Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Violencia, alcohol y drogas en la Plaza Flores

Los vecinos denuncian peleas entre indigentes y cartoneros, y señalan a  un grupo de vándalos que suele abusar de el alcohol y las drogas en la plaza. (CABA) Indigentes y cartoneros se enfrentaron con palos, botellas y cuchillos casi en la puerta de un colegio de una concurrida manzana del barrio de Flores, cuando los chicos salían. Incluso, a plena luz del día, uno de los involucrados en esa pelea...

Los vecinos denuncian peleas entre indigentes y cartoneros, y señalan a  un grupo de vándalos que suele abusar de el alcohol y las drogas en la plaza.

plaza_flores5

(CABA) Indigentes y cartoneros se enfrentaron con palos, botellas y cuchillos casi en la puerta de un colegio de una concurrida manzana del barrio de Flores, cuando los chicos salían. Incluso, a plena luz del día, uno de los involucrados en esa pelea apuñaló a otro de los contendientes. La escena es un registro máximo de lo que, casi a diario, sucede en el entorno de la plaza Flores, situaciones que mantienen a vecinos y comerciantes bajo amenaza.

La policía detuvo a cinco de los participantes de esa refriega. Pero sólo dos días más tarde, durante la mañana, un grupo de personas que viven en las calles de esa misma manzana protagonizaron otra pelea. Eso llevó a la Comuna 7 a cerrar durante todo el día, con candado, la reja perimetralde la plaza situada entre Rivadavia, Fray Cayetano Rodríguez, Yerbal y Artigas.

Vecinos y comerciantes de la zona dijeron que todos conocen y padecen a un grupo de vándalos, indigentes que suelen estar alcoholizados o drogados y que frecuentemente protagonizan violentas peleas en la calle y amedrentan a los transeúntes.

“Hay una banda callejera que anda siempre por acá causando disturbios. El martes uno de éstos, que todos conocemos, provocó a uno de los cartoneros que acopia en la plaza. Se empezaron a patear, unos salieron en defensa de otros y terminaron agarrándose con palos en la esquina del colegio”, explicó Elsa Egitto, dueña de un comercio de lanas sobre Yerbal. “Son provocadores, causan disturbios, toman y se pelean” agregó.

En la farmacia Sec, que queda justo frente al lugar donde ocurrió la pelea, frente a la escuela el martes pasado, ya saben cómo actuar cuando se arman estos problemas: rápidamente meten a los clientes adentro del negocio y cierran las puertas. Ya les pasó que una gresca provocada por la misma banda en la calle, terminó resolviéndose a las piñas dentro de la farmacia.

Según relataron los vecinos consultados, son seis hombres que viven en la vereda de la plaza Flores, por fuera de la reja perimetral instalada en 2012, y en la estación de tren de Flores. Señalan a un tal “el Chino” como cabecilla del clan.

“Todos los que tenemos comercios por acá los conocemos. Se emborrachan, venden y compran drogas en la vereda a cualquier hora, se pelean entre sí y arman mucho lío. Cuando empieza a caer el sol la gente ya no quiere pasar por esta calle porque se sabe que están por acá y dan miedo. La policía los saca, pero siempre vuelven. Una vez por mes se agarran a piedrazos por algo, y por eso todos tenemos las vidrieras rajadas”, describió Horacio Bosio, dueño de una tintorería sobre la calle Yerbal, señalando el escaparate dañado. “A la noche vienen otros de otras partes, y se juntan varios en la vereda a tomar alcohol y drogados. Es un desastre, y no podemos hacer nada”, agregó Bosio.

“Los vecinos no los soportamos más. El martes se agarraron con cuchillos y botellas, y en el horario en que salen los chicos del colegio, son un peligro. Siempre están por acá, piden plata; son muy agresivos y se nota que están borrachos o dados vuelta”, describió otra vecina, Celeste Bulacio.

“Es un desastre, esto es zona de nadie y está cada vez peor. Lo acompaño a mi hijo hasta la escuela todos los días, aunque tiene 15 años. Ellos andan liberados y nosotros somos rehenes”, señaló Laura Guachi, quien atraviesa la plaza todos los días.

Fuenet consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario