan en pie los íconos de color rojo del viejo sistema de correo.

Publicado

el

(CABA) Fue en el año 1858 que en la Ciudad de Buenos Aires se instalaron los primeros 6 buzones de correo. Con color y forma derivados de sus pares ingleses, los buzones rojos se convirtieron en una pieza clave del sistema de comunicación de aquella época.

Hoy, casi 160 años más tarde, en CABA solamente quedan 175 de buzones cuando llegó a haber más de 1400. Los que se mantiene en pie, a su vez, están despintados y sin cuidado. Si bien los trabajadores del correo los siguen revisando, lo cierto es que su utilidad es muy efímera.

Por eso, un grupo de jóvenes de alrededor de 35 años decidieron que mantener en pie semejantes íconos históricos era su tarea.  “Los buzones son mojones o hitos en medio de Buenos Aires. La mayoría están ahí desde hace casi un siglo o incluso más, es decir, antes que casi todos nosotros. Son referencias en la gente mayor de cartas a familiares que vivían lejos, amores, punto de encuentro”, describe Matías Profeta, creador de Rescatando Buzones, una asociación que se interesa desde 2014 por preservarlos del olvido, la desidia y la pérdida de identidad porteña.

El trabajo lo hacen “a pulmón”, sin recursos ni subsidios. Buscan lograr sortear el “vacío legal” y poder lograr una normativa que proteja a los buzones. “Buscamos aportar soluciones y no quedarnos en la denuncia o en la queja por su desprotección, sino en acciones positivas, por eso somos bien recibidos en los barrios. La mayoría de los vecinos se entusiasma con la iniciativa porque hay muchos que tenían ganas y no se animaban”, explica Matías.

Los vecinos colaboran, como ocurrió en Caballito, en donde fueron ayudados a restaurar un viejo buzón del barrio. También la organización recorrió la Ciudad en auto para “geolocalizar” buzones y ponerlos en un mapa digital.

Actualmente, las acciones de estos vecinos y asociaciones encuentra un refuerzo extra. Desde Correo Argentino confirmaron que el organismo y el gobierno porteño trabajan en equipo para poner en valor un conjunto de ejemplares, sobre todo, aquellos ubicados en zonas de preservación histórica, como Avenida de Mayo o parte de la Avenida Callao. En una segunda etapa, se prevé continuar con este proceso y ampliar el área de cobertura.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE
Existen 3400 palos borrachos en CABA

Es que más allá de la función postal que cubrieron en otra época, estas reliquias rojas aportan -aseguran los promotores del proyecto- un sentido de identidad y pertenencia irremplazables en puntos emblemáticos de la ciudad.

Fuente consultada: La Nación

SN

Comentarios

Ingresa tu comentario

Anuncio




Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X