Buenos Aires, 17/02/2020, edición Nº 2651
Conecte con nosotros

Información General

Una conocida empresa sale a competirle a Gloria el estrellato de sus «cuadernos»

La marca Rivadavia no quiere quedarse atrás después de este histórico caso.

Publicado

el

(CABA-PBA) El combo audiovisual va directo al corazón, de la nostalgia al llanto. El video muestra cuadernos de primaria con las hojas escritas. Pero no son las del chofer Oscar Centeno: no revelan ninguna megacausa de corrupción K. La caligrafía es pueril, con esa inconfundible cursiva a medio dominar, tan típica de los chicos. Y los dibujos, las primeras cuentas, los mapas. De fondo, el Himno Nacional Argentino. Así es la campaña “Mi cuaderno”, que esta semana lanzó la emblemática marca Rivadavia: una reivindicación que, aclararon en diálogo con el diario Clarín, “invita a recordar el valor de los cuadernos”.

Todo se enmarca en una novedosa competencia entre las principales marcas del rubro. Porque, no cabe duda, en las últimas semanas la archimencionada palabra “Gloria” estuvo en boca de todos, gracias a la elección particular de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, cuando decidió plasmar, en lo que hoy constituye una suerte de improvisado diario de la era kirchnerista, los movimientos de corrupción que veía.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE
Larreta, en la final del Mundial de Tango: “El Tango nos hace conocer en todo el mundo”

De hecho, como parte de este protagonismo que -sin buscarlo- obtuvo Gloria, el diario Clarín publicó una completa entrevista con el licenciado Eduardo Berger, nieto de Kurt Berger, el alemán que en 1982 comenzó a dedicarse a la importación de materiales para imprentas e industrias gráficas, y que fundó Grafex Sociedad Anónima, donde se originó la marca Gloria. A propósito de las coimas reveladas en los manuscritos de Centeno, Berger, acaso buscando despegarse, comentó: «Es irrelevante, pudo haber sido cualquier otro cuaderno, o un papelucho». A decir verdad, entre los cuadernos de Centeno también había un Rivadavia ABC, los que utilizan los chicos en el primer ciclo de la escuela primaria.

Pero no hay que ser muy astuto para percibir la preocupación de la competencia ante semejante estrellato. En Rivadavia obviamente le dan un giro al asunto, pero aprovechan el momento.

María Di Napoli, jefa de Producto de la compañía fue clara: «Notamos que en las últimas semanas las personas estaban vinculando los cuadernos a hechos de connotación negativa».

¿Sienten que quedaron desplazados de los medios? Di Napoli lo niega: «En este caso puntual, simplemente tomamos la responsabilidad de reivindicar a los cuadernos como objeto, frente a la connotación negativa que venían obteniendo de las últimas semanas».

Resaltó que «Mi cuaderno» no es una campaña de marca, y enfatizó el compromiso de la empresa con el ámbito de la educación: «Acompañamos a los argentinos hace muchos años y llevamos adelante campañas para impulsar la buena convivencia en las aulas y acompañar a los alumnos del país desde hace más de 100 años».

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE
Paro en las líneas de colectivos 141 y 36 por tiempo indeterminado

Por lo pronto, invitan a la gente a sumarse en las redes a través de los hashtags #Micuaderno y #Rivadavia, así como en las cuentas de Instagram y Facebook @UniversoRivadavia y Universo.Rivadavia, respectivamente.

Acaso esta pequeña guerra de cuadernos quede bajo el paraguas de un viejo eslogan publicitario. Decía que en materia de hojas y cuadernos “se puede borrar y volver a escribir”.

Fuente consultada: Clarín

SN

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X