Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Volkswagen dejará de producir la clásica Kombi

La ley de airbags y frenos ABS llevan a la fábrica a discontinuarlo. El modelo se produce desde 1957 en Brasil. (Ciudad de Buenos Aires)Para Ademir Cardona Paim, propietario de la Cia das Kombis, empresa de Porto Alegre, no es correcto imaginar que el modelo está superado por no atender la ley que exigirá airbags y frenos ABS a partir de 2014. “Ese es el vehículo que el país precisa”,...

La ley de airbags y frenos ABS llevan a la fábrica a discontinuarlo. El modelo se produce desde 1957 en Brasil.

NAZ_793e53c7a8c943d3bb54e1d6a4b1a798

(Ciudad de Buenos Aires)Para Ademir Cardona Paim, propietario de la Cia das Kombis, empresa de Porto Alegre, no es correcto imaginar que el modelo está superado por no atender la ley que exigirá airbags y frenos ABS a partir de 2014. “Ese es el vehículo que el país precisa”, dijo. No quiere saber nada sobre la posibilidad de probar modelos de otras marcas o la posibilidad de que la propia Volkswagen lance un sustituto del vehículo producido en el país desde 1957.

Por ahora, todos pierden en la relación costo-beneficio. Es posible comprar una Kombi nueva por R$ 46.000 o R$ 48.000. Furgones con capacidad similar son mucho más confortables, pero cuestan el doble.
Principal argumento de ventas entre las décadas del 60 y 70, el uso del vehículo de trabajo para pasear con la familia el fin de semana fue también el principal apelo de las campañas publicitarias de Kombi en la época en que el modelo más antiguo en producción en el país precisaba publicidad.

Guiar una Kombi es como viajar en el pasado para la jubilada Vanda Baptista. Cuando era niña, su padre utilizaba el mismo tipo de vehículo para trabajar y pasear. Durante la semana transportaba la madera de la empresa de parquets, en la que trabajaba. Los fines de semana, extendía la lona sobre el vehículo, hacía algunos nudos con la cuerda y estaba listo para el campamento. Durante el día, la familia disfrutaba los asados. Por la noche, la Kombi servía como dormitorio para todos.

El modelo estándar, que tiene asientos para acomodar a ocho pasajeros más el chofer, es el más vendido entre los volúmenes mensuales que giran en torno del total de 1.900 unidades por mes, o 33% del segmento de furgones en 2012. La versión concebida para transportar personas es la elegida también para los que utilizan el vehículo solo para cargar cosas. Marcos Leite, gerente de ventas de Amazon, concesionaria de Volkswagen de San Pablo, dijo que mucha gente compra la versión con asientos justamente para no mostrar que la utiliza para transporte de objetos.

|Fuente: El Cronista

Comentarios

Ingresa tu comentario