Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Vuelve el Te Deum a la Catedral Metropolitana después de ocho años

Cristina Kirchner acudirá al templo porteño a escuchar la homilía del 25 de mayo en la primera ceremonia que presidirá Mario Poli como Arzobispo. (CABA) Cansado de las críticas que recibía en cada ceremonia presidida por Jorge Bergoglio, Néstor Kirchner resolvió en 2006 que ese sería su último Te Deum en la Catedral Metropolitana. Desde entonces, primero su gestión y luego la de su mujer Cristina Kirchner tomaron como política...

Cristina Kirchner acudirá al templo porteño a escuchar la homilía del 25 de mayo en la primera ceremonia que presidirá Mario Poli como Arzobispo.

poli

(CABA) Cansado de las críticas que recibía en cada ceremonia presidida por Jorge Bergoglio, Néstor Kirchner resolvió en 2006 que ese sería su último Te Deum en la Catedral Metropolitana. Desde entonces, primero su gestión y luego la de su mujer Cristina Kirchner tomaron como política oficial trasladar a otras iglesias del país la tradicional ceremonia por el aniversario de la Revolución de Mayo. Este año, sin embargo, la decisión se revertirá. Como un nuevo gesto de la renovada relación que existe entre el Gobierno y la Iglesia desde la asunción del papa Francisco, la Presidente asistirá a la ceremonia que se realizará en el templo porteño el próximo 25 de mayo.

Será la primera vez que la homilía sea encabezada por Mario Aurelio Poli desde que fuera arzobispo de Buenos Aires por el propio Francisco. El mismo monseñor reconoció en distintas conversaciones que su perfil es mucho menos político que el de su antecesor. Por eso, el contenido de su discurso es aún una incógnita.

Recordados son los duros mensajes que desde el púlpito Bergoglio dirigía en cada ocasión. En 2006, por caso, el oficialismo se molestó por una frase en particular: “Felices si nos oponemos al odio y al permanente enfrentamiento, porque no queremos el caos y el desorden que nos deja rehenes de los imperios“.

Según consigna el diario Tiempo Argentino, la decisión de asistir al Te Deum porteño fue tomada por la propia Cristina Kirchner el año pasado y le fue comunicada a Poli el 18 de abril, poco después de que fuera elegido por Bergoglio para sucederlo en el arzobispado.

Quizá porque fue apenas 6 días después de la asunción de Bergoglio como Papa, el año pasado el gobierno nacional mantuvo la tradición de realizar el Te Deum en otras localidades del país. En aquella época, Poli en persona elevó una invitación para contar con la presencia de la Presidente: “Va a ser un 25 para rezar por la patria, para que nos vaya bien. Es más que probable y así lo deseo, ¡que vuelva! El Tedeum siempre ha sido en la Catedral“.

Pocos días atrás, el arzobispo de Buenos Aires partió rumbo al Vaticano para participar el sábado del consistorio en el que será oficializado como nuevo cardenal de la Iglesia católica. Hasta el momento, se desconoce cuál será su fecha de regreso al país.

Comentarios

Ingresa tu comentario