Carlos Dell´Aquila: “hay que ayudar al empoderado en problemas”

El especialista en coaching brinda sugerencias para superar las principales dificultades que pueden surgir con el empoderamiento.

Escribe Carlos Dell´Aquila, Director Área Personal – Coaching Argentina

(CABA) En mi columna anterior, les daba algunas sugerencias de cómo empoderar, y les anticipaba un caso concreto con mis personajes: Bartolomé Boomer (que es de la Generación denominada Baby Boomers, mayores de 50 años) le había solicitado a Yaco (perteneciente a la Generación denominada Millenians, veintipico), que empezara él (Yaco) a preparar y presentara en la reunión de Dirección el reporte de Estadísticas de Ventas mensual.

Ahora veamos los principales problemas que Yaco y Bartolomé tienen que superar para llegar a realizar dicha presentación. Supongamos que en resumen lo que tiene que hacer es:

a) preparar una estadística de precios del producto A en excel,

b) chequearlo con el área Comercial y

c) informar los resultados a la Dirección

• Problema 1: Yaco no tiene dominio de Excel por lo que le está costando hacer la planilla.
Recomendación: busque alguien que sí sepa y que le explique a Yaco. Usted puede, obviamente, si sabe, explicarle (la duda que Yaco tiene, y no toda la planilla, ni el decálogo-del-Excel-según-yo-el-súper-experto: ¡no se tiente! Sólo explique lo que le pide él como ayuda). Evite: (¡¡No haga!!): “dejá Yaco, lo hago yo y luego te lo envío”.

• Problema 2: el Área Comercial no le valida la información. Pasó una semana y no le contestan.
Recomendación: ayúdelo a gestionar la respuesta, hable usted con la gerencia del área y mueva políticamente lo necesario para que Yaco obtenga la respuesta. Evite: “dejá Yaco, yo ya me reuní con el Gerente y me dijo que esta ok, seguir adelante”.

• Problema 3: La Dirección no atiende a Yaco para que pueda presentarle los resultados.
Recomendación: como esa reunión siempre la tenía usted, las primeras veces vayan juntos. O sea: gestione la reunión pero que Yaco haga la presentación, usted está ahí de acompañante. Evite: “dejá Yaco, pásame a mí los resultados que yo veo al Director mañana en un almuerzo y le cuento”.

Observe que en general la recomendación es la misma: ayude a la persona a la empoderó para que ella sea la actora de la tarea y evite reemplazarla.

Esto (reemplazarla) le traería seguramente un alivio momentáneo, porque usted se sentiría más seguro (“como yo, nadie mejor”) pero, nuevamente le resta a usted el tiempo que ya tendría planificado para otras tareas y frustra a un colaborador en su proceso de crecimiento.

Recuerde que las personas en general no abandonan empresas, y si jefes…

Carlos Dell´Aquila
carlosd@coachingargentina.com.ar

NR