Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Vuelven a aumentar los celulares

Se viene un nuevo aumento para tu teléfono celular. Enterate de qué se trata. (Ciudad de Buenos Aires) Los usuarios de telefonía móvil deberán respirar hondo cuando reciban la próxima factura de su celular y hurgar más profundo en sus bolsillos para hacerle frente. Es que, en un contexto en el que todos los precios suben, Claro, Personal y Movistar, las líderes del mercado, comenzaron a poner en marcha una...

Se viene un nuevo aumento para tu teléfono celular. Enterate de qué se trata.

(Ciudad de Buenos Aires) Los usuarios de telefonía móvil deberán respirar hondo cuando reciban la próxima factura de su celular y hurgar más profundo en sus bolsillos para hacerle frente. Es que, en un contexto en el que todos los precios suben, Claro, Personal y Movistar, las líderes del mercado, comenzaron a poner en marcha una serie de aumentos que repercutirán sobre sus clientes en el último trimestre del año y principios de 2013.

Claro, la líder del sector, con una participación de mercado mayor al 36%, tiene previsto despedir el año con una suba en sus tarifas. Aplicará nuevos precios a partir del 28 de diciembre, según informó ayer mediante un pequeño aviso en el diario Clarín. Si bien despliega una lista de valores, no recuerda las cifras vigentes hoy, por lo que no es posible calcular el porcentaje de aumento. LA NACION pidió precisiones con respecto al monto, pero al cierre de esta edición no había obtenido respuesta. De todos modos, diversas fuentes del mercado dijeron que el incremento que aplicará esta compañía sería de 16 por ciento.

Movistar, la nave insignia de la española Telefónica en el negocio, aplicará ajustes de entre un 9 por ciento y un 12 por ciento, tanto sobre los planes prepagos (habitualmente se denominan “con tarjeta”) y pospagos (con abono).

En la empresa explicaron que “en función de los distintos ciclos de facturación, este aumento incidirá en las facturas cuyo vencimiento sea en diciembre o enero de 2013”.

Con casi un 30,1% del mercado -unos 16,7 millones de usuarios de acuerdo con números privados actualizados a junio-, la empresa asegura que “algunos planes y servicios no serán alcanzados” por el ajuste. Y tampoco sufrirán modificaciones los importes de recarga para los clientes prepagos.

Es el tercer aumento del año para la compañía. El primero, de hasta un 12%, había sido en febrero, y el segundo, de 7,8%, en agosto, para diversos planes.

Personal, con 18,7 millones de clientes, aglutina un 33,7% del mercado. Desde el 9 de este mes, la compañía de Telecom aplicó un ajuste promedio del 9% para los clientes con abono.

Al igual que sus competidoras, define con precisión de relojero qué números tocar y cuáles no. Por ejemplo, en el último ajuste no entraron los clientes prepagos, que explican un 68% de su base y seguirán con los viejos precios hasta nuevo aviso.

Algo similar ocurre con el denominado Plan Black, para teléfonos BlackBerry: el abono trepó un 15%, de $ 199 a $ 229, pero mantiene el mismo precio del minuto.

Personal había subido sus tarifas un 9,8% en noviembre de 2011.

Nextel, en tanto, no aumentará los precios en lo que resta del año, según informó la compañía. Ya había aplicado un alza de un 14% en julio pasado. La estadounidense es también la única firma grande que no tiene cobertura nacional y ni presta servicios 3G porque no cuenta con una porción del espectro. Si bien participó en una compulsa por un 25% de ese espacio, en septiembre el Gobierno anunció que ese activo quedaría para la estatal Arsat.

La telefonía celular es la crema del negocio de las telefónicas. Si bien están bajo la mirada del Gobierno, al igual que todo segmento que presta servicios masivos, sus tarifas no están formalmente reguladas, como ocurre con la telefonía fija. Eso, sumado a prestaciones cada vez más amplias y sofisticadas, hace que esa porción de la actividad les otorgue una parte sustancial de su rentabilidad.

En un contexto de ajustes permanentes en salarios y costos, las telefónicas no ocultan su nerviosismo a la hora aplicar aumentos. No sólo ante la prensa, sino frente a sus propios clientes. Es por eso que desarrollaron una enorme gimnasia para otorgar nuevos servicios que les permitan cobrar un poco más por el abono.

Hace una semana, por caso, Movistar se comunicó con Andrés B., un usuario histórico de la empresa. Le informó que recibiría nuevos beneficios. Luego de varias consultas, el usuario logró determinar que, en la práctica, debía pagar un 7,5% más desde diciembre en caso de no optar por un plan nuevo. Y Laura M., también cliente, deberá pagar un 12% más a partir de diciembre porque la compañía ya no comercializa su austero plan.

Comentarios

Ingresa tu comentario