Buenos Aires, 02/06/2020, edición Nº 2757
Conecte con nosotros

Destacado 2

Maximiliano Sahonero: «Yo no me gané el cargo por ser villero»

Publicado

el

Maximiliano Sahonero, presidente de la juventud del Pro de la Ciudad, habló sobre la relación de los más jóvenes con la política y la inutilidad de dividir la política en izquierda y derecha dentro del panorama político actual.

a37a6ad0db128f762add4623dd2032f6

(CABA) Hijo de inmigrantes bolivianos, Maximiliano Sahonero nació y vivió hasta hace unos meses en la Villa 20 de Lugano. Allí supo lo que es la necesidad pero también aprendió que es posible recuperar la dignidad ayudándo a los más humildes.

El trabajo realizado, durante años, en la villa de la mano de la entonces ministra de Desarrollo Social -hoy vicejefa de Gobierno- María Eugenia Vidal, lo llevó a la presidencia de la juventud del Pro de la Ciudad, cargo desde donde quiere hacer fuerte a esta rama del macrismo que viene creciendo año tras año.

Con su agrupación «La 24«, Sahonero, es hoy uno de los principales referentes del trabajo en la zona sur de la Ciudad uno de los bastiones del Pro a las hora de las urnas.

«Yo no me gané el cargo por ser villero, sino porque trabaje mucho por el partido», explicó Sahonero y destacó que «de a poco, con humildad y con trabajo creo que podemos hacer un cambio contracultural de la juventud, que nos dejen de ver como los pibes «chetos» de Mauricio y nos empiecen a ver como una juventud seria con ganas de transformar y de discutir política».

La Juventud Pro se encuentra organizada a nivel nacional, su presidente es el mendocino Gustavo Senetiner, y tiene presencia en todos los distritos donde el macrismo funciona, aunque todavía, en muchos lugares no deja de ser un puñado de jóvenes con buenas intenciones.

Sin embargo, en la Capital y en la provincia de Buenos Aires ya ha dado sus frutos políticos promoviendo dirigentes tanto a cargos ejecutivos como legislativos. La diputada nacional bonaerense Soledad Martínez y la legisladora porteña, Victoria Roldán Méndez, entre otros son buenos ejemplos.

Pero la llegada de Sahonero a la presidencia de la juventud porteña del Pro es toda una señal del camino que Macri quiere para los jóvenes del partido, el camino de una militancia más de base y menos de reunión entre cuatro paredes.

-Hasta hace unos años desde dentro mismo del partido veían como muy acartonados a los jóvenes.

-Hacían cosas pero no eran muy reconocidos dentro del espacio. Por eso Vidal nos pide que resaltemos un poco más y así nos ponemos a trabajar con mi agrupación, La 24, junto a Victoria Roldán Méndez que comandaba la juventud Pro en ese momento. Siempre trabajando con la consigna Macri 2015, pero a su vez empezamos a bajar la banderas de las agrupaciones para levantar las de la Juventud Pro porque había muchos grupos y no una consigna común.

-¿Comenzaron a organizarse de una manera más orgánica?

-Claro, primero empezamos a trabajar fuerte la comunicación interna y afianzar el grupo, porque lo principal es que no haya internas. En el 2012 se preparó fuerte la campaña y en el 2013 salimos a la calle con todo. Timbreos, volanteadas, presencia en los subtes, charlas de formación y se entendió que todas las agrupaciones debíamos formar una mesa de construcción seria donde el valor agregado es pelear por un proyecto colectivo que es Macri 2015. El nos va a necesitar unidos para que la gestión en la Capital sea el espejo para la militancia de los pibes de todo el país. Y así comenzamos a trabajar con Gustavo Senetiner de la juventud nacional y con los chicos del Pro bonaerense que dirige María de los Angeles Sotolano.

-¿Mostrar que no son los pibes «chetos» de Macri es el primer peso que tuvieron que sacarse de encima?

-Es un estigma que se tiene hasta dentro del Pro. Creo que la apuesta que se hizo por mi es para mostrar que realmente hay trabajo y que no solamente son todos rubios y de ojos verdes como nos gastan los pibes de otros partidos. Acá hay gente que milita, que tiene ideas, en la gestión hay cualquier cantidad de jóvenes talentosos que son sub 30. Es algo que caracteriza al Pro, hay mucha gente capaz dentro de todas las áreas de trabajo.

-Cuándo se habla de la militancia jóven en el país siempre se la identifica con el peronismo o con la izquierda, ¿cómo se hace para llegar a los jóvenes?

-Lo que necesitamos hoy es primero dejar de hablar de que somos jóvenes y empezar a tratar temas reales. Al pibe no le podes hablar de idealismo y de conceptos viejos sino preguntarle qué le pasa y escuchar los problemas que tiene como la droga, el alcohol, la falta de trabajo. Al pibe joven le llegás hablándole de cosas normales, sino es un microclima muy cerrado. La mejor forma de pensar en cualquier mensaje es que éste sea claro.

-¿Sacarle la ideología?

-Yo creo que toda la gente tiene una ideología instalada, no es que Mauricio le baja una ideología al pibe. Yo tengo una ideología, vos tenés otra, todos tenemos una ideología construida en la vida. Formada en cómo te enseñaron tus viejos, dónde estudiaste, con quién te juntaste. Después nos unen los conceptos más que la ideología. El nuestro es que queremos ver que la gente esté mejor, eso nos une mucho más.

-¿Pero siempre se identifica al Pro con la derecha?

-Acá no es: sos de derecha o sos de izquierda, porque es muy discutible eso en el país en el que estamos hoy. A Macri le dicen que es de derecha y es un tipo muy pragmático que le da casa a los pobres y una escritura. Te lo cuento de la propia experiencia. Hoy en la villas hay inclusión en serio, se abren calles, se entregan escrituras. Porque con el peronismo está todo bien, yo tuve formación peronista, pero Macri entregó escrituras en mi barrio y algo que nos dio fue dignidad, creó ciudadanía y eso la gente no se lo olvida.

-¿Macri puede ser presidente?

-Trabajamos para eso. Creo que el valor agregado de Macri a diferencia de los demás candidatos es que tiene un equipo atrás que es muy bueno. Gente como Horacio (Rodríguez Larreta), María Eugenia (Vidal), Gabriela (Michetti), (Rogelio) Frigerio, (Federico) Sturzenegger, toda gente formada y capacitada que entiende de un montón de temas y la necesitas para construir una idea de país. Llegar al poder para decir «burradas» no va. Y Macri lo esta demostrando con estos años de gestión en la Ciudad que está a la vista, no estamos hablando de un relato imaginario, hablamos con el pragmatismo de lo hecho en la Ciudad.

Fuente consultada: La Prensa

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis