Buenos Aires, 12/11/2019, edición Nº 2554
Conecte con nosotros

Política

Los intendentes del PRO arrancaron la campaña con afiches sin amarillo ni referencias a Macri y Vidal

Invitan a los vecinos a cortar boleta para, así, tratar de zafar del efecto arrastre del Presidente.

Publicado

el

(PBA) En las calles de Morón se ven pintadas de «Ramiro 2019«. Así, a secas, sin apellido. Tampoco aparece el nombre de la fuerza a la que pertenece ese candidato a intendente ni tampoco los nombres de los candidatos a presidente y a gobernador de su espacio. La pintada sólo agrega tres datos más: «lista 135«, un dibujito de una tijera y la palabra «corte».

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Convertirán un prostíbulo de Mar del Plata en un “Centro de la Memoria y lucha contra la Trata”

Ramiro es Ramiro Tagliaferro, el actual intendente de Morón que busca su reelección por un nuevo mandato. Es además el ex marido y padre de los tres hijos de la gobernadora María Eugenia Vidal e integra Juntos por el Cambio, la fuerza que lleva de candidato a presidente a Mauricio Macri.

Ninguno de esos datos aparece en las pintadas en las que se invita abiertamente a los vecinos a cortar boleta para, así, tratar de zafar del efecto arrastre del Presidente. Dicen que la jugada tiene el OK de Vidal.

En las primarias de agosto, Tagliaferro cosechó 38,31% de los votos y el candidato del Frente de Todos, su antecesor sabbatellista Lucas Ghi, 46,57%.

La estrategia electoral de Tagliaferro asoma transparente: apela al corte de boleta para evitar que Macri y Vidal lo puedan «hundir» en la votación. Aunque la gobernadora sacó en las PASO 3.394 votos más que su ex en Morón.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Cirujanos del Hospital Italiano crearon la primera mascara impresa en 3D para reconstrucción facial

Una buena forma de palpar cómo se deshilacha la lealtad en política de los jefes comunales es dando en estos días una vuelta, incluso rápida y superficial, cualquiera de los otros distritos del conurbano que administran intendentes macristas: el denominador común es que sus campañas están absolutamente municipalizadas y que en los afiches solo aparecen sus nombres.

En sus afiches tampoco aparecen los nombres e imágenes de Macri y Vidal. Tampoco dicen «Juntos por el Cambio». Y en algunos casos, como por ejemplo, en Quilmes, Tres de Febrero y Morón, ya directamente no quedan ni vestigios del color amarillo que en sus mejores épocas supo distinguir a los candidatos del PRO. Además en municipios administrados por el PRO circulan videos en los que se instruye a la gente cómo debe cortar boleta.

En esos tres distritos, más Lanús y Pilar, el vendaval de votos del Frente de Todos dejó mal parados a los intendentes para las generales de octubre.

En Lanús el intendente Néstor Grindetti sacó el 36,34% y el peronismo –compitieron cuatro listas en la primaria y se impuso Edgardo Depetri– sumó en conjunto casi el 51%.

Grindetti –se inició laboralmente en el grupo SOCMA de la familia Macri y fue ministro de Hacienda durante 8 años de Mauricio Macri en la Ciudad– ahora busca reelegir despegándose del Presidente.

En Quilmes, el intendente Martiniano Molina -busca su reelección por Juntos por el Cambio- sumó 32,95%, un punto más que Vidal en el distrito. El Frente de Todos, donde compitieron 6 listas en la primaria, cosechó en total 54,52%.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
San Telmo: El histórico bar Plaza Dorrego, al borde del cierre

En estos días, Quilmes está empapelada con carteles que solo dicen «Martiniano intendente de Quilmes». Nada informan sobre su pertenencia política.

En Tres de Febrero, el intendente Diego Valenzuela sacó el 36,66% y sus rivales del Frente de Todos -hubo 5 listas y se impuso la que llevaba a Juan Debandi de candidato- sumaron 48,73%.

En Tres de Febrero los carteles de Valenzuela que se ven en las calles son azules y naranjas o solo tienen el nombre del intendente.

En Pilar el intendente Nicolás Ducoté sacó el 36,66% y el Frente de Todos -también fue a la primaria dividido en 5 listas y ganó Federico Achával- se quedó con el 48,73% de los votos.

En medio de este festival del despegue, Macri y Vidal dieron una prueba de amor político cuando inauguraron juntos el Metrobús de Florencio Varela. Allí no hay intendente macrista que deba esconderse: gobierna el PJ hace décadas y el candidato de Juntos por el Cambio, el marcospeñista Pablo Alanis, quedó a más de 20 puntos de sus rivales K. NR

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: 5345330


contador de visitas gratis

X