Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Vuelven a insistir con retirar el monumento a Julio A. Roca en Diagonal Sur

La legisladora María Rachid, presentó un proyecto para que Julio A. Roca pase a llamarse “Avenida de los Pueblos Originarios”. La legisladora María Rachid presentó un proyecto que establece que se retire el monumento dedicado al ex presidente Roca entre las calles Adolfo Alsina y Perú y se traslade a un lugar a designar por el Ejecutivo Porteño en conjunto con la Comisión de Cultura de la Legislatura. Esto será,...

La legisladora María Rachid, presentó un proyecto para que Julio A. Roca pase a llamarse “Avenida de los Pueblos Originarios”.

La legisladora María Rachid presentó un proyecto que establece que se retire el monumento dedicado al ex presidente Roca entre las calles Adolfo Alsina y Perú y se traslade a un lugar a designar por el Ejecutivo Porteño en conjunto con la Comisión de Cultura de la Legislatura. Esto será, siempre y cuando, no sea en la vía pública y conste en él una crónica pormenorizada del genocidio cometido mediante las “campañas del desierto” ordenadas por Roca contra los pueblos originarios, la reducción a la esclavitud de los/as sobrevivientes y las violentas represiones obreras llevadas a cabo en su último gobierno. Por otro lado, la Plazoleta denominada Ricardo Tanturi, donde está ubicada la estatua, se denominará “Homenaje a la Mujer Originaria” y deberá contar con una nueva escultura que rinda homenaje al nombre que llevará.

Al respecto la diputada porteña, María Rachid, dijo: “Como la historia la escriben los que ganan, ya es tiempo de darle voz a quienes fueron acallados violentamente y dar a conocer la verdadera historia. El presente proyecto de ley pretende contribuir a que las futuras generaciones conozcan la verdadera historia y a la reparación simbólica debida durante siglos a los pueblos originarios de estas tierras que fueron víctimas de un genocidio invisibilizado, como también a los obreros y sus familias, cruelmente reprimidos y expatriados”. Y concluyó que “Por eso, constituye un insulto que se dedique el monumento más grande de la Ciudad de Buenos Aires a quien comandó dicho genocidio y represión obrera, y es necesaria una reparación histórica”.

Comentarios

Ingresa tu comentario