Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

Retoman sus cargos las docentes separadas por la muerte de un niño de Flores

El Ministerio de educación porteño las había separado por no advertir las heridas de un niño de 5 años que finalmente murió por los golpes de su padrastro.

(CABA) Las docentes de un jardín del barrio porteño de Flores que habían sido separadas de su cargo por no haber advertido las heridas de un alumno de 5 años que perdió la vida por violencia doméstica podrán volver a sus puestos tras una medida cautelar que dejó sin efecto la decisión del Ministerio de Educación de la Ciudad.

El fallo, que ordena la restitución a partir del primer día del ciclo lectivo 2016 y que estará vigente hasta que se resuelva la cuestión de fondo, utiliza los argumentos de las familias que reclamaban la reincorporación de las docentes Elsa Vincová y Alejandra Bellini para resguardar el derecho de los niños.

También se consignan entre los fundamentos que la opinión mayoritaria de la Junta de Disciplina Docente recomendó que no se instruyera el sumario y que las docentes permanezcan en sus cargos.

El 7 de Junio pasado Agustín Marrero, un niño de cinco años que concurría al jardín 2 del Distrito 12, fue asesinado a golpes por su padrastro en el barrio porteño de Flores; hecho por el que el ministerio de Educación Porteño desafectó de sus cargos a Vincová y Bellini, imputando negligencia de ambas en el cuidado del menor.

Desde un primer momento las familias de la escuela habían solicitado que no se proceda con la medida por la falta de responsabilidad de las maestras en el caso y por el daño provocado a los niños al separarlos de quienes le estaban brindando contención tras el trágico episodio.

En una conferencia de prensa realizada en la sede de Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Vincová y Bellini agradecieron el apoyo de sus familias y de la comunidad educativa y elogiaron también la solidaridad de sus compañeros docentes y el apoyo de los distintos sindicatos. DD

Fuente: La Razón

Comentarios

Ingresa tu comentario