Buenos Aires, 23/08/2017, edición Nº 2082

Volvió a aumentar en abril la venta ilegal en la Ciudad

Según un relevamiento realizado por CAME y FECOBA, la venta ilegal en la vía pública continuó creciendo a un marcado ritmo durante abril. Con 208 puestos más que en marzo, la facturación tuvo un crecimiento mensual de 3,6%. Se detectaron en total 6.031 puestos ilegales en la Ciudad, con una facturación mensual de $220,2 millones y un ritmo de ventas promedio diario de $8,8 millones. El crecimiento de la informalidad sigue...

Según un relevamiento realizado por CAME y FECOBA, la venta ilegal en la vía pública continuó creciendo a un marcado ritmo durante abril.

Con 208 puestos más que en marzo, la facturación tuvo un crecimiento mensual de 3,6%. Se detectaron en total 6.031 puestos ilegales en la Ciudad, con una facturación mensual de $220,2 millones y un ritmo de ventas promedio diario de $8,8 millones.

El crecimiento de la informalidad sigue siendo un factor de preocupación, sobre todo en un contexto de desaceleramiento de la demanda minorista, donde comienza a observarse caída en la venta que realiza el negocio institucionalizado que paga sus impuestos pero al mismo tiempo incrementos en la venta ilegal.

En abril se relevaron 3.270 puestos de ventas informales ubicados en Saladitas y 2.761 manteros vendiendo mercadería en la vía pública.En total, hubo 208 puestos más que en marzo.

Pero el dato más llamativo de abril, es el nuevo crecimiento en la cantidad de Saladitas: se abrieron 5 predios nuevos en el barrio de Floresta y ya hay operando una cifra inédita de 66 Saladitas en todo Buenos Aires.

Los datos surgen del relevamiento mensual realizado por CAME entre el 11 y 20 de abril con 17 coordinadores diseminados en las principales avenidas de la Ciudad.

Según el relevamiento:

    • La cantidad de paseos de compras ilegales aumentaron un 220% en 9 meses: desde los 30 que había en julio 2011 se pasó a 66 en abril 2012.
    • En las calles, hubo 120 manteros más que en marzo mientras que en las Saladitas se detectaron 88 puestos más.
    • La facturación de los manteros alcanzó los $49,9 millones en el mes, en tanto el conjunto de puestos en Saladitas facturaron $170,3 millones.

 

Los niveles de venta ilegal crecieron en abril impulsados por un incremento en la cantidad de vendedores y por un alza en las unidades vendidas. La ausencia de controles vuelve a ser llamativa en la Ciudad y pone en peligro la supervivencia del pequeño y mediano comercio de barrio, sobre todo en un momento donde la economía muestra señales de menor crecimiento.

Venta informal por rubros

El rubro Indumentaria sigue liderando la venta ilegal. En abril, se detectaron 3.145 puestos de ese rubro, 159 más que en marzo. La mayor parte de esa venta continúa concentrada en mercadería relacionada con marcas falsificadas. De esos puestos, 663 fueron manteros alojados en las veredas y 2.482 vendedores localizados en Saladitas. La venta ilegal de Indumentaria en la Ciudad facturó $167,6 millones durante el mes, explicando 76,1% de las ventas informales totales (1,8 puntos porcentuales más que en marzo) y concentrando el 75,9% de los puestos de venta. El aumento en la participación del rubro Indumentaria se produjo principalmente por la apertura de nuevas Saladitas, que es donde se está centralizando la venta de esos productos.

El segundo rubro con mayores ventas en abril, fue Zapatería, con 340 puestos (102 menos que en marzo) y una facturación mensual de $15,9 millones. Fue de los pocos rubros donde la venta ilegal se redujo en abril, aunque se trata de una caída estacional ya que en marzo se vendió mucho calzado escolar en la vía pública que desapareció en abril. Este rubro concentra el 7,2% de lo que factura la venta ilegal.

El tercer rubro de mayores ventas continúa siendo Lencería con 542 puestos (38 más que en marzo) y ventas en abril por $7,5 millones.

Las zonas de mayor informalidad
La venta informal sigue creciendo en amplitud de zonas, ya que cada vez se instala y disemina por más lugares de la Ciudad. En la venta en la vía pública (manteros), se observa que:

Con 914 manteros, la calle Avellaneda concentró en abril el 33,1% de los puestos informales sobre la vía pública de la Ciudad. Hubo 89 manteros más que en marzo.

Con 628 manteros (1 menos que en marzo), la segunda zona de mayor presencia fue Once. En abril, el 22,7% de los manteros de la Ciudad se localizaron allí.

La tercera zona de mayor cantidad de manteros fue Liniers con 196 manteros, (lo mismo que en marzo) y una participación del 7,1% de los manteros de la Ciudad.

En las Saladitas la mayor cantidad de puestos se localizó en Floresta con 1142 locales en 35 predios (5 predios más que en marzo). También hay una alta concentración en Once con 731 locales en 13 predios y Pompeya con 323 locales en 2 predios.

Comentarios

Ingresa tu comentario