Buenos Aires, 27/10/2020, edición Nº 2904
Conecte con nosotros

Información General

Gran despliegue de botes en la Remada por el Riachuelo

Profesionales y amateurs, con distintos tipos de embarcaciones, buscan generar conciencia sobre la contaminación de la cuenca.

Publicado

el

(PBA) Se presentó la décima edición, de la «Remada x el Riachuelo», a esta altura un clásico en el calendario recreativo de la Ciudad. Como todos los años, el encuentro estuvo organizado por la Fundación X La Boca y por la Federación Metropolitana de Remo, con el objetivo de generar conciencia sobre la situación del a cuenca. El recorrido unió el Dique 4 de Puerto Madero con Vuelta de Rocha.

La Banda de Prefectura recibe a los participantes y hay grupos de boy scouts colaborando con la organización. Pasadas las 9, la mayoría de las embarcaciones ya están acomodadas junto al muelle del Dique 4 de Puerto Madero y los más ansiosos empiezan a calentar los músculos. Se trata de una convocatoria abierta a remeros experimentados y a los más nuevitos, y acepta todo tipo de “naves”.

Más allá de los tradicionales bote de remo, kayaks, sup, vaá, falúa y canoas, el que da la sorpresa es Daniel Scarinci, un vecino de San Fernando que se animó a completar la travesía en un bote ecológico, armado íntegramente con botellas de plástico recicladas. Minutos antes de las 10, los remeros ya están acomodados a la altura del Puente de la Mujer, el punto de largada. La orden llega por altavoz después de una cuenta regresiva y parten a recorrer los nueve kilómetros que los separan del destino.

Los remeros encaran por el interior de los diques hasta Cuatro Bocas. Desde las lanchas los acompañantes arengan y aprovechan para descubrir “la parte de atrás” de la Ciudad. Los megaedificios de departamentos y oficinas, las macetas en los balcones, los vecinos que aprovechan la mañana soleada para salir a caminar, correr, pedalear o rollear.

Al girar en la Dársena Sur aparece el casino flotante y enormes pesqueros amarrados a un lado y al otro. Hay bandadas de biguás que sobrevuelan, elegantísimas garzas y para compensar algunos bagres que se asoman a la superficie.

Hay una parada simbólica a la altura del Transbordador Nicolás Avellaneda (el clásico puente de La Boca), antes de tomar el Riachuelo aguas arriba hasta Avellaneda. El agua se vuelve más oscura pero casi no se ve basura flotando. A la izquierda está la Isla Maciel, y en la caravana se “cuela” alguno de los botes de sus habitantes.

Al llegar a Avellaneda, una parada técnica que tal vez sea la que más interés despierta entre los participantes. Porque en el Club Regatas local espera la tradicional choripaneada, y medallas y remeras y premios y un show musical.

El regreso es por Vuelta de Rocha y a lo lejos se detectan los colores emblemáticos de La Boca, Caminito, las barracas Peña, Merlo, Espada. La cuenca Baja del Riachuelo también cuenta la historia de Buenos Aires.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario

Más leídas

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: RE-2019-73344925-APN-DNDA#MJ


contador de visitas gratis