Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

Ya no hay grupos electrógenos en stock

Por la gran demanda.

991260

(CABA) Ante los reiterados cortes de luz que ya llevan una semana, muchos comerciantes buscan soluciones inmediatas y la respuesta que encontraron para este problema tiene nombre y apellido: generador eléctrico. Tanta es la demanda de grupos electrógenos que en las ferreterías industriales y en las grandes cadenas ya empiezan a agotarse. Y como consecuencia, cada vez es más difícil caminar por las veredas porteñas.

Sobre la avenida San Martín, a la altura de Juan B Justo –donde se juntan Paternal y Caballito–, el ruido de los motores de los generadores que instalaron los comerciantes es ensordecedor. Y la postal se repite en muchos avenidas comerciales.

El asunto se entiende con claridad en las góndolas del pasillo 14 de la cadena Easy de Barracas, donde no queda ni un solo equipo disponible. Donde había generadores ahora hay lavarropas para cubrir el espacio. “Se agotaron hace una semana. El problema es que la reposición tardará un mes, más o menos”, contaron desde la gerencia de la sucursal.

Además el encargado agregó que en todas las sucursales de esta cadena hay faltante de grupos electrógenos. De hecho, llega gente de todas partes de Capital y el Conurbano para preguntar por los equipos. “Vinieron de Canning y hasta de Ezeiza queriendo comprar, porque en su zona ya no quedan, pero lamentablemente acá también le tenemos que decir que no”.

El problema también llegó a los hipermercados Sodimac, desde donde el call center de ventas confirmaron que el stock es nulo: “Disculpe señor, pero ya no nos quedan. Tendría que ir personalmente a las sucursales para ver si hay o no, pero desde donde estoy no se lo puedo confirmar”, dijo la voz femenina detrás del teléfono.

En varias ferreterías industriales algunos modelos también se agotaron, y hay otros que están próximos a desaparecer de las góndolas. “Modelos comerciales no tenemos más. Quedan algunos para casas particulares”, contaron en la ferretería de Montes de Oca y Caseros, donde la gente reserva con anticipación los generadores, antes de que lleguen al comercio. “Nosotros les decimos que en unas horas llegan, entonces dejan una seña y los vienen a buscar después. La mayoría de los clientes dice que desde hace años sufren los cortes y que ya no quieren perder más días de trabajo”.

Los locales que todavía tienen stock están vendiendo entre 20 y 30 por día. “Por ahora estamos bien, pero no sabemos qué va a pasar si esta demanda sigue. Parece que nadie quiere resignarse a no tener energía eléctrica”, contó Mario Caraccio de la ferretería “SalBom” en México y Piedras. En el comercio de al lado, en Piedras 640, el encargado contó que el número de ventas que manejan es muy similar: “Hay un movimiento constante de gente que viene y pregunta. Es normal que por esta fecha del año se dispare la demanda de grupos electrógenos, pero las ventas en los últimos años se incrementaron por la crisis energética”.

Los grupos electrógenos hogareños –que sirven sólo para la heladera y un ventilador– arrancan en 3.300 pesos. Uno para un comercio chico se consigue desde 7.000 pesos, a lo que hay sumarle el gasto de nafta (para los modelos básicos, varía entre 1 y 3 litros por hora). La mayoría de los compradores son pequeños y medianos comerciantes que no quieren perder días de trabajo.

Los generadores eléctricos les permiten a muchos contar con las facilidades imprescindibles de este siglo que, claro está, con los cortes ya no están disponibles para todos.

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario