Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Vitamina D: embarazadas, obesos, adultos mayores y celíacos tienen que revisarla anualmente

Desde el Instituto de Diagnóstico e Investigaciones Metabólicas aseguran que es de vital importancia por su repercusión en los huesos.

(CABA) La vitamina D o “vitamina del sol“, que regula el paso del calcio a los huesos, debe controlarse sobre todo en embarazadas, personas de piel oscura, con enfermedades autoinmunes, con problemas de obesidad o que hayan sufrido fracturas de caderas, adultos mayores y celíacos, advirtieron desde el Instituto de Diagnóstico e Investigaciones Metabólicas (IDIM).

Si el organismo no cuenta con la cantidad necesaria de vitamina D, que también se llama ‘vitamina del sol’ porque el cuerpo la sintetiza después de la exposición a la luz solar, no puede aumentar la absorción de calcio y se produce una pérdida ósea que termina en osteoporosis, entre otras enfermedades“, dijo a Télam María Belén Zanchetta, miembro del Comité Ejecutivo del IDIM.

La vitamina D se encuentra en pescados oleosos como el atún y el salmón y las sardinas -debiendo ingerirse promedio cuatro porciones por semana- y en los lácteos fortificados.

vitamina d d

Comentarios

Ingresa tu comentario